web analytics

Tradición cumplida entre barro y carencias en el camposanto

Los segovianos cumplieron la tradición en el Día de los Santos -aunque el Día de los difuntos en realidad se celebra este 2 de noviembre- y acudieron masivamente al cementerio del Santo Ángel de la Guarda, para realizar, mayoritariamente en grupos familiares, la obligada visita a los lugares de enterramiento de familiares y amigos, en estos días ornadas con flores que aportan un colorido especial al camposanto, donde en lo que va de año se ha dado sepultura a 293 personas.

Pese a los adornos, el cementerio segoviano disimula con dificultad la necesidad acuciante de un “repaso general” que adecente los caminos -los charcos y el barro estaban presentes en todos los paseos dificultando el tránsito- las cubiertas hundidas en distintos puntos, o la acumulación de escombros en varias esquinas. El camposanto está viejo y aparenta además un enorme descuido, por mucho -o quizá además de – que una gran explanada, hasta hace poco cubierta de enterramientos en tierra en uno de sus patios, anuncie la inminente construcción de 60 nuevos nichos en el lugar. La asignatura sigue pendiente desde hace años y en jornadas como la de este 1 de noviembre se hace mucho más patente.

La riada de ciudadanos se iniciaba temprano con la policía local en guardia para tratar de controlar la riada de vehículos que en momentos puntuales -la máxima afluencia se produjo en torno a las 11 de la mañana, coincidiendo con la celebración de actos religiosos- obligó al corte de los accesos, donde se habían suprimido los aparcamientos para propiciar la circulación en ambos sentidos. Además, se utilizó como espacio de aparcamiento improvisado el camino peatonal que rodea los jardines donde se ganaron algunas plazas para los coches. Según la propia policía local, el personal ha optado este año por aparcar en zonas más alejadas del cementerio y se ha hecho mayor uso del transporte público.

Ha habido otros puntos de interés durante esta jornada. Entre otros, el crucero Sur de la Catedral, donde se exponía el túmulo funerario del XIX -un gran armazón de madera utilizadora la celebración de funerales- que puede visitarse hasta el día 5 de noviembre, o la iglesia de San Miguel, también en la plaza Mayor, el único templo segoviano que dispone actualmente en su interior de un espacio para el enterramiento en 136 nichos, habilitado desde julio del año pasado.

Las imágenes de los cementerios llenos de visitantes se ha repetido en todos los cementerios de la provincia.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. En un nicho de esa foto esta los restos de mi madre, mi padre discapacitado en silla de ruedas como puede llegar hasta allí, le cuesta mucho al Ayuntamiento quitar todo ese desecho y dejar plana la vía de acceso y si lo necesitan todos esos escombros que habiliten otra zona en donde no se vea.
    Da la sensación de una total dejadez por parte del Consistorio.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *