web analytics

Cospedal, arrinconada por los acontecimientos

cospedal2016b

Inicialmente, el objetivo de la presencia de María Dolores de Cospedal el domingo en Segovia no era otro que tener preparado material para, en los telediarios, aprovechar el vacío informativo en la sección de política y, caso de que hubiera movimientos declarativos de Sánchez, Iglesias y Cia, contraponer a las declaraciones del “otro” las de la secretaria general del PP. A tal fin, se traslada una unidad móvil pagada por el partido que envía la señal directamente a las televisiones. En consecuencia, los mensaje previstos son “un poco de todo”. Un poco: corrupción, Cospedal despachó el asunto señalando que el PP es bueno porque “deja trabajar con independencia a jueces, policías, fiscales y a la Guardia Civil”. Bien es cierto que previamente, Fernández Mañueco, aludió a Gómez de la Serna, a quien en “Segovia se acogió con los brazos abiertos, y luego lo pagó con la vergüenza, luego con la cobardía y al final con la traición”, como en los mejores boleros, vaya, todo para acabar pidiendo a De la Serna “que devuelva el escaño que ni le pertenece ni se lo merece”.

Volvemos a Cospedal, quien sí se alargó algo más en lo tocante a lo pervertidos y turbios que son en el PSOE. “Somos castellanos y nos gusta hablar con claridad. Y todos lo sabemos, lo sabemos nosotros, lo sabe el PSOE, que Sánchez solo puede mandar bajo la tutela de los radicales y de los independentistas”. Esto de que la investidura por la izquierda es un vender el país a “radicales” e “independentistas” salió varios veces.

¿Qué tenemos que hacer? Pues según la secretaria general, facilitar bajo la presidencia de Mariano Rajoy la “entente cordiale” entre PP, PSOE y Ciudadanos. Para lo cual, y en eso fue especialmente didáctica, nada mejor que el pacto ofrecido por el PP y que se basa en continuar creando empleo, resolver la financiación de autonomías y municipios (aunque ya dejó claro, en su papel de telonero, Francisco Vázquez, “todos iguales, sin que sea nadie más que nadie”). Añadan un pacto por la sanidad y la educación, y otro institucional basado en la lucha contra la corrupción y la indiscutible unidad de España.

Ese era el tema. Dar un surtido declarativo del que tirar un día un tanto soso. Para ello, se monta un acto en Segovia, con la presencia de alcaldes y concejales que te garantizan un lleno más que lucido, y que está cerca de Madrid, lo cual abarata los portes de unidades móviles y permite llegar a casa a la hora de la paella.

Lo cual que me hace pensar que la secretaria general, no tenía ni la más remota idea de que la corrupción iba a sacarla del plano una vez más y esta vez por la vía de la dimisión de Esperanza Aguirre. Pero es que ni idea. Tal como la madrileña explicó, Esperanza Fuencisla por la mañana dejó un whatsapp a Rajoy diciendo que se iba, convocó una rueda de prensa a traición y dimitió en el plazo de tres horas mandando al traste la escenografía montada en Segovia. Todo lo cual sin que Cospedal tuviera mayor idea, porque lo cierto es que fue irse la Cospedal y salir por la radio el adiós de la lideresa. Un fuera de juego en toda la regla, y los periodistas en la inopia.

Esperanza Aguirre, tan ambiciosa como escasamente preparada y cutre (muy cutre, les podría contar cosas de ella que te hacen preguntar en manos de qué tonto estamos, cosa que explotaron a conciencia Granados&ed altri), junto con la gente de Génova y de Valencia, han convertido al PP en un cenagal. No sé si por boba o por, además de boba, ladrona, pero la dimisión de Agurre llega diez años tarde. Y a Cospedal se la ve cansada, sin ilusión, sin futuro… como pensando, a ver cuando se larga el jefe… Para mayor mortificación, al final del acto, María Dolores se las vio con una aguerrida votante de Podemos, que haciéndose pasar por el peperio la abordó y le soltó un par de frescas sobre la corrupción y lo mal que está el patio. Tras un breve intercambio, un “cordón sanitario” del partido, básciamente alcaldes ya muy fajados en el cuerpo a cuerpo, se llevó a la señora, ya de cierta edad, para en un aparte soportar sus cuitas. La anécdota en la categoría.

cospedal2016 sedePP

Cospedal, en el acto de partido en el Hotel Los Arcos. Saludando a los militantes. Sobre estas líneas, placa conmemorativa de la “inauguración” (lleva medio año abierta) de la nueva sede popular en Segovia.

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

4 Comments

  1. Los de siempre, más de lo mismo. Sigan el camino de doña Esperanza y dejen paso al aire. No sufran por el sueldo, la mayoría de ustedes tienen sueldo del Estado, osea pagado por el pueblo, al menos trabajarán en algo provechoso 😉

    Post a Reply
  2. La Sra.Aguirre ayer se convirtió en la Líder del cambio;
    ¿o no?, no sé.

    Post a Reply
  3. No sé cómo esta señora puede ser tan cínica, y algunos segovianos tan crédulos.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *