web analytics

Denuncian la agresión a una médico en una calle de Cuéllar

Una concentración contra agresiones a sanitarios. (Archivo).

Una médico que atendía a una persona en una calle de Cuéllar el pasado 23 de agosto ha denunciado ante la Guardia Civil la agresión que sufrió por parte de ese paciente, según han desvelado desde el sindicato médico CESM y el Colegio de Médicos, que actuará como acusación particular en el caso de que la facultativa acabe en un proceso judicial por este motivo, según ha anunciado el presidente colegial, Enrique Guilabert.

Según la denuncia, el presunto agresor —que finalmente fue derivado al complejo hospitalario de Segovia— agarró la mano de la doctora que le atendía en la vía pública y doblándola el dedo y causándola dolor, una acción que la propia agredida, que ha preferido mantener su anonimato, califica como “una agresión leve” aunque matiza que “lo que más cuesta es recuperarse a nivel emocional”, según recoge la nota emitida por el órgano colegial desde donde se resalta la importancia de denunciar estos hechos y se subraya que “mientras haya un solo facultativo amenazado, se continuará solicitando el incremento de las medidas para evitar las agresiones, ya sean físicas o verbales”.

En 2017, la sección de Agresiones al Personal de centros sanitarios del Observatorio de Castilla y León registró en Segovia un total de 29 incidentes con 36 profesionales de la Sanidad involucrados y 381 agresiones con 463 afectados en el conjunto de la comunidad, un incremento que el presidente del sindicato CESM, Miguel Marina, achaca a la reducción del tiempo de atención a los pacientes, la alta carga de trabajo y la disminución de las contrataciones de personal, a la vez que recalcó que “es intolerable que se de una sola situación de este tipo.

La agredida ha hecho hincapié en la sensación de inseguridad que producen en el colectivo este tipo de agresiones, más teniendo en cuenta que “en las guardias somos casi todo mujeres, no tenemos sensación de seguridad y después de hecho como este estamos algo más alerta con respecto a cierto tipo de pacientes que puedan reaccionar de alguna manera violenta, ya no sólo verbal”, una situación que afecta también a la atención a otros pacientes porque “después de la agresión continúas la guardia con otra sensación y a nivel de atención te predispone, estás más vulnerable o más sensible y todo esto afecta a la calidad de atención que podamos dar al resto de los pacientes”.

La necesidad de denunciar.

En este sentido, Guilabert ha hecho un llamamiento a los profesionales para que denuncien todos los episodios de agresiones sean físicas o verbales porque lo contrario “es perjudicar a la profesión y a nuestros compañeros”, considera. “Siempre insistimos en dar visibilidad a este problema, pero es que hasta que no pongamos en conocimiento de los organismos correspondientes estas agresiones no tendremos una mayor oportunidad de incrementar los mecanismos de defensa”, insiste subrayando que “la tolerancia debe de ser nula con este tipo de comportamientos”.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *