web analytics

Política por Castilla y León

Decía el actual presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, tras la investidura de Pedro Sánchez como presidente del gobierno, que se mostraba muy preocupado por la formación del nuevo ejecutivo al crear, según su parecer, incertidumbre e inestabilidad. Hasta ahí todo bien, teniendo en cuenta que cada uno puede expresar lo que le parezca oportuno sobre el nuevo gobierno, eso sí siempre con respeto y educación.

Pero lo que no se puede consentir es que estas afirmaciones se hagan en calidad de presidente de una Comunidad Autónoma, como así lo ha hecho Fernández Mañueco y como se puede ver en un comunicado en la página web de la Junta de Castilla y León.  Es probable que muchas presidencias de Comunidades Autónomas también hayan hecho lo mismo, pero no por ser una generalidad se puede decir que sea algo correcto. No hay que olvidar, que los presidentes y presidentas de comunidades autónomas, como máximas figuras de una institución pública,  representan a la ciudadanía de un territorio y no al partido al que pertenecen. Hay que recordar, que nos guste o no, Mañueco también es el presidente de más de 500.000 personas que optaron por PSOE y Unidas Podemos en las pasadas elecciones de noviembre.

Independientemente de esta práctica, más habitual de lo que parece por parte de (diría) todos los gobiernos, y de los pareceres personales, ahora toca defender los intereses de nuestra Comunidad ante el nuevo gobierno. Parece que Fernández Mañueco se ha puesto las pilas y ha mandado una carta solicitando ya una reunión con el nuevo presidente para hablar sobre “nuestros problemas”. Ya era hora. Hasta el momento parecíamos más catalanes que castellanos o leoneses. No hay más que echar un vistazo a varias iniciativas tramitadas o registradas en las Cortes de Castilla y León en las últimas semanas más centradas en la unidad de España que en los problemas de nuestra tierra.

En el fondo, no hacen más que seguir la estela del PP estatal, cuyas primeras iniciativas se han centrado en Venezuela y en el incidente de una delegación diplomática española en la embajada mexicana en Bolivia, donde por cierto contribuyeron junto con algunos medios de comunicación a pasarse la defensa de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado por el forro, desvelando la identidad de varios miembros del Grupo Especial de Operaciones, y poniendo así en peligro su seguridad.

También muchas horas de televisión han pasado los tertulianos y tertulianas comentando los atuendos de los nuevos ministros y ministras, así como el famoso “pin” rojo antifascista en las solapas de Pablo Iglesias y Alberto Garzón recordando la lucha antifascista de aquellos que fueron encerrados y torturados en los campos de concentración por defender la democracia.

Y en vez de dedicar horas y horas a una especie de “Sálvame político”, bien podían haber comentado y analizado las futuras medidas para disminuir el porcentaje de contratos temporales, el 90% en 2019 según datos de la propia Seguridad Social. Pero que esperamos, si ni siquiera el presidente de la CEOE lo ha hecho, preocupándose más en no perder sus privilegios que en buscar soluciones para reducir la desigualdad laboral creciente.

Ojalá que en esa futura reunión, se soliciten medidas para acabar con la pobreza energética que afecta a nuestra Comunidad gravemente, ya que según un estudio del Instituto de Economía de Barcelona, Castilla y León se sitúa en la segunda posición  con un 12,8%, solo por detrás de Castilla – La Mancha. Y esto dentro de un país, al que tanto “aman” que se sitúa  dos puntos por encima de la media europea según Eurostat en lo que respecta a esta variante de la pobreza.

Ojalá que también, el presidente de la Junta en su reunión con Sánchez,  solicite medidas para disminuir el riesgo de pobreza en nuestra Comunidad, situado en el 19,5% según los últimos datos de la Red Europea Contra la Pobreza y la Exclusión Social.

Deseamos que también solicite medidas para acabar con la burbuja del alquiler en nuestra Comunidad, con unos precios que han subido un 5,8% en los últimos meses, según Idealista, siendo nuestra provincia Segovia, la líder en esta lista con un aumento del 14,2%.

En definitiva, esperamos que Alfonso Fernández Mañueco, se comporte como presidente de Castilla y León, se preocupe por los paisanos y paisanas a los que representa, aunque no le hayan votado, deje de mirar a Cataluña, no utilice las instituciones públicas para hacer propaganda  de su partido y empiece a hacer política y a luchar por Castilla y por León.

 

 

Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Ex-procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *