web analytics

Opinión: ¿Por qué un partido provincialista?

Artículo de opinión de Juan Ángel Ruiz Martínez. Diputado Provincial del Grupo UPyD – Centrados en Segovia

Juan Angel Ruiz.

Tras estos últimos tres años dentro de las instituciones, son muchas las cosas que un grupo de “nuevos políticos” de ésta provincia hemos aprendido. Las cosas no son como nos parecían, en el mejor de los casos son ciertas y en el peor la realidad supera a lo esperado.

Para nuestro grupo el balance general es muy bueno. Seguimos teniendo vocación de servicio y seguimos pensando que colaborar con nuestros vecinos y dedicarles parte de nuestro tiempo llega a ser realmente gratificante, a pesar de no siempre poder contentar a todo el mundo y estar expuestos al examen constante y la continua crítica, no siempre constructiva.
En este tiempo hemos podido constatar que las personas que integran los grandes partidos tienen que aceptar lo que, por mandato, se les dicta. Decisiones con las que no están cómodas y que, muchas veces, no comparten en absoluto, pero que, por el bien de su partido a niveles superiores (autonómico, nacional e incluso europeo), lo apoyan y defienden con la mejor de sus sonrisas. Valga como ejemplo, el posicionamiento del PSOE en el asunto catalán antes de apoyar el 155. Ferraz es mucho Ferraz.

También hemos visto la cara que se les quedó a los cargos tanto de Ciudadanos como del PP cuando desde Valladolid se les pedía que dejaran abierto a la zona sur de Castilla y León la ubicación de un acelerador lineal para los tratamientos de radio terapia y que sus vecinos no se tuvieran que desplazar, para que, posteriormente la procuradora regional naranja de Ávila les quitara la merienda pidiendo y consiguiendo, sólo para Ávila, el dichoso acelerador lineal. ¡¡Mira que se les dijo en el pleno que se pidiera para Segovia…!! Pero nada, Valladolid mandaba.

Nuestra experiencia, en un partido nacional como UPyD, ha sido diferente. Hemos tenido nuestros problemas porque siempre hemos sido críticos con las distintas direcciones que durante este periodo han pasado por el partido. Quizás el que se use el sentido común no guste a los partidos grandes. En UPyD tuvimos que luchar mucho para poder defender los intereses de la provincia en los casos de Caja Segovia, ya que, como los demás partidos políticos, al principio, pensaban que no se debía judicializar la política. Nuestra insistencia hizo que Rosa Díez y el resto de la dirección nos diera libertad y presupuesto para hacerlo y fue el germen del Caso de las Prejubilaciones de Caja Segovia y, posteriormente, del Caso Bankia (Preferentes, Blesa, Rato, Tarjetas Black…). Ahí están los resultados. Esperemos que devuelvan todo lo que se llevaron. Unos y otros. Y, sobre todo, que nada parecido vuelva a ocurrir.

Pero como decía, no fue nada fácil. Por lo mismo: hay que obedecer lo que se dicta desde Madrid y/o Valladolid. Todo lo anterior hace que nos planteemos qué gana Segovia teniendo que rendir pleitesía a las capitales regional y nacional. O mejor dicho, qué hemos ganado hasta ahora.

A nivel autonómico, en Castilla y León, Segovia es el “patito feo” de las provincias, ya que, con apenas 150.000 habitantes, son pocos los votos que aportamos a los grandes partidos, son pocos los procuradores que tenemos para defender nuestros intereses y los que hay se deben a estructuras tremendas y tienen que aceptar muchas cosas que acaban perjudicando a nuestra provincia. Provincias de tamaño menor logran mayores inversiones, año tras año, que nosotros y eso hace que figuremos en el puesto de cola de la región.

A nivel nacional, tres cuartos de lo mismo. Aparte del funcionamiento de los rodillos parlamentarios habidos y con un Senado vacío de funciones y contenidos efectivos, nuestros distintos parlamentarios pocas cosas han aportado a la mejora de los intereses de nuestra provincia. En nada hemos avanzado más que otros. Simplemente, con nosotros, cubren el expediente. Presupuesto tras presupuesto. Excepción hecha del AVE que tenía que pasar por nuestra provincia si o si y que a punto estuvimos de que no hiciese parada ni hubiese estación en nuestra capital si no llega a estar al tanto el último alcalde centrista que tuvo Segovia.

Por todo lo anterior y por mucho más que, por brevedad, no voy a pararme a relatar, es por lo que el grupo de gente que concurrimos a las últimas elecciones locales bajo el paraguas de la marca UPyD creemos necesario un partido Provincialista, que no provinciano. Un partido que defienda, principalmente, las necesidades y políticas por y para Segovia, sin olvidarnos del resto España. Un partido que, siguiendo la estela de grupos como, por ejemplo, Coalición Canaria en el Congreso, UPL en las Cortes de Castilla y León o el PRC en Cantabria, llegue a ser clave y, a veces, llave; obteniendo, de esta manera, mejoras e inversiones para Segovia.

Segovia necesita más inversión, en reparaciones, mejoras y nuevas infraestructuras, en la provincia por parte tanto de la Comunidad Autónoma como del Estado para poder mejorar la calidad de vida de los segovianos y evitar la despoblación del medio rural. Segovia necesita que sus peticiones no sean filtradas ni dirigidas desde Valladolid ni desde Madrid.
Los políticos de Segovia necesitamos que nuestro trabajo sirva para hacer de Segovia una provincia mejor y esto, desde mi humilde opinión, solo se consigue con un partido Provincialista, donde Segovia esté por encima de todo y de todos.

Artículo de opinión de Juan Ángel Ruiz Martínez. Diputado Provincial del Grupo UPyD – Centrados en Segovia

Author: Opinion

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *