web analytics

La promiscua vida política del alfoz

La verdad que, será deformación profesional, pero la vida política del alfoz segoviano me resulta más animada que la de la capital o la Junta, tan previsible. En los últimos días ha pasado que abandonaba la alcaldía un histórico, Vicente Calle, cambio de bastón en Hontanares, y de rebote una fuga de IU en Palazuelos que deja el panorama en un sudoku de 7 grupos políticos para 13 concejales.

Por partes. Lo de Vicente Calle es la típica operación de relevo generacional a medio mandato para dar visibilidad al futuro de la formación popular en La Lastrilla, la joven Elizabet Lázaro. 31 añitos. Un relevo “tutelado” en el que el alcalde viejo enseña el oficio a la novata, la va introduciendo en los entresijos sociales, y en suma, le hace de palanca para que en 2023 Lázaro esté en óptimas condiciones para renovar un feudo pepero de pro, que no ha conocido alcalde rojo y gusta de gobernar en mayoría absoluta (seis concejales). Que se lo pregunten al combativo y felizmente recuperado -de nuevo al pie del cañón- Pedro Piñeiro, líder de un PSOE con cuatro concejales, y un panorama que completa el “verso suelto” de la ex-Ciudadana, hoy “no adscrita”, Isabel de la Cruz. Empresaria ya jubilada, adicta a la política, que imagino, espera ofertas (¿Centrados? ¿Vox?)… No desde luego de Ciudadanos, de donde salió de sonoro portazo.

La formación naranja, cuyos dos concejales han dado la campanada en Hontanares, pegando la patada a la socialista María Vallejo para aupar al ex-alcalde Javier García. Lo de García no tiene más historia. Ha ganado las dos últimas municipales pero las coaliciones le han alejado -hasta ahora- de la alcaldía. Oposición de hierro y una “vocación de alcalde” manifiesta, la de García, que desde el minuto 1 tras la investidura de su rival no ha parado de cortejar a los dos naranjas, sin premio… hasta ahora.

Naranja en transición al azul

¿Y por qué ahora? Aquí hay una buena historia. En Hontanares se ha maliciado bastante lo de la compra de concejales, tan típica en estas lides. Sin embargo, y sin meter la mano en el fuego por nadie, a mí más me parece que este extraño movimiento, mediado ya el mandato y con todo el pescado vendido, tiene de partera a lo que queda del aparato del partido naranja en Segovia, léase Noemí Otero. Todo hace pensar, y desde luego los mentideros no dejan de insistir en eso, que hay una operación de traspaso de C’s al PP de los restos de los restos de los primeros.  La jugada es clara, llegado el momento Miguel Ángel de Vicente fichará a la actual diputada provincial para “reforzar” la lista no se sabe si de Cuéllar o Segovia (aunque Pablo Pérez no parece muy por la labor). A cambio, desde Quitapesares, donde Otero dirige Promoción Económica (evidentemente con sustanciosa liberación), se está incentivando una OPA por absorción hacia el PP, que canalice para los azules lo que quedase de este incendio forestal que ha sido Ciudadanos. De momento, un alcaldía de relumbrón como la de Hontanares.

Concejales de C’s de Ciudadanos en Hontanares.

¿Se repetirá la operación? Difícil. Si observan el mapa verán que la mayoría de ediles naranjas están ya bajo la órbita del PP o, por ejemplo caso de La Granja, no suman como para echar al PSOE. Y luego tienes el caso espectacular de Palazuelos de Eresma, donde al popular Jesús Nieto le vendría de perlas reeditar el fallido pacto con José González, más ahora que el cabeza de lista de IU, y factotum de la inestable estabilidad de Nieto, Juan Martín Sevillano, ha dado el portazo a IU, que no al acta de concejal.

“Decisión personal”, explicaba Martín, decisión personal que a mi entender solo se entiende, y de aquella manera, por el divorcio entre el de Palazuelos y la dos de IU en la capital, Aña Peñalosa.  Situaciones complicadas. Como la que le queda a Nieto. El pleno de Palazuelos acoge ahora la friolera de siete formaciones políticas, en rigor seis, pues los “no adscritos” como el ex de IU, no forman grupo. Martín afirma que seguirá como hasta ahora, apoyando a Nieto a cambio de concesiones, algunas de ellas, como la bajada del IBI, para mí incomprensibles desde un punto de vista de izquierdas. ¿Hará lo mismo el que queda de IU, Juan Manuel Sacristán?

Álgebra molotov en Palazuelos

Juan Jose Martin Sevillano

A priori Sacristán siempre ha mostrado una sintonía total con Martín, de donde no cabe esperar muchos cambios. Aunque Daniel Bravo, del PSOE, tiene matemáticamente en mano ahora desbancar a Nieto, con solo 6 actas más o menos -y nótese este “más o menos”- bajo control, el encaje al tresbolillo para poner de acuerdo a los 7 restantes, o sea a los 3 de PSOE, 2 de Ciudadanos (más con la movida antes dicha en la Diputación en sentido opuesto), y otros dos de Podemos y el de IU -con Martín ni se cuenta-, sigue siendo álgebra molotov. Álgebra por lo complicado y molotov por el incendio que puede provocar la fusión de tantas mentes dispares. “Lo intentaremos”, me explican sin demasiadas esperanzas en el PSOE.

Otra cosa será la promiscua gobernabilidad de Palazuelos. Si ya sacar adelante cosas como los presupuestos primero con Ciudadanos, luego con PSOE, para finalmente acabar con DNP (los independientes tradicionalmente vinculados con Tabanera del Monte) y la pareja de IU, era sudar tinta china, ahora se antoja más difícil, si cabe. Y ni les cuento la asignatura pendiente de las nuevas Normas Urbanísticas palazolenses, donde cualquier posibilidad pasa por un “pacto de Estado” entre todos. Que conociendo a Nieto y lo mal que acabó Bravo por hacerle favores en el mandato anterior, no tiene ni las trazas. En fin, seguiremos expectantes.


Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On
468 ad

2 Comments

  1. Al concejal Sevillano se le acabo el amor por la izquierda, aunque no es sorpresa, ya veíamos todos que últimamente es más de amor por la derecha.
    Ahora queda saber si el concejal Sacristán es fiel en su amor por la izquierda, o también le pone los cuernos y le hace ojitos a la derecha.

    Post a Reply
    • Pues pienso lo que tu, porque después de esto, ni Sevillano ni IU van a pillar cacho, porque a ver como se come que estén manteniendo a Nieto en la Alcaldía, es que este pueblo es flipante, primero se alía DNP con su máximo enemigo durante 8 años, el PP, y después de salirle rana lo de ciudadanos, ahora se apoyan en IU.
      Por cierto, en este caso si importa mucho lo del divorcio de Pañalosa y Sevillano, ya que es la clave. Lo más honroso hubiese sido dejar el acta, porque por mucho que pueda, el se presento por IU y no como independiente.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *