web analytics

La Marcha de mujeres rompe los registros y alcanza las 3.500 participantes

La mancha naranja, en la avenida de la Constitución que quedó ocupada en toda su extensión.

La Marcha de mujeres celebrada este 7 de mayo ha vuelto a romper los registros de participación con casi 3.500 mujeres inscritas, de acuerdo con la organización, que ha destacado el carácter lúdico de la reunión que celebra este año su décimo aniversario.

El grupo pasa por la rotonda de la comisaría de policía.

Efectivamente, en la marcha que transcurrió por las calles del centro histórico y las principales avenidas de la ciudad, con subida por el Paseo Nuevo y bajada por Constitución, no se escuchaban lemas, quizá algún cántico aislado a modo de jota en la cabecera, pero nada más. Sólo un potente zumbido, algo parecido al de un gigantesco panal de abejas, producido por miles de conversaciones entre las participantes anticipaba el paso del grupo por las calles.

 

La última parada de reagrupamiento, en la plaza de Muerte y Vida.

Porque ese es, según una de las organizadoras, María José Esteban, el espíritu de este evento que se ha convertido en referencia obligada en los inicios del mes de mayo segoviano, “compartir un rato de paseo entre mujeres reunidas por el mero hecho de serlo con la intención de pasar un rato agradable y divertido”.

Las participantes caminan junto a la sede de la Universidad de Valladolid.

Bueno, Esteban sí tiene una reivindicación: hacen falta hombres que quieran sumarse al evento, no para marchar que la convocatoria es clara en cuanto al género de las andarinas, sino para ejercer como voluntarios a lo largo del recorrido para que “puedan así ayudar en el evento”, reclamó la organizadora, algo desbordada por la elevada participación de mujeres y el reducido grupo de colaboradores masculinos con el que ha contado.

La organización quiere contar con más hombres para la infraestructura del evento.

Bajo un sol radiante y con una temperatura excelente, a buen paso y con pequeñas paradas para propiciar el reagrupamiento en distintos puntos del camino, en el pelotón de camisetas naranjas se veían grupos de amigas, familias completas con representantes de hasta cuatro generaciones y por supuesto, madres empujando los carritos de sus bebés en una jornada en la que se celebra también el día de la madre. Muchas mujeres también quisieron salir a la calle acompañadas de sus mascotas.

Un grupo de participantes empuja los carritos de sus bebes.

La llegada al Azoguejo, una hora y media después de la salida tenía la compensación de un refrigerio reparador y el arduo trabajo de colocar a las participantes en las marcas dibujadas a los pies del Acueducto para formar el mosaico humano que este año reproducía el corazón diseñado por el artista segoviano, Luis Moro.

El mosaico humano de este año a partir de un diseño del artista, Luis Moro.

Tras la foto, que será imagen de la marcha durante todo un año, el grupo de las camisetas naranjas dejó de ser compacto para distribuirse las unidades por toda la ciudad, en muchos casos ya incluso acompañadas por hombres.

Un grupo de hombres observa sorprendido el trasiego de mujeres en Constitución.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

4 Comments

  1. Bueno, pues voy a ser el primero. No entiendo esta marcha, y no lo he entendido nunca. ya sé que hay gente pa to, como decía aquel.

    Conozco a mucha gente hombres y mujeres que opinan igual, pero no lo dicen o lo hacen muy bajito.

    Hay inercia, y poca valentía en declarar lo que se piensa.

    El número me parece asombroso. Hace una semana se ha salido a la calle , como consecuencia a las reivindicaciones del 1º de mayo y su número diez veces menos. Y estamos hablando de de derechos laborables, sociales y de dignidad.

    Porque no me gusta esa marcha, por se-gre-ga-cio-nis-ta-. Algo parecedido a eso de las escuelas franquistas y no tanto de los niños con los niños y las niñas con las niñas. Pues eso. Hay gente para casi todo…y celebro que se lo pasen bien, faltaría más.

    Post a Reply
  2. Pues es muy sencillo Rufi. De cajón.
    Una marcha de mujeres. Punto.
    ¿Segregacionismo? No hombre, no. Hay que ser abierto de miras. ¿Qué pasa?, ¿Qué no se puede hacer nada por sexos? Si lo avisan claramente, es “de mujeres”. Pues ya está.
    Es, como cuando hacen concentraciones de Harleys. Son para Harleys, y punto. No van los de las Ducatis y les llaman “segregacionistas”.
    Si a las mujeres les gusta hacerlas (y el número así lo dice), pues que lo hagan, y que se lo pasen bien.
    Siempre habrá algún tio que se le antoje hacerla. Pues que la haga, que no creo que les digan nada.
    Lo de comparar esa marcha de mujeres, con el conato de manifestación del 1 de Mayo, es tronchante, amigo Rufian. Y no menos tronchante es lo que dices de “derechos laborables, sociales y de dignidad”.
    Si te fijas un poco en las fotos de la marcha de mujeres, se aprecia a simple vista el motivo de la diferencia de seguimiento. La marcha era de mujeres, y han ido mujeres. La del 1 de mayo era “supuestamente” para trabajadores, y han ido básicamente sindicalistas, y muchas muchas banderas, y a cual más variopinta. ¿Cuántas banderas ves en la marcha de mujeres?

    Post a Reply
  3. Mochito , eres muy simple. Des esilo ” un vaso es un vaso y un plato es un plato.” Dudo de que lo entiendas.

    Post a Reply
    • Pues si Rufi, si. Muy simple, y a mucha honra. Más simple que el mecanismo de un chupete.
      Tienes que comprenderlo, no todos somos filósofo-humorista como tu.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *