web analytics

Mañueco se encomienda a Vox

La versión A, o la realidad A, dice que a Mañueco le estaban haciendo la cama pero desde cuatro lados. Con una alarmante minoría, un pacto multibanda entre PSOE, provinciales, morados y evadidos de Ciudadanos amenazaba con quitarle del cargo cualquier día. Y todo indica que desde hace meses no habido día que no hubiera movimientos al respecto. En prevención de la moción de censura, se daba por descontado un anticipo electoral.

Pero creo que en los últimos días el PSOE más idea tenía de optimizar el previsto paso de Mañueco por los tribunales, imputado por un nuevo caso (y van…) de irregularidades contables en la financiación del PP de Salamanca. Que es la teoría B o Realidad B. Y yo creo que eso es lo que frenaba el “golpe de mano” de Tudanca (un político extremadamente cauteloso, tirando a cobardica, vaya),  la posibilidad de optimizar el desgaste de Mañueco. Añadan el miedo que le da a Mañueco ese desgaste y creo que se explica así que finalmente la balanza se ha inclinado del lado de mandarnos a votar con las UCIS llenas.  Como, desgraciadamente, se espera que estén a finales de enero, cuando empiece la campaña. ¡Gracias!

Desde luego, no creo que Verónica Casado o Francisco Igea, tras partirse con denuedo y lealtad la cara y llevar todo el peso de la política sanitaria, la única que ha habido desde 2020, se merezcan el calificativo de traidores. Más bien al revés. Más bien Mañueco ha dejado tirados a dos políticos, Igea y Verónica, procedentes del amateurismo y de la medicina y con sus defectillos (esa sorna casinera de Igea), pero que han dejado constancia de una visión de Estado notablemente mayor que la de su jefe.

Agua pasada no mueve molino. La política real, lo que se juega en Castilla y León es el legado de Ciudadanos, esos 13 procuradores, que son lo que hoy aleja al PP de la mayoría absoluta. Así que la pregunta es dónde irán a parar esos escaños. Y si uno mira provincia a provincia, a poco que suba Vox, a poco que Podemos logre movilizar electorado con el previsible “que vienen los fascistas” sin restárselo al PSOE, y a poco que se quede igual el panorama provincialista (León, Ávila, puede que Soria), la cosa está la mar de apretada.

De manera que a un mes de que empiece el partido todo apunta a que la única forma de mantener en el poder al PP (que a Mañueco se verá)  es pactando con Vox, y pactando sangre. Abascal ya no está para regalos, de hecho, el partido verde recibía la convocatoria  electoral a puerta Gayola con un comunicado intitulado: “Vox CyL celebra el adelanto electoral para poder defender una región olvidada y vaciada por las políticas de izquierdas del PP”. Así está el patio.

Así que para tristeza y alegría del PP, Vox está llamado a ser el verdadero factor movilizador de la izquierda, que es la que paga y diseña las campañas a la ultraderecha poniéndola en el centro del debate con todos los tópicos al alcance. Por supuesto, con el “no pasarán” como bandera frontal, la sanidad (con una atención primaria colapsada y desaparecida en combate en el medio rural), y un descontento laboral de una recuperación que iba a ser bing-bong, siendo de momento la inflación lo único que sube. Tristeza para el PP en tanto que Vox les quita del centro y de la mayoría absoluta; alegría, sin ellos no podrán mandar, y después de todo, voto que va a Vox de nada le sirve a Tudanca.

Me inclino, pues, a prever una noche electoral con foto-finish, con PSOE y PP virtualmente empatados (sobre 34) y Vox (se necesitan unos 8) dando la mayoría justa a PP. Muy justa. Tanto, que esta vez sí,  la precampaña y campaña, con por una vez Castilla y León protagonista plena de la actualidad política nacional, están llamadas a ser cruciales.  Tanto como la gestión que se haga de este postoperatorio que se avecina con la amarga realidad de la sexta ola. Esto va a ser a sangre y fuego.

 


Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

7 Comments

  1. Al PP se le iban a complicar más la cosas, porque el aumento de las gentes de que viven en las zonas rurales y las provincias siempre olvidadas de la región, llámense, Soria, Segovia, Zamora y Ávila (esta ya cuente con un partido provincial). Provincias de la España “vaciada” y en la que faltas muchas infraestructuras, que siempre el PP promete y que nunca llegan, y no llegan porque el dinero público se lo gastan en Valladolid, León, Burgos y Salamanca. Los habitantes de estas provincias comienzan a ver como Teruel existe, como “por Ávila”, son determinantes para las votaciones y consiguen lo que no les dan ni el PP ni el PSOE. Los ciudadanos que vivimos en provincias pequeñas estamos hartos de ver como en ciudades grandes Como Valladolid y Madrid, se invierten cantidades ingentes de dinero en carreteras y hospitales, mientras en Segovia nos comemos los mocos. Los partidos provinciales que se van a crear por la España vaciada van a hacer mucho daño por el resto de votantes al PP, y por eso han adelantado las elecciones, para no dejar que se constituyan como partidos y se consoliden. Lo demás son escusas, adornadas de traiciones y bobadas.

    Post a Reply
    • De momento, todos los pueblos de Segovia con sistemas de depuración de agua en marcha de una u otra manera, y lo mismo con internet.
      Olvidados olvidados por el PP…. No parece que estén.

      Post a Reply
  2. Y si gana el Psoe se encomendarán a Podemos, Eta, Iu o Putin, o un grupo de delincuentes, o lo que sea. Por una silla venden a su madre. Lo único claro es que les importan un pimiento los ciudadanos.

    Post a Reply
  3. El Partido Popular de Castilla y León traiciona a Ciudadanos por irse con Vox. Es decir, se quita la careta de partido democrático.

    Post a Reply
    • Y entonces el Psoe, vendido a etarras, golpistas y podemitas?

      Post a Reply
  4. Dice No tan olvidados que los pueblos de Segovia tienen buena conexión a Internet y depuradas sus aguas residuales. ¿Dónde vive este señor o señora? ¿Por qué afirma cosas que no son ciertas? Se dé una vuelta por el Nordeste u luego opine.

    Post a Reply
  5. Uno de los votantes más característico de CS, resulta ser de la derecha, desencantado con el PP.
    Por ende, VOX va a pescar muy bien en esas aguas.
    El caso de la Comunidad de Madrid es distinto, como muy distinta es su Presidenta, y por eso la canalización de votos de los naranjas, cuando les cortó la cuerda.
    Coincido con el Sr. Blesa, en parte. Para que estuviera interesante de verdad, haría falta que las izquierdas movilizaran sus bases, y eso está más que por ver.
    Aparte de quinielas, el de Salamanca demuestra que pone toda la atención en su región y su gente….. no?

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *