web analytics

La paradoja de Montero

En el historial político de Irene Montero ya está escrito y subrayado para siempre el dudoso honor de ser la ministra que promovió la Ley de garantías de la libertad sexual, que encierra muchas consecuencias muy positivas pero cuyos efectos negativos más inmediatos y visibles han sido la rebaja de penas y, en algunos casos, la salida de la cárcel de un buen número de violadores de esos sobre los que horroriza leer la parte de los “hechos probados” de sus sentencias. No lo ha hecho un reaccionario machirulo, ni un hipotético ministro de la ultraderecha o siquiera un conservador o un moderado. No, la responsabilidad directa es de la ministra de Igualdad, promotora entusiasta de la reforma que consideró y proclamó como un triunfo personal y miembro de un gobierno que, entre otras cosas, se declara feminista.

Es seguro, claro, que no estaba en la cabeza de la titular ministerial aprobar una ley, ideada para redoblar la protección a las mujeres ante agresiones sexuales y violaciones, con semejante puerta trasera. Pero la absurda paradoja planteada se antoja más que suficiente para que Montero se vea obligada a visitar al presidente para entregar en mano su carta de dimisión y si no lo hace, que sea Sánchez quien la convoque para echarla.

Pero como eso de dimitir parece que se contempla en Podemos sólo para otros, yendo a mínimos, al menos se podrá pedir que asuma públicamente el gravísimo error cometido y ponga en marcha la nueva modificación de la chapucera ley cuanto antes —ojo, el trámite no sería corto y acaba de nuevo en el Parlamento— para deshacer el desastre, aunque sólo sea en parte, que para todos los que logren el pernicioso beneficio puesto en bandeja por la ley del “sólo si es si” no hay retorno. El regalo penal a los violadores que puedan beneficiarse de ella ya está hecho. También el enorme daño a sus víctimas, algunas de las cuales vuelven a caminar por la calle mirando con temor hacia atrás.

Claro, que eso sería reconocer que el legislativo legisla mal y ese supuesto, en el marco del crispadísimo debate político, situaría al Gobierno en una compleja situación interna y una posición de tremenda desventaja en el cuerpo a cuerpo con la oposición, por mucho que la Ley recibiera el voto favorable de más de 200 diputados de la mayoría de las formaciones, que también tendrán su parte de culpa en haber permitido el desaguisado. No. No parece que vayan a llegar las disculpas.

En el tono asambleario, agrio y antiguo, muy antiguo, que usa esta podemita, el recurso inmediato ha sido tirar del manual que, en caso de apuros y ausencia de pretextos, recomienda agitar fantasmas y apuntar al “fascismo” que, a su juicio, tiene subyugada a la judicatura toda y que necesita pasar por procesos de reeducación para aprender a interpretar las leyes como debe hacerse según sus postulados.

Resulta muy osado enfrentarse a la judicatura queriendo aparentar saber de la aplicación de las leyes más de lo que saben hacerlo sus profesionales. Y es también peligroso, en términos democráticos, que una ministra del Gobierno de España grite en público contra otro de los poderes del Estado, el judicial, acusando a sus miembros de incumplir la ley a sabiendas. De prevaricar, vamos. Que todos los ámbitos y escalones de la justicia estén de acuerdo en reclamar que la ministra dimita es otra reacción lógica, aunque de nuevo, el cuerpo a cuerpo entre dos poderes del Estado no puede beneficiar a nadie.

Falta ver que da de si el proceso abierto precisamente en el ámbito judicial, habitual por otra parte, que es el de realizar estudios conjuntos que acabarán en el Supremo, para establecer una regla de aplicación de la nueva Ley, especialmente en lo referido a las penas mínimas reducidas, la madre de este cordero.

Author: Fernando Sanjosé

Segovia (1967). Periodista.

Share This Post On

15 Comments

  1. Que la señora ministra debiera dimitir es de cajón, pero decisión de dos.
    Lo que también habría que estudiar (o al menos hacernoslo de mirar) es por la de cientos de manos que ha pasado la Ley.
    Algunos se habrá técnicos que se habrán reido (hay mucho marichulo) otros de los que dudar de su capacidad redactora y otras manos que, simplemente, nos demuestran que están para levantar la mano, o pinchar un botón y, por supuesto, para llevarse una pasta gansa de por vida. Eso, sí es sí. País, S. A.

    Post a Reply
  2. Si pones a un asno como ministro qué quieres que haga? Rebuznar. Pones a una cajera a hacer leyes y sale este bodrio. La culpa es de Pedro Sánchez y es él quien deba dimitir por el daño causado a las víctimas, además, hoy mismo sigue apoyando a esta Ministra de cuota, su único mérito es ser mujer para el cargo, puesta por Pablo Iglesias por ser además su mujer para que cobre unos 80.000 euros y elude responsabilidades de su Gobierno el único culpable del caos, Sánchez.

    Post a Reply
  3. Las mismas feministas que no salieron en masa a condenar el asesinato de la niña Olivia ( para ellas no es violencia vicaría por qué la asesina es la madre ), son las mismas que ahora tampoco incendian la calle por la salida de violadores( muchos reincidentes)..se ve que no solo hay víctimas de primera y segunda, sino que hay leyes de primera y segunda, y está como la ha redactado Irene montero pues la culpa no es de la ley, sino de la judicatura..Sánchez no va a cesarla porque peligrarian los presupuestos y el pacto de gobierno, y el resto de la izquierda calla y otorga..lo mismo que las asociaciones feministas, por qué peligran las subvenciones y puestos (feminismo s.a. ).las mujeres han pasado de ser tratadas como objeto sexual a ser tratadas como objeto político, siendo utilizadas a su antojo por la izquierda..la derecha les reconoce sus derechos a regañadientes y la extrema derecha niega la violencia de género..total que la sociedad,lideradas por las feministas de verdad ,deberían decir basta y salir a la calle a defenderse, la sociedad entera, los gobernantes miran por su propio interés…la sociedad otra vez en cueros en este caso

    Post a Reply
  4. Muy de acuerdo con su artículo. Un gran análisis. Quisiera apostillar que la propia Constitución establece que la responsabilidad del Gobierno es solidaria. Por tanto, en este desaguisado el presidente del Gobierno tiene que mover ficha. Esta señora ministra debiera estar cesada ya, y en caso contrario dar pasos mayores. No sólo por el desarrollo e inconsistencia técnica de esta ley, si no también por su falta de respeto al Estado de Derecho echando balones fuera y culpando a la judicatura. No es de recibo generar dudas en la Justicia cuando el problema lo has generado tú.
    Como se manifiesta en algún que otro comentario, los legisladores (diputados y senadores) tienen el escaño no sólo para votar si no también para analizar y marcar criterio con el Grupo parlamentario. Son corresponsables. Estos que están todos los días haciendo propaganda, por un principio de coherencia tendría que salir a dar la cara, y pedir disculpas, que no pasa nada. No se si el orgullo de los pinares lo permite, pero es una cuestión de respeto.
    Tanto esta meteduras de pata, como el tratamiento del delito de sedición, y en su caso la malversación, va a conllevar un hundimiento de la izquierdas muy relevante (salvo las de Tezanos), que no es bueno para la salud democrática. Pero los errores se pagan.

    Post a Reply
  5. En cualquier otro país…ya se hubieran convocado elecciones..ante la total inutilidad de este gobierno de descerebrados..menos aquí que con tal de conservar el sillón somos capaces de ser el hazmerreír del mundo entero…

    Post a Reply
  6. A cualquiera con dos dedos de frente, salvo Tezanos, Montero o Sánchez, le daría vergüenza ver el desastre, el desgobierno y el caos en que se encuentra el país. Elecciones ya. Nunca debieron llegar al Gobierno esta pandilla de energúmenos y sus amigos de Eta y los golpistas.

    Post a Reply
  7. No quiero ni imaginarme cómo estarían las calles, los informativos y las redes si esto se hubiera producido en un gobierno de PP y Vox, sería la mundial. En cambio, como es la izquierda, a callar y a criticar a los jueces, que no están “preparados”, no como Montero, Echenique, y demás patulea. En este caso estoy empezando a pensar, dada la insistencia de Irene Montero en blanquear la pederastia, que tal vez este asunto no sea un error.
    Y otra similar, ¿qué habría ocurrido si los muertos de la valla de Melilla se hubieran producido bajo un gobierno de centro-derecha?

    Post a Reply
    • Uno se puede hacer todas las trampas que quiera y ser de izquierdas. El ser de izdas o de dcha da impunidad o la razón. Es cuestión de madurez.

      Post a Reply
  8. La culpa de lo que está ocurriendo con la aplicación de este bodrio de ley no sólo es del ministerio de igualdad es de todo los miembros del consejo se ministros, cuántos jueces hay el consejo de ministros cuántos de ellos emitieron voto particular en la aprobación de esa ley, ninguno. Todos sabían las consecuencias de ese texto legal y ninguno hizo nada, estos son a lo que se les llena la boca diciendo que defienden a la mujer, es todo mentira. Ya veremos qué ocurrirá cuando alguno de los condenados y ahora puesto en libertad por la aplicación de esa estúpida ley reincida. De verdad nos merecemos a este gobierno de inútiles? Qué opina el Psoe de Segovia de todo ésto?
    Ha quedado demostrado lo que les importan las mujeres, ABSOLUTAMENTE NADA, solo quieren llegar a esos puestos para cobrar sueldos que por su falta de formación NUNCA cobrarían trabajando. Sr. Sánchez si aún le queda algo de vergüenza elimine el Ministerio de Igualdad y destine el dinero que NOS cuesta a otros aspectos de verdad necesarios para los ciudadanos, pero no lo hará pq le tienen bien pillado.

    Post a Reply
  9. Sánchez no se atreve a cesar a Montero porque pondría en peligro los presupuestos para 2023. Tiene empeñada su credibilidad con Podemos. Echar a Irene Montero le llevaría inexorablemente a una crisis de gobierno y a convocar elecciones generales anticipadas; y él lo sabe. Y puede más su ego, que el bien del país. Sr Sánchez, le recuerdo los CUATRO motivos que le obligan moralmente a disolver las cámaras y convocar elecciones generales anticipadas: 1.- Caso Marlaska-Melilla; 2.- Modificación del Delito de Sedición y malversación; 3.- Posible indulto de Griñán y compañía; 4.- Ley de Libertad Sexual de Montero. ¿ACASO LE PARECE POCO?. Con esto no estoy diciendo que el tiempo del PSOE se haya terminado, estoy diciendo que el tiempo de usted Sr Presidente, es el que se ha terminado, y debe de ser sustituido por otra persona capaz de poner orden, establecer pactos de gobierno, y ser capaz de recuperar la credibilidad internacional de nuestro país. Sr Sánchez, con usted ha quedado demostrado que no basta saber hablar inglés, también Boris Johnson sabe hablar inglés, y tuvo de irse ante unos hechos de mal gobernante. Tome nota, y váyase, nuestro país necesita un cambio urgentemente.

    Post a Reply
  10. Ya habréis notado que no os llamo.

    Es que con leyes así basta que alguna diga que le he tocado una teta para que me lleven a la cárcel inmediatamente.

    Que os divierta otro.

    Fue un placer mientras duró.

    Adiós.

    Post a Reply
  11. Comparto con usted que la ley no debiera haber dejado ningún margen a que una interpretación torticera permitiera beneficios a los penados, y que probablemente sobre arrogancia en su defensa, pero me parece interesante valorar un par de cosas:
    1º – Antes de esta ley los integrantes de “la manada” fueron condenados por abuso sexual, NO por agresión. Esta ley empieza a llamar a las cosas por su nombre. Lo que debiera haber servido para que se tuviera en cuenta “en qué escalón” quedan ahora esos delitos antes de revisar nada.
    2º – Que esa interpretación, y con esta ley, se puede hacer distinta es un hecho: Hay comunidades donde los Tribunales Superiores de Justicia no han rebajado ni una sola de las sentencias recurridas. Por ejemplo en La Rioja.
    Todo es mejorable, pero igual no está tan mal…

    Post a Reply
    • Totalmente de acuerdo con el señor Romera.
      Aunque las opiniones son como el culo, don Fernando 😉

      Post a Reply
  12. Comentario moderado. Lo mismo sin insultos estaría bien.

    Post a Reply
  13. Y es que para ser ministro o presidente de gobierno lo que más importa es, ser atractivo o/y guapo, facilidad de palabra (con independencia de lo que se diga, buena facha, ser capaz de convencer a tus compis de partido de que te mantengan ahí….. Lo de menos es la competencia técnica. Así nos va!

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *