web analytics

Las costuras del Gobierno municipal se ponen tensas en el pleno

Azucena Suárez charla con Guillermo San Juan en un patrón del pleno.

Vaya por delante que en el extraño pleno de este 29 de octubre se aprobaron todos y cada uno de los asuntos que se debatieron. Bueno, con la excepción de la moción que presentaba el PP, un nuevo modelo para Segovia de tasas e impuestos municipales, más parecido a una propuesta electoral o, si lo prefiere, una declaración de principios de “fiscalidad según la derecha” que la izquierda jamás aprobaría. Lo demás, todo aprobado.

Las 4 horas y 37 minutos de sesión —con casi una hora de “recreo” aunque siempre se anuncia como una parada de media hora— dieron tiempo para interesantes conclusiones. La primera, es que el liberal, David García Foj se gana a pulso, sesión tras sesión, el título de “concejal del mes” por sus intervenciones equilibradas, nada agresivas pero capaces de hacer pitar el oído, como si un tortazo a mano abierta fuera, del demagogo más insistente, y con mensajes llenos de sensatez y alejados de cualquier extremismo. Si se creara el premio, tiene ganadas ya varias estatuillas en este mandato, que lo de el pleno de octubre no fue una excepción.

Sembrada, por ejemplo, fue su actuación cuando el concejal del PP, Marco Sandulli, en la vehemencia exagerada con la que reviste sus críticas machaconas tachando de “desastre” al equipo de Gobierno soltó que “Si yo fuera un empresario que viene de fuera descartaría Segovia a la vista del estado de los polígonos”. La impertinencia le valió la inmediata reprimenda del concejal socialista, Miguel Merino y del de IU, Ángel Galindo, agarrados inmediatamente al fácil “que mal segoviano es usted” que había puesto en bandeja el popular. “Segovia es sin duda uno de los mejores lugares para invertir. Si fuera un empresario madrileño invertiría en una ciudad a 90 kilómetros de un aeropuerto internacional, a mitad de camino entre Madrid y Valladolid, invertiría en Segovia si o si, estén como estén los polígonos. Segovia es un lugar excepcional para invertir, con una posición estratégica ideal y el lugar ideal para iniciar una nueva empresa”, zanjó García Foj.

Hubo también una revelación importante que llamó la atención de la popular, Azucena Suárez por novedosa. En realidad, fue un cambio de postura severo. La alcaldesa, Clara Luquero proclamó en sede plenaria que en su Gobierno “desde el primer momento hemos dicho que la actual estación de autobuses seguirá prestando servicio” y el portavoz socialista, Jesús García, confirmó que contemplan que la estación de autobuses actual se quede dónde está aunque se construya “una alternativa de apoyo” en los terrenos de la vieja estación de Renfe. Hay que apuntarlo.

Se produjeron más asuntos clarificadores del estado de la relación política entre los grupos. Por ejemplo, que se escenificaran alejamientos sustanciales de posturas y planteamientos entre socios de Gobierno, como cuando el representante de Podemos espetó a los de IU que están faltando al pacto de presupuestos por no haber establecido y repartido este año, como se acordó, ayudas para el alquiler y, de hecho, suprimir ahora esa partida para destinar el dinero a ayudas en el recibo de la luz. San Juan advirtió que “los pactos están para cumplirse” y la edil de IU, Ana Peñalosa se defendió acusándole de demagogia y de “ir a buscar los votos” de IU. También se evidenciaron los distanciamientos cuando el de Podemos  echó en cara a los gobernantes de PSOE e IU haber elegido “el peor modelo de gestión municipal para el parking de la estación de autobuses”. Por supuesto, PP y Cs aprovecharon el jaleo para meter cizaña en el bloque de izquierda retando a San Juan a cobrarse las facturas de los desagravios en las votaciones de los próximos presupuestos municipales en las que su voto, como se sabe, es imprescindible para que las cuentas salgan adelante…

Como curiosidad, la portavoz de Ciudadanos, Noemí Otero, reprochó al del PP, Pablo Pérez que metiera en el debate sobre las ayudas a los recibos de la luz una crítica al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pero Pérez respondió acusando a la de Cs de ser voluble políticamente y sacó el manido “según tienen su partido”. ¿Quién dijo que todo estaba acordado entre PP y Cs para las próximas elecciones?

Los concejales ocupan sus escaños en el hemiciclo tras meses de dispersión por la pandemia.

Todos contra todos en lo que parecía una carrera por la captura de votos y el grupo socialista (y el de IU), esta vez, a lo suyo y ejerciendo de Gobierno, que no siempre se ve en las sesiones plenarias. Lo que PSOE e IU no pudieron evitar fue caer en la tentación de meter, por tres veces y todas con calzador, cuñas para regodearse en la reciente sentencia condenatoria al Partido Popular sobre la caja B y la financiación de la sede de la calle Génova.

Sólo el PP se queda sin premio

¿Y qué se aprobó en esta sesión? Pues, una vez más, diferentes modificaciones de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del Ayuntamiento, algunas sobre plazas tan trascendentes para la vida municipal como la del Jefe del servicio de Obras, Servicios, Infraestructuras y Medio Ambiente, entre otras. También lograron PSOE e IU, con la abstención de los restantes, la aprobación del proyecto de gestión directa del aparcamiento de la estación de autobuses, que sigue sin fecha de apertura y va para un año.

Se aprobó también, por unanimidad aunque no sin agrio debate, la modificación presupuestaria que permitirá meter 600.000 euros en la calle Navacerrada, del polígono el Cerro y 100.000 más para mejora de redes en la carretera de Villacastín, aunque Sandulli elevó a “milagro” que de tiempo a hacer la inversión antes de que acabe el año.

Los portavoces de PP y PSOE, Pablo Pérez y Jesús García.

También salió adelante, esta vez con los votos de PSOE, Cs e IU, la modificación presupuestaria que permite a Servicios Sociales destinar 200.000 euros a ayudas para el pago de los recibos de luz a familias con bajos ingresos aunque sea a costa de renunciar a usar esa misma partida para su fin original, generar ayudas al alquiler para rentas algo mayores. Peñalosa reconoció que las “dificultades” técnicas para poner en marcha ese programa habían llevado a optar por cambiar el destino del dinero para no perderlo con gran enfado de San Juan —lo de la ayuda al alquiler está pactado por escrito para este año— y el disfrute de Pérez, que trató de socavar la estabilidad del Gobierno cuando le dijo a San Juan que sus socios le estaban engañando y a Peñalosa que parecía darle igual en qué gastar el dinero con tal de hacerlo.

En las mociones, San Juan logró apoyo unánime para su iniciativa de apoyo al tren convencional, especialmente a la línea 53, a Cercedilla, aunque para eso hubo de admitir dos enmiendas del PP y soportar la crítica áspera del portavoz de IU, Ángel Galindo, por intentar arrogarse protagonismo en los medios de comunicación con este asunto por encima de una amplia plataforma que trabaja en este sentido en la que, entre otros, están los propios IU y Podemos. La misma unanimidad logró Noemí Otero con su propuesta para que se creen herramientas que evalúen el resultado de las acciones que lleva a cabo el Ayuntamiento y, ya se ha dicho, el PP no logró convencer al bloque de izquierdas con su propuesta de fiscalidad municipal.

Author: Fernando Sanjosé

Segovia (1967). Periodista.

Share This Post On

2 Comments

  1. Al final salió adelante la iniciativa para evaluar las actividades del Ayuntamiento, especialmente las de cultura. A ver si empiezan a organizar actos culturales interesantes y dejan de hacer lo mismo, para los mismos y con los mismos de siempre.

    Post a Reply
  2. Segovia sería un lugar ideal para invertir, si contase con unas instalaciones decentes en los polígonos industriales, que llevan décadas en un estado deplorable. La situación geográfica favorable, no la ponen los políticos, viene dada y los empresarios están haciendo el resto (el milagro) de invertir y trabajar en condiciones precarias porque el Ayuntamiento que preside Luquero asociado con el dúo de ultraizquierda, se gasta el dinero del presupuesto en cultureta y autopropaganda y en pagar sentencias. Los discípulos de Garzón (el azote de los hosteleros) son un peligro para la economía segoviana. Resulta cínico que quieran defender a Segovia y la inversión empresarial en esta ciudad con el edificio CIDE vacío y sin terminar. Un fracaso sonoro, Un símbolo de la impotencia y desgobierno de Luquero y sus cómplices de I U . Segovia no se merece este gobierno de perdedores sin futuro.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *