web analytics

Ricardo Díez, Hijo Predilecto de la provincia tras 55 años de alcalde

El decano de los alcaldes de España, Ricardo Díez Pascual, con una trayectoria de 55 años ininterrumpidos al frente del ayuntamiento de Castillejo de Mesleón —y los que le quedan, que acudirá a la reelección en mayo— ha sido nombrado Hijo Predilecto de la Provincia en base a su trayectoria y vocación de servicio público al ciudadano, un reconocimiento que se une a las Medallas de Oro y Bronce de la provincia que ya atesora y que recibirá el próximo 8 de junio, en un acto que se celebrará en el teatro Juan Bravo como prólogo al Día de la Provincia que se celebra al día siguiente en Cuéllar donde se vivirá la exaltación de “lo segoviano”.

Ricardo Díez quiere seguir siendo alcalde después de 2019.

“El propio presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, me dio la noticia, que me produce mucha satisfacción”, aclara el alcalde más veterano de España que hace balance de su larga trayectoria, de la que asegura sentirse “muy contento, porque he conseguido muchas cosas. De las últimas, lograr la construcción de un nuevo ayuntamiento y ampliar el casco urbano para poder edificar viviendas que permitan a la gente tener sitio donde vivir en el pueblo”. Consiente de que el caballo de batalla de las zonas rurales es la despoblación tiene clara la receta: “en los pueblos tiene que haber actividad, la que sea para que la gente tenga puestos de trabajo y pueda vivir en el pueblo. Si no hay trabajo se van”.

El veterano alcalde de Castillejo de Mesleón (casi 150 habitantes) no tiene previsto poner fin a su vida política de momento, ya que asegura que se presentará a la reelección en mayo próximo, y mantiene siempre presente la gran transformación que ha vivido su pueblo, un lugar que hace cuatro décadas apenas tenía calles urbanizadas ni agua corriente. De esta etapa defiende los trabajos que se llevaban a cabo mediante acción comunitaria, es decir, entre todos los vecinos, que aportaban desinteresadamente su mano de obra para que las infraestructuras necesarias se materializaran lo antes posible. “Convencía a los vecinos de que arrimaran el hombro, dando ejemplo yo el primero, y con ello se consiguieron cosas importantes”, explica.

A sus casi 89 años este es un alcalde del pueblo, cercano y entregado. En sus más de cinco décadas al frente del cargo ha desarrollado toda su actividad en el ámbito rural y provincial, también como corporativo durante doce años en la Diputación provincial, una institución que defiende con fervor ante las voces que piden su desaparición “porque no saben el trabajo que prestan”, acusa.  “La Diputación es la madre de todos los ayuntamientos. Gracias a la Diputación se han ido haciendo obras en los pueblos constantemente y eso ha mejorado sus condiciones”, sentencia.

Cree además que la receta para que un pueblo prospere es que haya entendimiento en la corporación: “Es importante llevarse bien; yo cuando fui diputado una legislatura por el PDP trabajé mucho con el presidente Javier Reguera, que era socialista. Si en los pueblos la corporación se lleva bien, los pueblos funcionan y los que se llevan mal entre la corporación no funcionan. La base es llevarse bien, en los ayuntamientos y en la Diputación. Es igual que una familia, si te llevas bien no hay problemas y va la cosa para adelante”.

A Ricardo Díez le gustaría que le recordaran como un alcalde que  transformó su pueblo mientras anima a los nuevos políticos locales porque “lo más grande que puede haber, lo más grande que a uno le puede pasar, es ser alcalde de su pueblo”.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *