web analytics

Bankia impuso a la Caja la deuda de Navicoas, según Soto

Atilano Soto y Antonio Tapia han vuelto a sentarse ante el juez por el caso Navicoas al que ofrecieron su versión de los hechos relacionados con Navicoas: Caja Segovia tenía un jefe, Bankia, que haciendo uso de esa superioridad obligó a Caja Segovia a asumir las deudas de Navicoas con la Agencia Tributaria y aunque los segovianos tenían dudas sobre sus obligaciones, optaron por pagar y hacerlo cuanto antes para desembolsar “sólo” 6,8 millones de euros, el mal menor, porque dilatar la discusión podía conducir a una sanción diez veces mayor, 64 millones.

Es el resumen de las declaraciones realizadas hoy, 13 de junio, por el exdirector y el expresidente de Caja Segovia, Antonio Tapia y Atilano Soto, respectivamente ante el juez del número 5 de Segovia, que investiga los pagos efectuados por la Caja de las deudas tributarias de la empresa participada Navicoas y la suscripción de un crédito en la que el Torreón de Lozoya y otros inmuebles figuran como aval.

Atilano Soto con la prensa, y Antonia Tapia entrando en los juzgados.

Atilano Soto con la prensa, y Antonia Tapia entrando en los juzgados.

La explicación de las declaraciones la aprotó el abogado de ambos, Joaquín Rodrígiuez, ya que Tapias eludió a los periodistas, mientras que Soto sólo ofreció su modo de ver el caso: “Es un coniliábulo diabólico y punto y final”, dijo.

De acuerdo con su discurso ante el magistrado, la Caja obedeció ciegamente a las instrucciones de Bankia, en este sentido, pese a que la entidad segoviana contaba con un informe independiente que apuntaba que esa responsabilidad tributaria derivada de 2007, tras el SIP de integración y cesión de activos, no era de la entidad segoviana. En contraposición, Bankia contaría con informes, encargados por ellos mismos, que decían lo contrario, por lo que habrían surgido las dudas entre los segovianos.

Manteniendo el hilo, la Caja se encontraría en este punto con su creencia de mantener la sumisión ante la matriz y la urgencia que suponía aceptar el acta de acuerdo —la fórmula barata, de 6,8 millones— para evitar prolongar la discusión y que la Agencia Tributaria olvidara cualquier pacto y acabara exigiendo el pago completo y con intereses.
Optaron por la primera, según reconocieron los declarantes ante el juez pero al parecer a regañadientes, puesto que la intención era seguir reclamando hasta clarificar si era la Caja o Bankia la responsable real.

“No sé qué se está discutiendo aquí”, se quejó el abogado Joaquín Rodríguez de los declarantes que pidió que se sitúen las decisiones en el momento y circunstancias en las que ocurrieron y se preguntó “De qué estaríamos hablando ahora si entonces la Caja no paga y la Agencia Tributaria hubiera acabado derivando la responsabilidad a la Caja y pidiera 64 millones”.

El abogado de la formación UPyD, personada en esta causa, Andrés Herzog, no acepta la versión de Soto y Tapias, empezando por la supuesta “jefatura” de Bankia. “La Caja era dueña de BFA, cierto que con un pequeño porcentaje, pero el que tenía un consejero dominical eran las cajas, las dueñas de la entidad”, recalcó.

Satisfecho con la línea “incisiva” del juez, el abogado cree que la Caja no tenía obligación alguna de asumir la deuda: “No hay ningún dato que apunte a que si la Caja se hubiera negado a asumir esa deuda, Bankia no hubiera firmado en conformidad. Lo que tenía que haber hecho la Caja era plantarse y que fuera Bankia la que tomara las decisiones, pero en cambio, lo asumieron y lo hicieron para proteger los intereses de sus consejeros, responsables como administradores de derecho, y por tanto con responsabilidad anterior a las de la propia Caja Segovia, para protegerles de responsabilidades económicas e incluso penales”.

Un grupo de manifestantes esperó a los declarantes ante el juzgado.

Un grupo de manifestantes esperó a los declarantes ante el juzgado.

Responsabilidades políticas
Los dos partidos personados en la causa del asunto Navicoas, UPyD e IU coincidieron ayer en reclamar la asunción de responsabilidades políticas en el PP y en el PSOE sobre sus cargos públicos que de un modo u otro se relacionan con estas causas.

De este modo, Luciana Miguel puso la lupa sobre la diputada popular Beatriz Escudero, que “fue presidenta ejecutiva, y por tanto líder de la comisión de inversiones cuando se realizan inversiones inmobiliarias (entre ellas el Grupo Pinar y Navicoas)”.

La formación apunta que Escudero fue “corresponsable de las inversiones realizadas por la Caja, muchas de ellas con finalidad especulativa”, e insta al PP a “profundizar y exigir explicaciones a su Diputada por el furor inmobiliario demostrado e indagar el grado de participación de los negocios fallidos promovidos por ella en la quiebra de la Caja”.

Por su parte, José Ángel Frías hizo un llamamiento a los principales responsables regionales y nacionales de PP y PSOE para que “pidan explicaciones y responsabilidades a sus cargos públicos implicados en estos casos”.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *