web analytics

Las cuotas de Vox

Hay que reconocer que Vox está sacando el máximo partido a la vicepresidencia sin competencias ejecutivas, ya que su titular , que cobra más que el presidente del Gobierno, aprovecha cada ocasión delante de los micrófonos para mostrar una y otra vez sin ningún rubor el machismo de su partido y el suyo propio. Un machismo el de García- Gallardo Frings que ya era conocido por los tweets que tuvo que borrar cuando se hizo pública su candidatura a la Junta de Castilla y León. También fue patente durante la campaña electoral apelando a las políticas familiares de Hungría y Polonia (este último ha prohibido el aborto), repitiendo una y otra vez el mantra de los “chiringuitos subvencionados” y que las mujeres, que según él y su partido, viven de ellos lo pasarían mal o su ya famosa propuesta de derogación de la ley de violencia de género.

Esta vez el exabrupto se produjo con las cuotas de género. En un desayuno informativo, de esos que están muy de moda últimamente, el vicepresidente afirmó que “no se puede tratar a las mujeres como discapacitadas” e intentando arreglarlo continúo  con el típico “son iguales o mejores que los hombres”. El comentario se descalifica por sí solo siendo una desfachatez de la que debiera avergonzarse y pedir perdón. Pero lejos de esto prosiguió con su justificación vía redes sociales mostrando su desacuerdo con las cuotas con el típico “las mujeres tienen que ser valoradas en función de su trayectoria y mérito profesional” y que todo lo demás era “una falta de respeto”.

Curioso cuanto menos que sea él quien diga esto teniendo en cuenta cuáles han sido sus elecciones ante los puestos pactados con el PP para el gobierno de Castilla y León: él como vicepresidente, tres hombres como consejeros, un hombre para presidir las Cortes y un hombre que asume la portavocía del grupo parlamentario. Uniéndose además los tres secretarios generales de cada consejería. La conclusión entonces es que si para García- Gallardo las mujeres deben ser valoradas por su mérito y capacidad y que las cuotas no deben existir, parece ser que no ha encontrado ninguna mujer en toda Castilla y León con mérito y capacidad para que ocupen los puestos correspondientes a su partido.

Pero Vox no es el único que parece no encontrar mujeres con “mérito y capacidad”. Recordemos que las últimas elecciones tan solo un 23% de las candidaturas presentadas estaban encabezadas por mujeres y ninguna mujer era candidata a la presidencia de la Junta de Castilla y León. También ocurrió en 2019 cuando se eligieron las diputaciones, no sometidas a la representación 60/40 que exige la Ley Electoral, cuando tan solo el 24% de mujeres fueron designadas diputadas provinciales y tan solo una mujer ocuparía la presidencia de una Diputación. Parece que en este caso tampoco se encontró a mujeres con mérito y capacidad. Sin ir mas lejos en el tiempo, esta misma semana PP y PSOE se repartían los senadores de designación autonómica donde fueron los propuestos y elegidos tres hombres.

Atendiendo a esta situación y ante el discurso de Vox esto implicaría que en Castilla y León no existirían mujeres capacitadas y con los méritos suficientes para ocupar estos puestos, siendo además “culpa suya” el no conseguirlo, puro neoliberalismo de ese del que Vox reniega.

Estos tan solo son algunos de los miles de ejemplos que encontramos en política cuando no se aplican correctores o cuotas de las que tanto disgustan a Vox y García-Gallardo Frings, ejemplos que también existen ,por supuesto, en el sector privado.

No son solo las cuotas las que no le gustan a Vox. Tampoco las estadísticas desagregadas por sexo, fundamentales para entender una sociedad. Esta semana cuando se debatía el  informe del procurador del común, el portavoz de Vox manifestó su desacuerdo en que las quejas que éste recibía estuvieran divididas entre hombres y mujeres, adoctrinamiento ideológico lo llamó. Supongo que adoctrinamiento también será bajar el IVA de los productos de higiene femenina y el futuro reconocimiento de las bajas por menstruaciones dolorosas.

Es cierto que las cuotas no suponen un remedio infalible para la baja representación de mujeres en espacios de toma de decisiones, en este caso en el ámbito político, sino que existen otros factores que obstaculizan el acceso de las mujeres a la esfera pública como son los menores recursos económicos que le impiden desarrollar el activismo político, las responsabilidades familiares que le han sido otorgadas por el hecho de ser mujeres y un espacio dominado por hombres que, como hemos visto, prefiere elegir a otros hombres para ocupar los puestos de responsabilidad que tienen que ser asignados.

La práctica y la realidad han demostrado que las cuotas se hacen necesarias hasta que la desigualdad, en este caso entre hombres y mujeres, se corrija. Pero claro, esto es imposible que lo entienda un partido donde su candidata a la presidencia de Andalucía en las próximas elecciones dice querer “romper las cadenas  que nos ha impuesto el feminismo”, un feminismo al que debe dar las gracias y que le ha permitido hablar desde una tribuna, decir eso y presentarse como candidata a presidir una Comunidad Autónoma.


Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Ex-procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

17 Comments

  1. Tu amada Menestra Montero acaba de anunciar que no se va a bajar el Iva para productos sanitarios de la mujer. Otro incumplimiento electoral y otra vergüenza política para todas las mujeres. Incluir las reglas dolorosas como enfermedad profesional (sin plazo de duración, pueden ser vitalicias) supone una nueva discriminación a la mujer. Los empresarios contratarán hombres con preferencia, cosa que no ocurría ahora. Y lo de las cuotas es terrorífico. Y ofensivo para la mujer. Luego tenemos Isabeles Serra (condenada por varios delitos), la cajera Montero, cuyo mérito era “ser mujer” de Pablo Iglesias, Belarras y demás indigentes intelectuales en política. La verdad es que cada vez que hacéis algo, aumentan las mujeres que son más pobres, con pobreza energética y que no pueden comprar comida y otros productos que antes de 2018 podían comprar, más desiguales que antes de 2018, que tienen que abortar casi obligatoriamente sus hijos porque no pueden mantenerlos económicamente, sin ayudas ni poder acceder a un piso o un trabajo, más que antes de 2018 y más mujeres paradas que antes de 2018. Sois la leche. Lo que trae el Comunismo. Dejad en paz a las mujeres y los hombres. Iros ya, nadie os necesita ni os quiere, ni os vota.

    Post a Reply
  2. Por favor, Natalia explique a cualquier mujer normal que ella es una cuota. Te corren a gorrazos hasta Moscú. No sé si sabes (supongo que no) que en todas las oposiciones públicas aprueban casi un 80 por ciento de mujeres. En poco tiempo sólo habrá mujeres en Sanidad, Educación, Justicia… Qué hacemos? Ponemos una cuota para hombres como se hace con la reserva de plazas para discapacitados? Del 10 o del 20 por ciento por ejemplo? Lo vuestro es igualitarismo, o sea imposición, lo mismo que hace el Comunismo o el Fascismo.

    Post a Reply
  3. Comentaba ayer un telediario que la maquinilla para las piernas de las mujeres que es de color rosa es igual que la azul de la barba para los hombres y que la de la mujer cuesta unos 20 centimos mas de media que la de los hombres, si fuera al reves nos afeitariamos con maquinillas rosas y no dariamos la murga.

    Post a Reply
    • Alguna ni con soplete se podría quitar los pelos de la sobaquera.

      Vaya mundo de mierda nos están dejando los socialcomunistas.

      Post a Reply
  4. En las últimas elecciones a Castilla León cuántas mujeres iban en la lista de podemos???? Muchas menos que hombres…luego podemos es un partido machista,, porque no cumple las cuotas…tú sigues dolida por no haber sido elegida para las elecciones..

    Post a Reply
    • Lo único que hace la Montero, es dejar a las mujeres como pobrecitas. Pero ni se la escucha hablar de que el 98% de las muertes en accidentes de trabajo son hombres. Pero dirá que eso no la compete, igual que con el IVA de los productos íntimos de mujeres. También podían bajar el IVA de los pañales que lo veo necesario y no dice nada.

      Post a Reply
  5. Excelente análisis Natalia. Los votantes del PP y Vox siempre beneficiándose de los derechos que lucha (y logra) la izquierda.

    Post a Reply
    • Los únicos derechos que dejais son: pasar hambre, Paro y pobreza

      Post a Reply
        • La derecha y vox se benefician de que ha conseguido en Castilla y León la izquierda? A qué llevan más de 30 años sin gobernar en la comunidad!!

          Post a Reply
  6. Como creo que te alimentas de los comentarios, solo te formularé un pregunta cómo gran defensora de la igualdad:
    Imagina que *somos novios* y quedas embarazada, si lo queremos los 2 bien, si yo no quiero y tú si, tu puedes decidir si quieres o no sin tener en cuenta mi opinión, ya no está tan bien, pero…… Y si yo quiero y tú no, tengo que aceptar tu decisión y renunciar a mi deseo de ser padre?

    Post a Reply
    • Calla, machirulo opresor.

      Post a Reply
  7. ¿Esta por escribir estas maravillas aquí no cobra como columnista no?, vamos que lo hace por amor al arte, por adoctrinar y punto, porque si no al final a los que nos van a tener que pagar es a los lectores por aguantarla.Que columnista oye lo que se están perdiendo los periódicos de tirada nacional, que digo internacional, que clarividencia, que análisis racional y nada sesgado , que joya en bruto….

    Post a Reply
    • En lo de joya en bruto.. Mucha razón

      Post a Reply
  8. Me hubiera gustado saber si las otras finalistas de España en Eurovisión, las hubieran portado como Chanel…

    Post a Reply
  9. Que tipico es ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.
    ¿Porque claro Podemos no estasacando el maximo partido a su gobierno de coalicion verdad?, ah no que son seres de luz que siempre actuan bajo el mas absoluto de los altruismos, anda que…lo que hay que leer.

    Post a Reply

Responder a MISCO Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *