web analytics

El Ayuntamiento acuerda renovar el contrato de la ORA

La sesión de pleno de este 1 de julio ha servido para cerrar definitivamente el proceso de relevo de la dimisionaria alcaldesa, Clara Luquero. La socialista, María Antonia Sanz, prometió el cargo de concejala y ocupó su escaño en el hemiciclo municipal, situado entre su correligionaria, Fuencisla Yagüe y el popular Marcos Costa.

De los siete dictámenes sometidos a aprobación, dos de ellos de modificación presupuestaria, destaca el de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de la plantilla municipal, un documento que no se aprobó en abril por la “rebelión” de los sindicatos y los grupos municipales ante el intento del Gobierno local de aprobar un texto unilateralmente. De hecho, el debate de este viernes giró sobre aquel episodio. La aprobación salió adelante con los votos de PSOE e IU y la abstención de todos los demás.

Iban también dos asuntos dentro de la poliédrica tramitación del sector de Prado del Hoyo para su conversión en sector industrial, concretamente para cumplir el convenio con los propietarios que permite la construcción de una rotonda y para que el Ayuntamiento financie los gastos de urbanización que corresponden a la entidad local menor de Revenga. Como quiera que todos los grupos entienden este proyecto como un asunto estratégico para la ciudad y pese a las advertencias del PP de que no se están cumpliendo los apretados plazos, ambos asuntos salieron adelante por unanimidad.

Política de mociones

A falta de asuntos promovidos por el Gobierno, las mociones generaron, una vez más, los debates más intensos. En la que presentó Podemos reclamando la cobertura del escenario circular de Parque del Reloj, en Nueva Segovia, el concejal de Medio Ambiente, Ángel Galindo, no disimuló su desagrado por el planteamiento vehemente realizado por el portavoz, Guillermo San Juan, que parecía cuestionar la política de la Concejalía en materia de lucha contra el cambio climático. El de IU recitó una larga retahíla de acciones ejecutadas por su departamento en este sentido y enmendó la propuesta para que su enunciado dejara claro que lo que se haga allí será “dar continuidad” al trabajo ya iniciado. Al final, unanimidad.

El mismo apoyo total tuvo la reclamación de Ciudadanos para la actualización del contrato de la ORA ampliada con la enmienda del PP para que en el mismo proceso renovador se incluya el servicio de la grúa. Otero recordó que el contrato ha sido prorrogado nueve veces; el popular, José Luis Horcajo, acusó al Gobierno local de tener atascadas las tareas en materia de movilidad con “ordenanzas caducas y obsoletas” por “falta de trabajo y comodidad”, aspecto en el que insistió Guillermo San Juan, que además subrayó su posicionamiento a favor de la gestión municipal de los servicios.

El concejal de Tráfico, Transportes y Movilidad, Jesús Sanz Cobos, defendió que los trabajos de renovación del contrato están en marcha en su departamento aunque admitió que “teníamos que haber trabajado antes”. A modo de defensa por las nueve prórrogas advirtió que el contrato en vigor admite aún más ampliaciones, al menos hasta 2044, aunque sostuvo que no sería ético apurar ese plazo.

Bicicletas con color político

El Grupo popular provocó con su moción un nuevo debate en torno al polémico carril bici pidiendo su supresión y a pesar de que se quedó solo en las votaciones —Ciudadanos se abstuvo y el resto lo rechazó— si tuvo ocasión de negar al recorrido hasta el nombre de “carril bici” y tacharlo como “peligroso”. Por su parte, David García-Foj, recurrió al término “chapuza”. En el lado templado, San Juan reconoció la existencia de “puntos peligrosos” en la zona de Santa Eulalia y en las rotondas de acceso a Nueva Segovia, pero requirió que se estudien soluciones ya que “el proyecto ya está en marcha y no se puede pedir su supresión”. Desde el Gobierno, tanto Galindo como Miguel Merino se aferraron a los asesores “expertos” como garantes de la bondad del proyecto.

Durante la discusión, el edil de Cs, García-Foj afeó a los grupos de izquierda que trataran de extender la idea de que el uso de las bicicletas es una cuestión con tintes progresistas. “¿Los ciclistas sólo votan a la izquierda?” preguntó el liberal antes de subrayar que “este no es un debate ideológico. Se debate si está bien o mal y es una chapuza”, concluyó.

El pleno fue unánime también aprobando la moción conjunta de PSOE e IU para reclamar a la Junta que legisle para proteger los derechos de la población LGTBI+, aunque bajo el planteamiento de la enmienda de Ciudadanos: Instar a la Junta “previo diálogo con las asociaciones” a poner en marcha una ley y que el ayuntamiento promueva un programa integral.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

2 Comments

  1. Una pregunta, ¿qué concejalía gestioanará la nueva concejala?

    Post a Reply
    • La de batas y túnicas de Demis Rousos

      Post a Reply

Responder a Conejito duracell Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *