web analytics

Ucrania y la Paz perpetua

Nada es comparable a la guerra. De un día para otro, los líos de Casado, los presupuestos de Segovia, si Castilla y León tendrá o no gobierno y de tenerlo si entrará Vox… La guerra y la solidaridad con Ucrania han limitado el espacio informativo a las calles donde David pelea contra Goliat. Empatizamos con esta desdichada gente que, de un día para otro, se han visto metidas en un refugio mientras fuera zumba la alarma anti-aérea, las explosiones, los tiros… Niños que lloran en un sótano, familias desesperadas emprendiendo una huida que no saben dónde les llevará. Y todo por culpa de un sátrapa, un villano de película escudado detrás de un botón que activa el segundo arsenal nuclear más potente del mundo.

El otro día estuve en la manifestación contra la invasión de Ucrania. Desde el megáfono, al parecer gente del foro social, nos instaban al “no a la guerra”, y no a la guerra, faltaría más. De donde pasaron a “no a las guerras”, en general, para a continuación equiparar la invasión de Ucrania con otras barbaridades tal que Irak, Siria, Yemen (hubo también referencias al Sáhara) y el “no a los imperialismos rusos y americanos”. Si no fuera un insulto diría que es cosa de cretinos estas asimilaciones, la verdad. ¿O es mala conciencia? Una izquierda de adoquín que, tragaba con Putin como contrapeso estratégico del poderío yanki  -no desde luego porque Putin sea comunista, que ya no lo es-.

Pocos días antes de la invasión estaba prevista en Segovia una conferencia sobre un libro admirable. La paz perpetua, de Imanuel Kant, un libro muy importante que sienta las bases de una justicia internacional. Es además un libro fácil de leer, y si lo hacen en la edición de Austral, que contiene el delicioso ensayo “Lo bello y lo sublime“, se encontrarán una prosa nítida, nada que ver con la Crítica de la razón pura y demás tratados de teoría del conocimiento del pensador más influyente de la historia. Un ideal de los que vale la pena. ¿Cómo prevenir las guerras, estos homicidios en masa que agreden a la razón? Sería cosa, filosofa Kant, de someter las relaciones entre naciones a un tribunal internacional basado en unos mínimos legales, como una federación universal de naciones. En concreto el punto 5 dice: “Ningún Estado debe inmiscuirse por la fuerza en la constitución y el gobierno de otro Estado”.

En una suerte de prefacio Kant explica que “A la paz perpetua era una inscripción satírica que un hostelero holandés había puesto  debajo de una pintura que representaba un cementerio. ¿Estaba dedicada a todos los «hombres» en general, o especialmente a los gobernantes, nunca hartos de guerra, o bien quizá sólo a los filósofos, entretenidos en soñar el dulce sueño de la paz?”,  No tan sueño. Andando el tiempo, los europeos, contra potencias que juegan a repartirse el mundo, somos la vanguardia del futuro: apostamos por organismos transnacionales para que los intereses locales no imperen sobre los totales. Y funciona.

Y aunque nuestra debilidad frente al terror nuclear, nuestra debilidad de estar condicionados por una opinión pública -con toda la razón- rehacía a las aventuras bélicas, pueden parecer, eso, debilidades, en realidad son fortalezas.

Kant nació, vivió y murió en Koenigsberg, el corazón de Prusia, un puerto cosmopolita. Tras la II Guerra Mundial Prusia fue anexionada la URSS y Polonia.  En la cuna de Kant y de Hanna Arendt, mgraciones étnicas forzadas dejaron el territorio limpio para el asentamiento de familias rusas que bautizaron el asentamiento como Kaliningrado. Tras la secesión de Estonia, Letonia, y Lituania, la región quedó como una cuña rusa en medio dela UE. Ahí sigue.

Cuando digo que nuestra debilidad es nuestra fortaleza me refiero a que, 20 años después, Polonia, los países Bálticos, que optaron por desvincularse de la zona de influencia rusa  han crecido exponencialmente. Kaliningrado, en cambio, agoniza como un bastión del paro, las mafias y la corrupción. Se dice que las únicas empresas que prosperan allí son las relacionadas con la formidable base naval rusa y la ciber-extorsión. Putin y algunos más deberían pensar en eso. Su modelo económico genera unas condiciones de vida harto peores en comparación a las sociedades democráticas, abiertas, con mil defectos, sí, pero prósperas y libres. Frente a este oso enfermo que practica la censura sistemática. Oligarquía pura y que no contenta con mantener a la población en precario manda a sus hijos  a guerras infames mientras  les dice : Dulce et decorum est pro patria mori ( “dulce y honorable es morir por la patria”). Ucrania, en cambio, lucha a la desesperada por su futuro.


Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

9 Comments

  1. Un lujo leerlo a usted. Gracias. Esperemos ahora los torciteros conentarios
    diarios ‘rufianescos y asociados’ (nada de extrañar que estuvieran relacionados o que sean de algún padre de nuestra patria, no da su neurona para más). De nuevo gracias por sus reflexiones.

    Post a Reply
    • Mientras aquí andamos de carnavales, preparando Fallas o Semana Santa o viendo Netflix o jugando con el móvil, en Ucrania mueren miles de hombres y mujeres luchando por la libertad, la suya de su país y la nuestra, nos defienden de un genocida ruso cuyo objetivo es conquistar Europa. Y nosotros? qué hacemos? Nada de nada. Unas palmaditas en la espalda a los ucranianos. Lo de siempre, unas concentraciones tipo “No nos moverán” , de Chanquete en Verano Azul y mucho no a la guerra, cantando “Imagine” Ridículo. Estamos locos pensará Putin, qué débiles son. Ucrania necesita armas y no hemos sido capaces de mandarles ni una sóla bala, ni un fusil, nada. Ayer los sociata-comunistas que nos dirigen en España mandaron unos cascos y unos chalecos a Ucranis, porque son armas defensivas. Alucinante. Lo próximo será mandar gelocatiles para el dolor de cabeza que producen las bombas y tiritas, por si alguien se corta. Y un par de tanquetas rosas con cañón de agua para la igualdad en la guerra. Ni el humorista Gila. Siento vergüenza de ser español y europeo, de que no seamos capaces de apoyarlos y luchar con ellos. Todo mi reconocimiento al noble pueblo ucraniano, espero que ganen la guerra y recuperen la paz y su país. Ellos luchan por nosotros, que estamos tumbados en nuestros sofás, por nuestra libertad y nuestra supervivencia. Viva Ucrania. Viva la democracia, viva la libertad y le deseo a Putin que un día, tras un juicio como los de Nuremberg, sea ahorcado por genocida.

      Post a Reply
  2. Octubre 2014. Pedro Sánchez, de la contraportada de El Mundo: “Falta presupuesto para pobreza y violencia de género y sobra el Ministerio de Defensa” Así nos va.

    Post a Reply
    • Enhorabuena.
      Buen artículo.

      Post a Reply
  3. Dicen las malas lenguas que en el ministerio de igualdad las colas de feministas pidiendo inscribirse para ir a luchar, son kilométricas.
    Dicen también que las primeras que partirían serían las “botis”, las “beee-larra”, las “monteros”, las “del barrio”, en fin, la cream de la cream.
    Lo dicen, oiga, y yo me lo creo. Tal vez sea por las ganas de que desaparezcan de la política española y nos dejen vivir – nunca mejor dicho- en Paz.

    Post a Reply
  4. Reacia, señor Besa.

    El corrector se la ha jugado, me imagino.

    Un saludo.

    Post a Reply
  5. Veras como Natalia te explica porque es mejor mandar pancartas y pegatinas a Ucrania para a evitar los asesinatos de Putin…que en cuanto esté las vea retira todos los tanques…hace falta una nueva perestroika para eliminar a Putin del gobierno, que va a llevar a Rusia a la miseria y la edad media de nuevo…

    Post a Reply
  6. La invasión de Ucrania por Putin está teniendo una reacción positiva por parte de Europa a favor de los patriotas ucranianos. Entre otros países, Alemania incrementa su presupuesto militar, hasta la neutral Suiza se una a la contraofensiva con duras restricciones. En este momento el rublo cae al 40% de su valor. El pueblo ruso una vez más en la historia reciente el comunismo, sufre la duras consecuencias de estar bajo la bota de un tirano con un largo historial de extorsión criminal en la KGB. Un digno heredero de los lideres sovieticos más sanguinarios, como Lenin ( 5o millones de muertos) Stalin (60 millones en Ucrania). La lista genocida sigue en China, Cuba, más recientemente en Venezuela. Véase “El libro negro del comunismo” con testimonios recogidos en los archivos soviéticos. Los comunistas de diverso pelaje, a lo largo de más de un siglo, se han mostrado como enemigos de la paz social y del bienestar ciudadano. Garzón el ministro peor considerado es una peligro para la agricultura y ganadería. El gobierno hibrido de comunistas y sanchistas nos empobrecen cada día, con la inflación disparada, la electricidad a 300 euros el megavatio, la gasolina y el gasoil con los precios más elevados de la historia.
    La parte positiva, no obstante, es la reacción de la Europa libre que se une para hacer frente a la agresión brutal del genocida ruso. La humanidad pacífica no quiere la guerra, pero tampoco quiere el comunismo salvaje. Podemitas y ultraizquierdistas a sueldo de Putin son una amenaza para la paz mundial.

    Post a Reply
  7. La actitud de Podemos y el Psoe permite que Putin siga asesinando impunemente ucranianos. En vez de mandar armas como ha empezado a hacer urgentemente Alemania, Polonia y Holanda, aquí somos pacifistas, mandamos chalecos y cascos. Esperemos que no sean de color rosa. La idiotez de nuestros políticos en el Gobierno mata ucranianos. Son cómplices de Putin por no ayudar a Ucrania con armas, soldados y un apoyo rápido de verdad a su democracia. Por eso el genocida heredero del comunismo Putin ha invadido impunemente Ucrania. Aquí encima, todos estos merluzos, condenan a la OTAN por militarista. Dios santo. Cuando caiga Ucrania luego serán todo lamentos por no hacer nada y 44 millones de personas que pueden ser asesinados por Putin.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *