web analytics

Ceremonia del río para los gitanos segovianos

Con el tradicional lanzamiento de flores al Eresma desde el azud de la Casa de la Moneda, una veintena de gitanos segovianos conmemoraba el 8 de abril, Día Internacional del Pueblo Gitano, que precisamente este año celebra el 50 aniversario de su declaración.

La conmemoración recuerda el éxodo del pueblo gitano desde el Noroeste de la India, en la baja edad media (las primeras presencias de romanís en España se remontan al siglo XV), hasta Europa, donde viven la gran mayoría de los 10 millones de gitanos. Los principales focos son los 2 millones censados en Rumanía, 700.000 en Bulgaria, y en España, sobre 650.000, de los que unos 1.200 residen en la provincia de Segovia, la mitad en la capital. De ahí el himno “Gelem, gelem” (andé y andé) y la rueda de carro que caracteriza la bandera.

Un viaje casi siempre a lomos del racismo y que sigue hoy en Ucrania. Yemeli, una estudiante de empresa del Felipe VI, recordaba como los gitanos ucranianos refugiados son doblemente discriminados, por refugiados y por gitanos, con países como Hungría que les ha cerrado la frontera. Acompañada por una nutrida representación de concejales de Segovia, Yemeli dio lectura al manifiesto. Posteriormente, niños del programa de refuerzo educativo que desarrolla el Secretariado del Pueblo Gitano en colaboración con el ayuntamiento, hicieron una breve representación de la historia gitana, recordando también “la gran redada”, el internamiento forzoso (a prisión ellas, a galeras ellos) de 12.000 gitanos españoles en tiempos de Carlos III.

Nunca ha sido fácil la integración social de un colectivo con una idiosincrasia que desafía el tiempo y que, no sin motivos, recela del mundo payo. Los altos niveles de absentismo entre los escolares gitanos y la conflictividad convivencial de algunas familias, son hoy por hoy los principales retos de integración, como señalaba la edil de Servicios Sociales, Ana Peñalosa. “En el programa actual tratamos los más concreto, los casos de absentismo y conflictividad social personales”, decía. “Pero a todos nos juzgan por lo que hacen unos pocos”, matizaba Yemeli.

Diferentes escenas de la jornada. Sobre estas líneas, Melani, de las últimas en llegar.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

4 Comments

  1. Una de las primeras figuras segovianas del siglo pasado que luchó por la integración del pueblo gitano fue la escritora, periodista, profesora, y teniente alcalde del Ayuntamiento de Segovia, elegida concejal por el Tercio Familiar en 1971, María del Carmen Díaz Garrido. Tuvo problemas con algunos organismos oficiales intentando y apoyando la integración de este colectivo social. Incluso llegó a publicar un cuento Zincaló “Corteza de pan”, sobre las andanzas de un niño gitano.
    Sería justo, cuando se habla de personajes ilustres segovianos, recordar a todos aquellos que se ha querido olvidar, por sus convicciones políticas y religiosas, que tanto hicieron para promover la justicia social en nuestra querida ciudad.

    Post a Reply
    • Así fue, efectivamente. Su libro y libros de leyendas segovianas siempre la recordarán. Como muchos Segovianos.

      Post a Reply
      • Y no olvidéis al padre Gallarta, claretiano, que lidió lo suyo en Segovia por el pueblo gitano

        Post a Reply
  2. En algunos países comunistas esterilizaban, por la fuerza, a las mujeres gitanas.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *