web analytics

Luquero: “En ese momento de la investigación todo apuntaba a fallo humano”

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, eludió dar respuesta a las muchas dudas que suscita su actuación en el caso del autobús que el pasado 14 de agosto arrolló a varios vehículos e hirió a cinco personas en Via Roma. Se escudó en “esperar a un proceso de investigación muy riguroso”, dijo, que se está acometiendo. También destacó que “el Ayuntamiento ha exigido a la empresa garantías  de que los vehículos cumplen la normativa y está garantizada la seguridad”, recalcó. Como no puede ser de otra manera, Urbanos de Segovia, filial de Avanza y adjudicataria en prórroga del servicio de transporte municipal de viajeros,”así nos lo ha constatado por escrito, los vehículos son seguros”, remató Luquero. Y listos.

A partir de la publicación por acueducto2.com de documentación que pone en cuestión la versión oficial del fallo mecánico, y el testimonio de la conductora que afirma que, además de un error humano (no se echó el freno de mano) incidieron en el siniestro averías que impidieron la activación de los mecanismos de emergencia previstos para estos casos y que refutan diametralmente la versión ofrecida por la alcaldesa, se ha suscitado una nueva tormenta de credibilidad en el Ayuntamiento de Segovia. PP, Centrados en Segovia y Ciudadanos, han exigido información clara y precisa, denunciando que de confirmarse los nuevos datos, se estaría ante un flagrante caso de elusión de responsablidad. No hay tal, y Luquero insistió en que la oposición “usa de manera partidista un suceso desgraciado”.

Luquero no entró en la veracidad ni de documentos ni de testimonios. Según la alcaldesa, el documento en el que consta que el autobús estaba averiado al iniciar el servicio aquel día “son cosas entre la trabajadora y la empresa donde no nos vamos a meter”, señaló, “pero no dude que todos los papeles entrarán dentro de la investigación”. Respecto a las denuncias de la conductora, que testimonia que el autobús siniestrado fue devuelto a las cocheras por el propio inspector de la empresa, donde permaneció 40 horas sin precintar, en lo que es un rosario de irregularidades que pone en cuestión cualquier protocolo de “custodia de pruebas”, Luquero es más explícita si cabe: “no voy a responder a los comentarios. Es un tema técnico, son los técnicos los que determinan como se procede, se retiró y se precintó”.

“En ese momento”

Poco ha cambiado para la alcaldesa desde que el 15 de agosto, unas horas después del siniestro, y acompañada por responsables de la empresa y del concejal de tráfico, Ramón Muñoz Torrego, descargó al consistorio y a la empresa de cualquier responsabilidad, afirmando que el autobús carecía de averías, y apuntando exclusivamente al fallo humano como causa del incidente. Si acaso, y esto es lo nuevo, una muletilla, la apelación a “en ese momento” añadida ahora al discurso oficial. Así lo dijo literalmente el 30 de agosto la alcaldesa “me ratifico íntegramente en lo que dije: teníamos constancia de que no era un fallo humano. En ese momento de la investigación todo apuntaba a un fallo humano”

Luquero, no cabe duda, dijo lo que dijo en ese momento. Lo que sea que desde ese momento a ahora pueda añadirse, secreto de sumario y se verá en la investigación.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

2 Comments

  1. Pues al final, esto va a ser el único proceso de investigación “muy riguroso” que se haga en Segovia.
    Y díganos, querida Alcaldesa, si en estos momentos la investigación del CAT, ¿todo apunta a un “fallo humano”, o le fallaron los frenos al “mejor alcalde de Segovia”?

    Post a Reply
    • Al “mejor alcalde de Segovia” lo que le ocurrió es que se pasó de frenada.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *