web analytics

La mejor gala de Publicatessen que se recuerda

Publicatessen2014bn

 

Exitazo, en opinión de muchos veteranos de la gala de Publicatessen, la mejor que se recuerda. Y es que la edición 2014 de la Gala de la Publicidad, en la que se entregan los premios en las diferentes categorías a concurso, brilló por su calidad técnica. Ni un error (digno de mención), entrada de los vídeos perfectamente coordinada, perfecta simbiosis entre platea, escenario, técnicos, azafatas… Sonido impecable, la emisión en Streaming de lujo… Como comentaban los de tercero de grado, próximos organizadores… “Nos han dejado muy, muy alto el listón”. En parecidos términos otro veterano de las galas, el diputado provincial José Carlos Monsalve, responsable del Juan Bravo: “la mejor”, dijo. Y considerando que las ha visto todas…

Desde que soy profesor asociado acudo a las galas. No me lo pierdo. Para mí siempre es algo mágico la energía de los organizadores. La pasión, el buen rollo… Conociendo que en general suele haber poco tiempo para ensayar, sabiendo que no es sencillo editar cuarenta y tantos vídeos, constatando que a veces se es más ambicioso que realista en las puestas en escena y planificación de sketches… A la vista de eso, digo, solía ser bastante benévolo con los micros que dejaban de funcionar, despistes de organización, vídeos que no cargaban, fondos musicales desincronizados… Conductores de gala que salían del paso como podían…

En la gala del pasado 21 de marzo, nada de eso. Todo como un reloj. Empezó con los cinco minutos de cortesía y a partir de aquí como una entrega de premios de lo más profesional. Cabe destacar aquí el rol de Pablo Martínez-Pardo en funciones de regidor. Este chico tiene futuro, sabía muy bien lo que se traía entre manos, era el líder y como tal el que debe imponer un criterio, cosa no siempre sencilla cuando los organizadores son un centenar de jóvenes que tienen como principal bagaje el entusiasmo. También fue muy importante el buen entendimiento -normalmente es todo lo contrario- con los trabajadores del Juan Bravo.

Otro encendido aplauso para la presi y la vice, Laura Tarradas y Samara Moisén, y muy especialmente para Shyela Pérez-Sevilla, de protocolo. Este año la cosa venía mal dada, eran dos promociones juntas, súmese a ello que los 130 estudiantes que pagan talleres y seminarios prácticamente llenan la platea. Súmese a ello el protocolo, prensa, ponentes que se presentan intempestivamente… Para mayor mortificación, a poco de empezar la gala empieza el baile de autoridades que dijeron que vienen y no van y viceversa. Pues nada, todo superado con solvencia. Se habilitó un escenario 2 en la Boss para seguir en streaming la entrega (que no triunfando lo previsto, acogió a 90 espectadores), y con mucha sensatez, se hizo pasar a los profesores por taquilla (cinco euritos, nada más penoso ver en otras ediciones esa fila vacía de fulanos que dijeron que van y luego no).

Sobre el escenario, Daniel Martínez y Ramón Valverde, bien apoyados por Rocío Arroyo como voz en off (sobresaliente). No es fácil su trabajo. Hay que tenerlos bien puestos para meterse dos horas de show. Y la tripleta lo consumó con oficio, sin ser pesados, con un montaje ágil. Me reí un montón con su guiño a la retransmisión deportiva en la entrega del premio Deportes UVA (que premió un sensacional montaje de Chacón, Gil, Penendo y López), y me pareció todo un punto el anunciar vía tweet de Ana Antón (prensa), al ganador de no-me acuerdo-ahora-qué-categoría.

Esta vez no hubo teatrillos. La verdad es que estas cosas o las haces muy bien o aromatizan la gala con un perfumillo de fiesta de Navidad en el Instituto para papases y mamases. Hubo, eso sí, un descacharrante sketch, fácil, corto y efectivo, a cargo de dos fulanos que, simplemente, lo petaron. Por poner un pero… Creo que algún chascarrillo más ácido, más descarado, por parte de los guionistas, hubiera sido lo suyo.

Por estar hasta estuvo fino el decano, Agustín García-Matilla. Breve, conciso y al grano. Orgullosos de que desde la universidad pública se pueda dar a los alumnos una experiencia de control de actos sin parangón. Orgullosos de la excelencia que demuestran nuestros chicos. Orgullosos de poder demostrar a la gente lo que valen. Ni más ni menos.

Y los premios. Normalmente, hay aquí grandes discrepancias. Pero como dijo Marcos, de Zoquejo, de 14 que se dieron 10 eran incontestables. En el trucho libre, Ángel Iglesias, ganador también de otro acuetrucho, nos dejó con la boca abierta. Dos se llevó  Antonio Heras (a medias con Iglesias, que se llevó, por tanto, 3). Del todo punto IN-CRE-Í-BLE el trucho para los Cover, genialidad de Haritz Alzola Mujika, Antonio Heras y Rafael Naveiro, aunque se notaba que contaron con un potente patrocinio. El premio a la creatividad fue para Palomino&Panizo, que se llevan el premio de la beca en la Miami. Nivel, mucho nivel. Una precisión, para el finalista que compitió con un cuña de Durex… Lo de “corre, Forest, corre…” no es buena táctica, no… A ver si me explico… para algunas cosas va bien, para otras…

La juerga siguió en Segovia por el Boss, el Follow, la calle de los bares… Aunque inicialmente a la salida aquello parecía un velatorio; no sé yo qué tendrá la gala que los de la organización, según termina el show, empiezan a llorar como magdalenas. Desde luego, todas las chicas parecía que habían roto con el novio. Ahora, que ya luego, a beber y a beber que la noche es joven… Que esa es otra…

 

pullicatessenplatea

Javier Herrero y Marián Núñez, padrinos de la 1º promocion (al fono, padrino de la 9º echando fotos a las chicas).

Javier Herrero y Marián Núñez, padrinos de la 1º promocion (al fono, padrino de la 9º echando fotos a las chicas).

PresentadorGalapublicate2014presentadores

Alberto de Celis, coleccionista de Acuetruchos.

Alberto de Celis, coleccionista de Acuetruchos.

 

Ganadores 2014

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *