web analytics

La policía antipatriótica

No entiendo mucho la entraña del caso Marlaska. ¿La policía no debe informar al jefe de policía? Bueno, tal vez si el jefe está implicado en algún chanchullo cabe pensar que no. ¿Pero en un caso de pura y dura naturaleza política como la denuncia a un delegado del Gobierno por autorizar una manifestación? Y ya que estoy, ¿Todavía hay jueces que dan pábulo a las denuncias que interpone ese sindicato del crimen mal llamado Manos Limpias, autor de la denuncia de marras? ¿El mismo sindicato que extorsiona a golpe de falsa denuncia? ¿Pero estamos tontos del todo, señor juez? Señoría, ¿para quién trabaja usted?

El caso es que al responsable de la Guardia Civil en Madrid, coronel Pérez de los Cobos, van y se lo cepillan, pasándose por el arco de triunfo la política por la cual hay que respetar la cadena de mando de los cuerpos militares. Peor. Visto el escándalo, el ministro Marlaska asegura que fue una reorganización interna. Pocos días después unos papeles internos avalan que Marlaska nos toma por imbéciles, que de eso nada, que se lo cargó por no informar de una investigación en curso porque el juez le dijo que no informara.

El tema pasa de un conflicto interno a una crisis en toda la regla. Un ministro no puede mentir al parlamento y cascar lo primero que se le viene al magín ni cesar a los polis por hacer caso del juez. Pero esto es España, y las cosas siempre se pueden poner peor.

El alucinante Pedro Sánchez, para defender a su ministro, no se le ocurre otra que contextualizar la medida de Marlaska en su gran trabajo por purgar  el cuerpo de la “policía patriótica“. Y a mí esto sí que ya me parece pasar de castaño a oscuro. ¿El presidente tirando mierda sobre su propia policía? ¿Comprando el argumento del independentismo catalán que para desprestigiar a España acuñó la teoría de una cúpula policial española pseudo-fascista llamada “policía patriótica”? Lo de Sánchez me parece pasarse todos los pueblos de Castilla. ¿Existe una mafia policial en la cúpula de la Guardia Civil? Espero que Sánchez tenga pruebas al respecto. Pero si como pienso se lo ha inventado y no hay el menor indicio de tal cosa, lo suyo es un comportamiento digno de un cerdo. Pues no otro calificativo merece quien para salvar su culo de un pequeño lío no para mientes en poner por los caballos el trabajo del cuerpo policial más abnegado de España. (Y eso que personalmente, a López Cobos, el “verdugo” de octubre, no le tengo el menor cariño).

Detrás de la llamada policía patriótica esta el empresario-comisario, y conviene recalcar de la Policía Nacional,  José Manuel Villarejo, que no sería tanta cúpula de la poli cuando lleva 21 meses de trullo (y lo que le queda). Tremenda la biografía del sujeto, que tras montar una empresa de fabricación de dossieres con el fin de que sus clientes pudieran extorsionar a sus enemigos, se reincorpora a la Secretaría de Interior con el aznarismo donde siguió con su lucrativo chanchullo.

Comisario Villajero.

Otro “cerebro” de pro, el ministro Fernández Díaz, lo contrató para, también a golpe de villarejadas, laminar la credibilidad del nacionalismo catalán. Al PP le pasaba (y a mí también) que no entendía como a ellos la corrupción les masacraba en tanto en Cataluña la asfixiante corrupción convergente ni siquiera mermaba la aureola de santos de los Pujol, corruptos confesos. Así que pone a Villarejo de por medio. Y también recurre a él para luchar desde las cloacas contra el caso Bárcenas y lo que no sabemos…

Tiro por la culata. Los Pujol siguen (incomprensiblemente) sueltos y no será tan eficiente la llamada “policía patriótica” cuando el PP terminó como terminó, con presidentes comunitarios y ministros entre rejas incluido el yerno del rey. La purga más bestia jamás vista en la politica española. Lo cual dice más bien poco de la calidad de los servicios de Villarejo y habla bastante bien de la capacidad de España de autolimpiarse (cuando menos, no veo yo que otros países persigan con tanta seña la corrupción política, será que no la padecen o será que no la miran).

Naturalmente que los hechos hablen por sí mismos al independentismo catalán le importa tres bledos. La policía española es una mafia, siendo irrelevante el mérito de entrullar a ministros del Gobierno para el que trabaja (asignatura que desgraciadamente no figura en el manual de Mosso d’Esquadra). Dossieres, grabaciones, pruebas, todo un invento. Los jueces que en base a estas pruebas condenan a “nuestros mártires”, unos corruptos. Una mafia parafascista que parasita el interior del Estado. Ese es el relato que por la mera molestia de no abochornar a Marlaska ha desempolvado ahora Pedro Sánchez y al que tristemente se ha sumado buena parte de la izquierda. Cargando tintas además en los errores del sumario, la mala leche antipodemita que -dicen- transpira.

Es cierto que pocas cosas huelen peor que una demanda de Manos Limpias, y peor es la costumbre de los jueces de tirar del secreto de sumario por defecto en toda pesquisa. Pero sorprende el énfasis de determinados pasquines, no tan distintos al Okdiario, en demostrar que la investigación está cargada de inquina. Pues a poco que se haya revisado expedientes policiales verán que es bastante normal que la poli cargue tintas contra el investigado. Desde la perspectiva de medios de izquierda, parece ser que el trabajo de la poli, más bien, sería empezar a acumular atenuantes sobre el investigado, qué culpa va a tener él que es medio tonto, que si de pequeño le maltrataron…

De eso se quejaba un conocido mío, camello de oficio (aunque el prefiere el título de “operador y distribuidor de fármacos no homologados”. El fajo de 3.500€en billetes que le trincaron se convirtió en “miles de euros en efectivo”. “¿Cómo lo ves, Luis? -se quejaba amargamente- miles de euros cuando ¿quién no tiene unos pocos pavos en casa por si pasa algo?”. ¿Como qué?, pregunto a mi vez. “Hombre Luis, caprichos, gastos del niño, ponte que se te rompe la nevera, cosas así”. “Ya. Me hago cargo…”.  Y seguía, pues ya era el colmo que la “posturita de yerba!, y una cajita de farlopa  “para agasajar invitados”, se convirtieran en medio kilo de maría y 30 gramos de cocaína, cuando todo el mundo sabe, insistía nuestro probo camello,  que él usa la maría de aromatizante y, como buen benefactor social y preocupado por la salud pública, rebaja a conciencia la farlopa con cafeína y leche maternizada. “¿Sabes qué pasa Luis?”, terminó diciendo en tono confidencial, “que la pasma nos tiene rabia, ¡como te lo cuento!”…. Salvando las distancias, y a la espera de esas terribles pruebas que anunciara en Cortes, esto es lo que acaba de hacer Sánchez, de profesión “estadista”. Esparcir mierda. Que lo haga sobre la oposición, bueno… ¿Sobre la policía?

 

 

 

 

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

10 Comments

  1. El tema tiene trasfondo, pero en este caso es fácil. La judicialización de la oposición a cualquier precio. Las derechas están nerviosas. No admiten que las dirijan las izquierdas y menos en una situación tan compleja. La presión de “actuar” en esta derecha provoca cosas como el dichoso informe. El cargo del Sr de Los Cobos es político, y si no actúa políticamente puede sufrir las consecuencias. Que hay policía patriótica, que hay mercadeo judicial, que se sigue usando los bajos fondos como elemento de estabilidad, y para mantener a ex-reyes y políticos corruptos, sin duda. Espero que vaya cambiando. Hay que ir clausurando esos bajos fondos. La rabia que esgrimen las derechas es un desastre para ellas, provoca situaciones tan cómicas como las caceroladas de Serrano y los informes deficientes de ciertos elementos de la GC. Yo si fuese de derechas estaría muy preocupado. Están siendo dirigidas por niñatos histéricos, que solo saben insultar y crear odio. Que pronto se olvida la consecuencia del odio. Menos mal que ha vuelto el futbol, aunque a mi no me guste.

    Post a Reply
    • Hombre, ahora han llegado “los profesionales del odio”. O sea la Izquierda, para colocar compadres y estómagos agradecidos, a costa de destruir lo que sea, personas, la Guardia Civil o la Democracia.

      Post a Reply
  2. La destitución de López de los Cobos me parece normal (igual que lo nombró el PP lo quita el PSOE): no es un puesto ganado por oposición, sino un puesto de libre designación elegido por el gobierno de turno: ya sea el director de la Guardia Civil, el ministro del Interior o el que sea. No tienen necesidad ni obligación alguna de justificar el cese, con pérdida de confianza es más que suficiente.
    Ahora, que el ministro se meta en el lío de intentar justificarlo con medias verdades o mentiras, es ridículo. Fuera y punto; el otro GC que dimitió una semana antes de jubilarse, porque habían quitado a su amigo, ridículo: adiós muy buenas, a cobrar la jubilación. Se necesita una renovación y profesionalización de los altos cargos de este cuerpo, ciertamente anquilosado.

    Post a Reply
    • Supongo que opinabas igual cuando la Guardia Civil emitía informes desfavorables al PP, y no hubo destituciones. Anquilosada la Guardia Civil? Alucinante.

      Post a Reply
      • La Guardia Civil no está al servicio del Gobierno de turno, lo está para defender el estado de derecho, por supuesto al servicio del Estado.
        Las diligencias judiciales se hacen por orden judicial o de oficio y, no se da conocimiento sino al juez que lo ordena o al que corresponda en su caso.
        El político no tiene para nada, que tener conocimiento de estas diligencias, salvo que el juez así lo crea conveniente y, con el fundamento debido.
        Parece un caso

        Post a Reply
  3. La actuación de Ministro del Interior, dando explicaciones para el cese de cargos que son de confianza, y punto…una gran cagada. Ya sólo por eso Marlaska se tenía que ir a su casa. Y encima si las explicaciones son cambiantes y miente…con más motivo aun. Lo ha hecho fatal.

    La actuación del Presidente del gobierno, amparándolo en sede parlamentaria….lamentable, no se puede proclamar a voz en grito en el Congreso que hay una policía “paralela”…aunque fuera cierto. No se debe hacer eso.

    La actuación del vicepresidente en la comisión el otro día diciendo en voz alta que que VOX tiene fantasías golpistas….una aberración…otro que debería irse para su casa.

    Y dicho todo esto… a ver si todos no sabemos que en la GC y en el Ejército prodominan con mayoría aboluta los miembros de ideología conservadora y/o muy conservadora. Eso no tiene que venir ningún ministro a decírmelo. Y lo mismo en la judicatura.

    Y dicho todo esto…. a ver si cualquier persona con una mínima formación no ve que en el supuesto informe filtrado de la GC el nivel de razonamiento lógico-deductivo es muy mejorable.

    Y dicho todo esto…. a ver si no es cierto que VOX ve con más simpatías a Pinchet que a Allende, por poner un ejemplo.

    A cada uno lo suyo, creo.

    Post a Reply
    • Es sensato lo que dices, pero las cagadas de comunicación yo al menos las considero un elemento menor en política. Lo importante no es como se responde verbalmente a ciertas provocaciones, para mí lo realmente importante son las políticas sanitarias y sociales. Menos mal que la sensatez se sigue imponiendo (y se que eso escuece a las derechas. Les aconsejaría a que recuperasen a sus buenos líderes y echasen a estos “trumpitos”). Y si, el Vice es un bocazas y me cae como el culo, pero si hace cosas buenas en política, a reconocerlo.

      Post a Reply
      • El Vice? , el Chepas? Aprendiz de la Stasi y la Kgb? Nos lleva directo a 6 millones de parados y una Crisis de Caballo.

        Post a Reply
  4. Cada uno que crea e incluso vea lo que quiera, pero yo hace tiempo vi que este gobierno echaba una caquita, como empezaba a verse y olerse mucho, echó otra caca encima, a su vez esta caca olía y se veía más que la anterior y así sucesivamente, hasta que actualmente hay un truño que ya no hay quien lo soporte de mal que huele.

    Post a Reply
    • Ciertamente el tufazo es insoportable.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *