web analytics

Opinión: la otra crisis territorial, la España que se vacía

En ocasiones, un pequeño paseo por los diferentes barrios de la capital nos permite hacer una radiografía muy aproximada de lo que está pasando en Segovia: una ciudad cada vez más envejecida donde cada vez hay menos jóvenes entre los 24 y 35 años, donde destaca la presencia de adinerados estudiantes de la IE University y unos alquileres cada vez más prohibitivos para las familias segovianas, donde carteles de “se alquila” y “se vende” adornan los escaparates de lo que antes eran pequeños establecimientos en nuestros barrios.

Paradójicamente mientras Segovia se vacía de segovianos y segovianas la Calle Real y el resto del circuito turístico se repletan de turistas. De seguir así, la economía segoviana va camino de convertirse en un chiringuito que se abre de semana santa a septiembre y funciona los festivos, puentes y navidades. Un modelo productivo centrado en un sector servicios basado en el bajo valor añadido y en la estacionalidad que no va a ser capaz de ofrecer calidad de vida a nuestra gente ni afrontar los graves problemas que nos acechan: despoblación, precariedad y una creciente desigualdad de fuerte componente intergeneracional.

En una encuesta publicada hace unos meses el 43% de los adolescentes segovianos y más de un tercio de los jóvenes mayores de 18 años se plantean su vida y su futuro fuera de Segovia. Desde el inicio de la crisis hasta el 2015 Segovia perdió más del 50% de su población activa joven y lleva registrando descensos de población 7 años consecutivos: más de 6.000 jóvenes han abandonado la capital.

Una ciudad sin jóvenes, es una ciudad que hipoteca su futuro. Ni siquiera somos 2 trabajadores por cada pensionista, en Segovia hay más de 32.000 pensionistas y apenas 60.389 afiliados a la Seguridad Social. Las cifras arrojan un descenso del 10% de afiliados menos a la Seguridad Social con respecto a 2007. Especialmente sangrante es la situación de los cientos de segovianos mayores de 50 años expulsados del mercado laboral que se hunden en lo que el SEPE denomina desempleo de larga duración.

El paro no es el mayor problema de Segovia, a pesar de encadenar 4 meses seguidos aumentando el número de desempleados. Pero esta reducción de las listas del paro, no se está haciendo creando más empleo, sino precarizando y troceando el que hay y expulsando a cada vez más segovianos fuera de la provincia: el 92% de los contratos firmados en Segovia son temporales y el 34,4% a tiempo parcial, de hecho, el 38,5% de los de a tiempo parcial están en riesgo de pobreza tal y como indica el Informe FOESA de Caritas. Esto explica por qué algunos Informes como el de la consultora AIS Group fijan el índice de pobreza anclada en Segovia en el 23,7%, aunque la Tasa AROPE en el conjunto regional este en el 17,9%. Con respecto a los salarios, el informe ‘Mercado de Trabajo y Pensiones’ de la Agencia Tributaria, indica que en Segovia se ha perdido de media 792 euros anuales en  salarios entre 2011 y 2015 de los que todavía no nos hemos recuperado.

La despoblación es causa y consecuencia de la mayor parte de nuestros problemas. La pérdida de población conlleva y acentúa un deterioro de la estructura productiva de la provincia. Donde no hay población y donde esta envejecida, no hay un mercado atractivo y donde no hay mercado no hay oportunidades de negocio y la iniciativa privada es muy débil o inexistente. Segovia ha perdido 480 empresas desde el año 2012, pasando de las 11.218 que registraba hace cinco años el DIRCE del Instituto Nacional de Estadística a las 10.738 de este año. La Población ocupada en el año 2008 era de 82.500 personas, 69.200 en la última EPA de julio 2017.

Revertir esta situación, afrontar la despoblación y el cambio de modelo productivo que nos permita generar riqueza y distribuirla a través de salarios y empleos dignos, son las dos caras de la misma moneda. Porque si no asentamos las bases de un modelo productivo de alto valor añadido, en sectores no deslocalizables y extensivo en mano de obra (energías renovables, servicios socio-sanitarios, reciclaje y reutilización de materiales para componentes industriales, manufactura agroalimentaria, entre otras) la juventud se seguirá marchando, no solo los más formados sino todos aquellos a los que nuestro reducido mercado laboral no pueda dar una salida digna. En este sentido, la intervención pública es la única que puede impulsar la modernización de nuestra estructura productiva y revertir la despoblación. La iniciativa privada solo se establece donde hay expectativas de negocio, de producción de bienes y servicios o de comercialización de los mismos. No pidamos peras al olmo, aunque el PP y C´s se empeñen en ello.

La intervención pública para hacer frente a la despoblación y al cambio de modelo productivo requiere fundamentalmente de tres ingredientes: soluciones eficaces, voluntad política y recursos. En Ayuntamiento, Diputación y  Junta vemos muy poco de los dos primeros.  En todo caso, para que éstos sirvan para algo, hace falta disponer de los terceros: La modificación del artículo 135 de la Constitución, la ley de Sostenibilidad y Racionalización de las Administraciones Locales (Ley Montoro) y la Ley de Estabilidad Presupuestaria (Regla de Gasto) son los palos que el PP ha colocado y que impiden que la rueda de la inversión y la iniciativa pública se mueva. Habría que preguntar a PP, PSOE y C’s como piensan afrontar la despoblación de nuestra tierra si siguen apoyando los recortes y la austeridad.

Si en algún momento se inicia una reforma constitucional no puede dar la espalda a los problemas de los pequeños pueblos y ciudades de la España interior. Para dar respuesta a nuestros  problemas necesitamos ayuntamientos emprendedores y para eso es indispensable superar la reforma del artículo 135, la Ley Montoro y la Ley de Estabilidad en tanto que destruyen la capacidad de nuestros ayuntamientos para dar respuesta a los problemas de sus vecinos/as y condenan a ciudades como la nuestra a resignarse a ser un desierto demográfico y un parque temático de domingueros y turistas, que ven marchar a sus hijas para volver a casa, como el turrón, por Navidad. Ahora toca abordar la otra crisis territorial, de la que apenas se habla y que está partiendo el país por la mitad, no queremos ser la España que se vacía, sino la España dinámica e innovadora que mira con optimismo el futuro y de tú a tú al resto del país.

Artículo de opinión de Guillermo San Juan Benito. Consejo Ciudadano de Podemos Segovia.

Autor: Opinion

Share This Post On

11 Comentarios

  1. Así me gusta. Que los podemitas empiecen el año con entusiasmo. Ja, ja, ja.
    Lo tuyo es tener mas moral que el Alcoyano, Guillermo, majo.
    ¿Pero tu crees realmente que a estas alturas de la película, alguien se cree las “recetas” de los podemitas, y de sus “consejos ciudadanos”? No te pongas en ridículo, Guillermo.
    Tengo una curiosidad, Guillermo. En todos esos años que lleváis los podemitas de Segovia, “solucionando” la vida a los Segovianos a base de “consejos ciudadanos”, “circulitos”, “asambleítas”, etc, ¿ha nacido alguna empresa nueva de esos “circulitos”?, ¿o solo ha sido palabrería y “teoría”? Es más. ¿Alguno tenéis un empleado a cargo, o no sabéis lo que es eso?
    Tantos años pasándolas canutas, y resulta que Guillermo el podemita tiene la solución. Me cachis. Mirad, ignorantes de la vida,…….. “la intervención pública es la única que puede impulsar la modernización de nuestra estructura productiva y revertir la despoblación. La iniciativa privada solo se establece donde hay expectativas de negocio, de producción de bienes y servicios o de comercialización de los mismos”…… ja, ja, ja.
    ¿Qué edad tienes, Guillermito?
    Hace poco he visto en la tele, La vida de Brian. Sois como el Frente Judaico Popular, pero sin ninguna gracia.
    Este discursito de Guillermo, ya me suena de otras veces. Se ve que lo ha “reciclado”, ja, ja. Eso de…. “Revertir esta situación, afrontar la despoblación y el cambio de modelo productivo que nos permita generar riqueza y distribuirla a través de salarios y empleos dignos, son las dos caras de la misma moneda”….. ya lo ha repetido otras veces.
    Pero después de la teoría, Guillermo se “lanza” con las recetas. Veamos.
    …”energías renovables, servicios socio-sanitarios, reciclaje y reutilización de materiales para componentes industriales, manufactura agroalimentaria, entre otras”. Todo muy bonito, Gullermo.
    El problema es que después vienen sus coleguillas podemitas ecolo-jetas, y no les gustan los aerogeneradores, porque son muy altos y muy feos, y se quejan los podemitas de las casas rurales que hacen mucho ruido, y que también quieren que no haya granjas porcinas que huelen mal, pero que quieren que no haya despoblación rural, que es donde se ponen las granjas, pero Guillermo el podemita quiere que haya “manufactura agroalimentaria”, pero los podemitas ecolo-jetas no quieren que haya cultivos agrarios porque gastan los acuíferos y los envenenan, pero tampoco quieren que construyan un embalse para que rieguen “unos” de otra provincia a cien kilómetros.
    Visto lo visto, la solución va a ser lo que propone Guillermo el podemita. Sustituir “urgentemente” la Ley de Estabilidad, por una mas conveniente Ley de Super-Inestabilidad, para que nuestros Ayuntamientos puedan “dar respuesta a los problemas de sus vecinos/as”, y ya que como nos cuenta Guillermo, “la iniciativa privada solo se establece donde hay expectativas de negocio, de producción de bienes y servicios o de comercialización de los mismos”, que cada Ayuntamiento de cada pueblo, construya la fábrica que se le ocurra al Alcalde para que todo el pueblo pueda trabajar allí, y así “afrontar la despoblación”, aunque no haya “expectativas de negocio, de producción de bienes y servicios o de comercialización de los mismos”.
    Gracias, Guillermo. Sigue así, que llegarás muy alto entre los podemitas.

    Editar respuesta
  2. ¿Calimocho? Tus palabras con ese nombre dan mucha confianza en tu sabiduría.

    Editar respuesta
  3. Feliz año calimocho!
    Un placer que sigas un año más con tus insultos, descalificaciones varias y lecciones sacadas de libros de autoayuda. Que se nota mucho que los necesitas.
    No dejes en 2018 de comentar nuestros artículos, que aprendemos mucho de ti. Lo dicho amigo etílico. Se feliz.

    Editar respuesta
  4. Comentario suprimido. Prueba con una nueva redacción.

    Editar respuesta
    • Calimocho, lo dicho…. y que VIVA EL VINO!
      Ver salir la palabra ignorante de una persona como tu, calimocho,da mas razón si cabe a las lineas escritas por Guillermo.
      Gente como tu, calimocho,sois una verdadera peste para este país, del que poco a poco nosbtendremos que deshacer para que esta ciudad,esta comunidad y este pais, puedan levantarse un día orgullosos,no CASPOSOS!
      FELIZ 2016.
      …..UN VASO ES UN VASO

      Editar respuesta
      • Estimado Caldo casero calentito, damos el visto bueno a este segundo comentario, aunque insistimos en que no parece que aporte especialmente a la discusión. Traten de entender que lo único que pretendemos con los comentarios es facilitar el debate de ideas, no de descalificaciones entre los participantes. Gracias por su comprensión y eviten las argumentaciones ad-hominem.

        Editar respuesta
        • Pues empiece la ‘Redacción’ por darle un espacio al ‘Calimocho’, en el que pueda dar su opinión sobre todo lo que opinan ustedes o cualquier colaborador o informante de lo que sea. Sería más sencillo. O lo tienen ustedes en ‘nómina de comentario’ para animar el digital o es un poco pesado con sus, al 99%, diatribas partidistas, sin el menor género de duda. Otra opinión, por supuesto.

          Editar respuesta
      • Después de ver el comentario de “Caldo casero calentito”, diciendo que soy la “verdadera peste”, y que tendrán que “deshacerse de nosotros poco a poco”, miedo me da el comentario suprimido de este demócrata podemita anclado aún en el 2.016.
        Pues hasta aquí mis comentarios en este digital.
        Quiero dar las gracias a Guillermo y los podemitas por sus sabias palabras y consejos. Y recordad a los lectores, que los comentarios siempre tienen que ser para dar la razón a los podemitas, quinquis, ecolo-jetas y demás “progresistas”, porque en ellos está la verdadera sabiduría, y tienen las recetas mágicas para un mundo maravilloso.
        Y muy importante, no os pongáis un nombre relacionado con bebidas alcoholicas, porque el privilegiado cerebro podemita, lo va a asociar con episodios puntuales de ingesta de bebidas espirituosas.
        Hasta siempre, amigos.

        Editar respuesta
        • No nos abandones calimocho!! Que a veces das buenos argumentos también..solo tienes que dejar de insultar y ofender!!!

          Editar respuesta
        • Ja, ja. Ni de coña. Era broma, hombre.
          Pero insisto en que no insulto. ¿Dónde ves un insulto en lo que he escrito?.
          Lo de “ofender” es otra cosa. Si algún podemita se ofende por lo que digo, se siente, amigo. Que no tengan la piel tan fina.

          Editar respuesta
  5. Agradezco a Guillermo San Juan su magnífico análisis sobre la preocupante pérdida de calidad de vida, la desigusldad y demás lastres de la política del PP en nuestra querida Segovia. Es un análisis documentado, basado en datos e inforrmes fiables y nos ofrece un diagnóstico sólido y bien argumentado.

    Otra cosa es convenir cómo puede revertirse la situación. Podemos tendría que ser capaz de ofrecer soluciones que combinen una redistribución más justa e igualitaria de la riqueza sin espantar por ello a la inversión privada. En esa difícil tesitura adquieren especial interés sus medidas para apoyar a las pymes y comercios locales, o la progresiva implementación de cláusulas sociales y medioambientales en los pliegos de condiciones para las contratas de obras y servicios de las administraciones públicas, cláusulas que estàn promoviendo un lento pero muy significativo cambio de valores tambièn en algunas de las grandes empresas.

    Podemos desde la oposición y en tan sólo dos años ha hecho y està haciendo bastante más de lo que otros partidos con muchos años de historia han hecho desde posiciones de gobierno. La fórmula del PP ya la conocemos: rescate a la Banca y recortes laborales y sociales a la ciudadanía. Aún wueda mucho por hacer y por aprender…pero ante la creciente pobreza y desigualdad los “españoles” y “españolas” tenemos no ya el derecho sino el deber de buscar y construir una alternativa. Y en esa tarea, todas las aportaciones, y el análisis de Guillermo San Juan lo es,suman.

    Editar respuesta

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.