web analytics

“Con lo que nunca podrán terminar es con la magia de la radio”

En los tiempos en los que los medios de comunicación comenzaban a tener un espacio propio en la sociedad española, Emilio de Andrés, procedente de una pequeña ciudad como Segovia, se lanzó a ese mundo.

No fue fácil pero, dedicando trabajo y empeño, llegó a cumplir el sueño que le impulso desde que conoció el movimiento habitual de una pequeña emisora de Radio en Ávila. Segovia, Barcelona, Palencia, Madrid… sin contar el intenso ir y venir por distintos rincones del mundo provocado por algunos de los acontecimientos que llenaron páginas y espacios en los inicios de los años 80, en los 90…

Emilio de Andrés, un segoviano que se ha asomado a la “tele” desde siempre, hoy, coincidiendo con el día de la radio, se asoma a esta página para contar como han cambiado los medios de comunicación desde entonces, las “marejadas” que los movían (también ahora) y su visión del futuro que le llevará, más pronto que tarde, a su jubilación…

P-Pensando ya en la jubilación ¿Cómo han trascurrido los 40 años de carrera en el mundo del periodismo?

R-Es muy fácil. Estudié el bachiller fuera de Segovia y comencé a tener mi primer contacto con el mundo de la radio, porque me gustaba, en la antigua emisora que había en Ávila. Mientras mis amigos y compañeros se iban por ahí, yo me iba a ver como lo hacían. Cuando me matriculé en Derecho en Segovia, comencé a ir por Radio Segovia, conocí a Alfredo Matesanz, y me di cuenta de que lo que a mí me gustaba era eso, la radio.

El problema era que, en aquellos años, decir a tu familia que te ibas a Madrid a estudiar periodismo, sonaba a… “¿Qué me estás diciendo?” Sobre todo después de que había estado estudiando 4 años fuera.

Me puse a hacer Derecho y lo compaginé con el tema de la Radio, que era lo que me gustaba. Terminé la carrera, me fui a hacer las milicias y, cuando terminé, conseguí una beca en Radio Barcelona, en la Cadena SER, que por aquellos días, con permiso de Radio Madrid, era más vanguardia… Por allí se movían monstruos de la comunicación como Jordi Hurtado o Alex Botines, gente muy buena.

Hice allí el Master, conocido como Master de la Caixa, y me dijeron que me quedara. Me hicieron un contrato y poco tiempo después, aunque hoy no sé si lo hubiera hecho, me llamó Pepe Castrillo, que acababa de abrir la SER de Palencia y quería que me fuera con él y, como en Cataluña ya comenzaba el tema del catalán y del nacionalismo, que no estaba ni mucho menos como ahora, me marché…

¿Qué hubiera ocurrido si me quedo en Barcelona…? Yo era de la época de Jordi Hurtado, de Isabel Gemio… todos ellos estaban en Barcelona funcionando. En aquel tiempo ya hacía radio por la noche, estuve como mínimo seis meses haciendo programas de noche y de fin de semana. En Radio Barcelona, un chavalín de Segovia, de 23 o 24 años…

Me fui a la SER de Palencia y estando allí me llamaron de lo que entonces era Radio Cadena Española y me ofrecieron ser Director de su emisora en Béjar, e inmediatamente de Salamanca. Con 26 años me vi en un despacho haciendo las labores de Director de Radio Cadena, que luego fue Radio Nacional, pero no dejé el micrófono porque, estando en Salamanca, el Director General de Radio Cadena Española, que era Jordi García Candau, me ofreció hacer un programa desde Salamanca para las catorce emisoras de Castilla y León.

Compaginaba la Dirección de la Emisora, con 18 o 19 empleados y… a mí me gustaba, más que la dirección administrativa y más que el rollo de los empleados y organizar… mi programa de la tarde. Después me presenté a una oposición en Radio Nacional, y aprobé. Me enviaron a Alicante, donde estuve presentando y dirigiendo “Las Mañanas” durante un par de años. Más tarde, fui a Castilla la Mancha y en los años noventa me instalé en Madrid. Desde entonces he estado en Radio Nacional mucho tiempo. En el 92 me pasaron a Televisión Española donde estuve hasta el año 2000, momento en el que pedí la excedencia porque me ficharon como director de Comunicación y de Relaciones Externas de la Candidatura Olímpica Española. Allí estuve más de tres años, hasta que perdimos la primera vez.

Como estaba en excedencia pedí el reingreso pero este asunto es un problema, si te dicen que no hay plaza tienes que esperar hasta que surja alguna… Al final, conseguí una plaza pero no en Televisión, que era de donde yo procedía, y volví a Radio Nacional.

Prácticamente comencé desde cero. Durante unos años me dediqué a la radio pero también a temas de asesoramiento en comunicación política y empresarial, tenía un despacho dedicado a este tema y lo compaginaba con la radio, donde tenía turno los fines de semana para, de lunes a viernes, dedicarme a mis otras historias.

En el 2013 volví a hacer “Tele” y, hasta ahora. En el Canal 24 Horas, durante cuatro años, era responsable de las noticias, los contenidos y la puesta en escena, desde las cuatro de la tarde hasta las 20:30 o 21:00 horas. En aquellos años viví momentos complicados como actos terroristas a nivel internacional, la toma de posesión de Donald Trump o el referéndum de Cataluña, que me lo encargaron a mí porque, aparte de la tarde, cuando había una historia más importante, me encargaban un especial. Por ejemplo, el día del referéndum, que fue el 1 de octubre, empecé un programa simultáneo con TVE1, desde las 8 de la mañana hasta las 10 de la noche. Lo cierto es que nos iba muy bien de audiencia.

He tenido unos años con mucho estrés hasta que al final del año 2018 se dio un cambio político y llegó un nuevo equipo directivo. Estuve allí hasta noviembre de ese año y después, junto a otras personas que ya estaban defenestradas, nos dijeron que esa etapa había acabado… que no había sitio… Me dio rabia porque, de verdad, íbamos como un tiro en la audiencia de Televisión Española en general, en el Canal 24 Horas y en el Internacional. Si has ido de viaje, el Canal Internacional se ve en muchos sitios como América, en los Cruceros… Se notaba en la cifras de audiencia. Me dio rabia que con aquellos resultados, nos desfilaran por motivos de “vetetuasaber”, de falta de confianza… (Que querían poner a los suyos).

Desde entonces estoy más tranquilo haciendo algún proyecto que me encargan, alguna “master class” en algún centro universitario privado y poniendo la voz en documentales y en historias de empresas… El último ha sido para la Universidad Europea pero, también recientemente, me llamaron para hacer un trabajo con la empresa Sigma2 en su apartado de comunicación. Por lo demás, estoy esperando para ver lo que hago: Me jubilo, no me jubilo…

Andrés, en sus inicios en Radio Segovia.

P-En esta larga experiencia en medios de comunicación ¿Cómo han cambiado las cosas?

R-Yo empiezo en el año 78. Cuando nadie sabía lo que era la FM, soy de los pioneros. Entre los años 78 y 79, trasteaba con la FM en Segovia. Antes de que entraras tú, ya estábamos un grupo haciendo cosas los fines de semana y por las tardes. Estaba el “Mandi” (José Luis Gilsanz, el Loco de los Sesenta), el Mosco (Miguel Ángel López, Presidente Asociación Periodistas de Segovia) y, el Nuevo Mester de Juglaría que hacían lo de “Merengue, Merenguito, Merengón”… En aquellos tiempos la FM solo funcionaba por las tardes, a las 20:00 horas se desconectaba de la onda media. Entonces, nadie confiaba en ella.

Pero, volviendo a la pregunta, desde los años 78 y 79, las cosas han cambiado completamente. Tecnológicamente ha dado un giro de 365 grados. Las Radios a las que voy ahora, en cualquier emisora de Radio Nacional, Cadena SER… no tiene nada que ver con aquellas de las cintas… Pero, la magia de la radio creo que no ha cambiado, aunque ahora hay muchos más medios. Desde el punto de vista de la digitalización, como todos sabemos, afecta a todos los medios de comunicación. Los periódicos de papel están de funeral y, lo que hace unos años era un mercado de poca gente, los periódicos digitales, ahora entran y se informa en ellos, todo el mundo. Incluso empiezan a tener contenidos exclusivos para suscriptores.

El tema de la Televisión está teniendo un cambio tremendo. Las televisiones generalistas están perdiendo muchísima audiencia en favor de las grandes plataformas como Neflix y se están quejando porque lo notan en la publicidad. Luego están las redes sociales, que no dejan de ser otro medio de comunicación: Instagram, Youtube, Facebook… Hace diez años era impensable pero esto va a seguir avanzando desde el punto de vista tecnológico.

Con lo que nunca podrán terminar es con la magia de la radio. Hay días que me desvelo por la noche y me pongo a leer o a escuchar la radio. Escucho a mi amiga Mara Torres, con la que trabajé en RTVE bastantes años. La Radio quizás ha sido lo que menos ha cambiado en su esencia.

P-Pero internet también ha afectado mucho a la radio…

R-Sí. Ahora, cuando voy a andar todos los días, me pongo la aplicación para escuchar el programa que se emite los viernes a las 11:30 en la cadena COPE del Grupo Risa. Hace unos días me fue imposible escucharlo y, cuando llegué a casa, entré en el podcast, por internet, y lo escuché tranquilamente. Hace unos años, eso era impensable.

P-Ahora, cada uno escuchamos lo que nos gusta

R-Y a la hora que queremos escucharlo…

P-¿El trabajo te ha llevado a otros lugares además de Barcelona, Palencia…?

EN el canal 24h.

R-Durante un tiempo fui responsable de información de Madrid en el Centro Territorial de Televisión Española y he estado viajando bastante con quien en aquella época era alcalde Madrid, Álvarez del Manzano, a quien le seguía en muchos de sus viajes y actividades, para televisión. Estuve con él en 2 campañas electorales (ganó las dos) y, allí fue cuando me propuso el Ayuntamiento de Madrid y el Consorcio, en los inicios de la Candidatura Olímpica, formar parte del equipo fundacional. Fui al equipo que partiendo de cero inició la carrera olímpica, un trabajo muy bonito y bien pagado, por cierto. Nos sentíamos importantes porque íbamos mucho a Suiza con el Comité Olímpico Internacional, viajé en varias ocasiones a los Estados Unidos y a París… una etapa interesante. Aquello fracasó y Gallardón, que entró como Alcalde, cogió a su equipo… y entonces, volví a la Radio, casi desde cero.

Pasé de tener secretaria y coche, a entrar, después de la excedencia, dónde me dieron la plaza, en una pequeña ciudad cercana a Madrid. Pasé de despachar con Samaranch, que en paz descanse, a…  ¡Todo eso te curte!

He viajado mucho. He estado en Latinoamérica y los países asiáticos cuando surgían programas relativos al 0,7% para ayudas a las ONG por parte del presupuesto municipal. Además, el alcalde de Madrid era el presidente de la Asociación de Ciudades Iberoamericanas y, cada año, la cumbre se celebraba en un lugar diferente… me he movido un poquito.

P-Ahora, años después ¿Cómo ves Segovia?

R-Siempre digo que soy segoviano pero me he desvinculado mucho. Desde que fallecieron mis padres… solo tengo un hermano y voy a Segovia algún rato. Como con la familia y vuelvo. De Segovia a mi casa tardo 40 minutos… Hace años, a lo mejor me quedaba a dormir pero ahora… Hace 40 años que me marché de allí y, eso marca.

Tenía claro que Segovia se me quedaba pequeña, eso lo he comentado siempre con amigos y compañeros. Me refiero al sistema de vida. Mi hermano es feliz allí pero yo quería abrir el horizonte y, cuando hago balance de lo que ha sido mi vida, pienso que no me ha ido mal, no me ha faltado trabajo y tengo dos hijos, ya mayores, que pronto me harán abuelo

P-Volver a Segovia… ¿Te lo planteas?

R-No es fácil, aunque nunca se sabe. Lo que antes Segovia no te ofrecía para tu proyección personal, ahora, que lo de la proyección personal me suena a “pasado”….Me gustaría repartir mi residencia entre Majadahonda y otro lugar: Segovia, la Costa… La vida y mis nietos, decidirán .


Author: Pilar De Miguel

Pilar de Miguel. Periodista segoviana.

Share This Post On
468 ad

1 Comment

  1. Perdone, pero no estoy de acuerdo con eso de que en el 78 “nadie sabía lo que era la FM”. Para esa fecha, los “40 principales” llevaban más de 10 años emitiéndose en FM, otro tanto Radio Nacional Clásica, sin olvidarnos de otras emisoras, especialmente de Radio Peninsular de Madrid, cuyo léxico, fue el “oficial” de la “Movida”. Que la OM era todavía mayoritaria, por supuesto, pero la FM también tenía una parte importante del pastel.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *