web analytics

La ley de la vivienda en el pacto presupuestario

El bloque de viviendas que gestiona Evisego, en La Albuera.

Tan solo bastaron unas horas para que después del anuncio del acuerdo presupuestario del Gobierno los titulares de prensa mostraran todo el arsenal de adjetivos de los que dispone la oposición contra el Gobierno (legítimamente elegido y esto hay que recordarlo siempre) en su argumentario: expropiatoria, chavista, intervencionista, tercermundista, comunista. Y todo a cuenta de uno de los puntos del acuerdo, la Ley de Vivienda.

Paralizada durante meses y a pesar de que la crisis social y económica derivada de la pandemia lo reclamaba urgentemente, la futura Ley se ha convertido en el caballo de batalla de toda la oposición y eso sin que sea todo lo fuerte que se necesita que sea para que realmente afronte un problema como es el de la vivienda en España.

Entre las medidas más destacadas se encuentran los incentivos fiscales para pequeños propietarios, la regulación de los precios para los grandes, bonos para los jóvenes y declaración de zonas tensionadas que permiten a Comunidades Autónomas y ayuntamientos poder actuar.

Cuanto menos curiosos todos los adjetivos teniendo en cuenta que las medidas afectan a aquellas empresas con más de 10 viviendas en el caso de la regulación de precios y 4 en el caso de los recargos del IBI, una situación que está fuera del alcance de la mayoría social.

Por eso es curioso que la oposición se haya lanzado de esta manera tan furibunda hacia unas medidas que afectan digamos de manera “negativa” hacia un sector pequeño de la población (quién más tiene) y que benefician a un amplio sector de la sociedad.

Y todo sin que la Ley de Vivienda por ejemplo abordé la garantía de impedir desahucios sin alternativa habitacional y que la regulación de precios queda a cargo de Comunidades Autónomas y Ayuntamientos y que muchos, como ya han anunciado, harán objeción de la misma. Es decir que no van a cumplir.

Entre los argumentos objetivos, los pocos que se pueden encontrar entre tanta distorsión de mensajes, se apela al Tribunal Constitucional alemán que desautorizó la regulación de precios en Berlín, olvidando que la cuestión fue de continente y no de contenido, no desautorizaba la regulación en sí misma, sino el órgano que lo ejerció que no tenía competencias para ello. También se olvida, si queremos poner de ejemplo Alemania, que un referéndum realizado hace tan solo dos semanas, ha avalado la expropiación de más de 200.000 viviendas a grandes propietarios, no es vinculante pero sí sintomático del clima de opinión.

Uno de los más llamativos, para mí claro, ha sido el de “chavista tercermundista” abanderado por Díaz Ayuso. Llamativa esta expresión teniendo en cuenta que el Relator de las Naciones Unidas pintó la cara a todos los organismos públicos (incluida el que ella dirige) por la situación en la que se mantiene la Cañada Real sin suministro de energía. O porque a pesar de sus esfuerzos porque un fondo buitre recuperara más de 3.000 viviendas sociales los tribunales la dijeron que no, que esa venta de viviendas sociales realizada al fondo buitre por Ana Botella y que puso en la calle a decenas de familias había sido ilegal.

En nuestro territorio fueron llamativas las declaraciones de la directora General de Vivienda que alegó el respeto del Gobierno Autonómico con la Constitución en cuanto a la propiedad y la libertad de empresa se refiere, pero que olvidó garantizar su compromiso constitucional con el artículo 47 de la Constitución del derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Tampoco quiso mencionar que esa sacro santa Constitución (para algunas cosas claro) habilita a los poderes públicos para hacer efectivo este derecho y establecer las normas pertinentes para que sea efectivo.

Pero lejos de grandes titulares que instalar sin ningún contenido ¿cuál es la realidad de la vivienda en nuestro país? Pues la realidad es que pinchada la burbuja inmobiliaria de la compra- venta se inició la burbuja del alquiler. Se habla mucho de las grandes capitales como Madrid y Barcelona y muy poco de otras como la nuestra. Según informe de Idealista, Segovia es la segunda provincia de Castilla y León con los precios más altos, tan solo superada por Salamanca. Un aumento del 23% del precio de alquiler en nuestra provincia durante los últimos años y solo por debajo de Salamanca con un aumento del 30% y Valladolid del 28%.

La realidad es que España sigue en la cola de alquiler social. Según datos de la OCDE nuestro país se sitúa en las últimas posiciones con tan solo un 1,1% de viviendas de este tipo, lejos de la media europea situada en el 7,5% y de la media de la OCDE con un 6,9% y por supuesto muy lejos de países como Holanda, Austria o Dinamarca con un 34%, 23% y 21% respectivamente.

La realidad en nuestro país es que la apuesta no son los más de 3 millones de viviendas vacías que existen en España según datos del INE sino seguir apostando por la nueva construcción.

La realidad es que a pesar de la pandemia y de las supuestas prohibiciones de desahucio, se han producido más de 11.000 en el segundo trimestre de este año de los cuáles en torno a 8.000 fueron por impago de alquiler lo que supone, según datos del Consejo General del Poder Judicial un aumento del 692% con relación al año anterior.

Vista esta realidad llama la atención que los ataques se produzcan contra las medidas en defensa de una minoría especulativa y no contra la insuficiencia de las medidas, que aunque son un buen comienzo, son insuficientes para afrontar el problema de la vivienda para la gran mayoría social.


Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Ex-procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On
468 ad

18 Comments

  1. Cada tonto/tonta/tonte con su tema/teme/tomo..y lomo

    Post a Reply
  2. Que envidiosa eres de Díaz Ayuso,también legítimamente elegida que se te olvida siempre, ( en la cañada real no hay luz por los enganches ilegales y plantaciones de marihuana que perjudican a todos los que allí viven, sean okupas o no)…la realidad del bono de ayuda para alquilar es que lamentablemente provoca un aumento del precio de alquileres, como ya pasó en época de zapatero que fue el que probó con esta medida…en Segovia tienes el caso de evisego, viviendas sociales con participación pública que es una verdadera ruina, infórmate.

    Post a Reply
  3. Señora. La vivienda baja de precio si se cumplen las Leyes y los propietarios se sienten seguros para poner en alquiler una casa. Si el propietario cobra su renta y puede rápidamente recuperar su inmueble si no se paga. Si los tribunales funcionan con velocidad sin proteger al que no paga, no como ahora. Si no hay ocupaciones de delincuentes que roban los pisos a sus únicos dueños. Si el Gobierno construye viviendas públicas y VPO. Cosa que no hace ni hará. Todo lo demás son idioteces y maniobras para comprar votos y ganar elecciones, que es vuestro único interés. Regulando el precio del alquiler o expropiando (puro nazismo) se conseguirá reducir las viviendas en alquiler. Cosa que tocáis, cosa que acaba destrozada para siempre.

    Post a Reply
    • Me río del “legítimamente elegido y esto hay que recordarlo siempre” eliges un gobierno solo, no un pacto con otros partidos que no miran por España. Eso se debería de cambiar y aprender de otros países con las segundas vueltas de votación.

      Post a Reply
      • Natalia, cuáles son tus fuentes para escribir tantas tonterías? Los de la Cañada Real no tienen para la luz y si para los coches que salieron en televisión. Con la regulación prevista por el Gobierno conseguirán reducir la oferta y las consecuencias ya te las imaginas o hay que contártelo?

        Post a Reply
  4. Bonos para comprar votos, Natalia y con dinero público. De vergüenza.

    Post a Reply
  5. Los comentarios a este blog son siempre de traca. Que si no tienes ni idea, que si infórmate, que si no se qué. En fin noto más odio que cierta capacidad de intentar comprender o de debatir con ideas. Pero oye es lo que parece que nos ha tocado, como dice el artículo quedarnos con los titulares.

    Post a Reply
  6. El problema es la falta de ideas de la autora y el sectarismo totalitario que destila, alejado de la realidad y la razón y sin una alternativa distinta a las que usan dictadores en otras latitudes. Que dan unos resultados..

    Post a Reply
  7. Pero entonces si los bonos los da Mañueco está bien, pero si los da Sánchez no. Si esta persona escribe lo que piensa es sectarismo alejado de la realidad y la razón, pero si ustedes repiten los mantras de VOX y de PP no son sectarios ¿es así la cosa, no? Vamos que ustedes son como Vargas Llosa de los que votan bien y el resto una panda de sectarios que votan mal.

    Post a Reply
    • Toño: Esos bonos a los de 18 años son una compra descarada de votos. Y lo están haciendo tus amigos del gobierno socialcomunista no Mañueco, así que céntrate majo y critica a quien tienes que criticar , es decir a los autores de los hechos: PSOE/Podemos. No saben lo que hacer con tal de perpetuarse en el gobierno.

      Critica al PP cuando toque pero no ahora.

      Post a Reply
      • A Toño con no pringarse mucho cuando hace de vientre, no se le puede pedir más. El bono amigo tiene un precio pero no pide un intelecto…

        Post a Reply
  8. Cualquier dictador del siglo XX o XXI aplaudiría con las orejas estas medidas, de derechas o izquierdas. Sólo coincidir con ellos da que pensar. Pero no se puede pedir peras a un olmo, ni inteligencia para arreglar problemas de verdad a quién no puede pensar por sí mismo/a.

    Post a Reply
  9. Natalia, puedes hablar tranquilamente la próxima semana de la receta perfecta de unos buenos judiones que el personal saldrá de la cueva cómo cada semana para hacer los mismos comentarios de siempre.

    Post a Reply
    • Nooo. Que los judiones los comen los capitalistas explotadores y llevan chorizo, tocino y morcilla de los pobres cerdos maltratados en Macrogranjas miserables. Será más bien de verduritas ecológicas y de vuelta a la caverna con los okupas.

      Post a Reply
      • Lo que te decía Natalia…..

        Post a Reply
  10. Lo de la bobuna y maldad comunistoide no conoce límites. El otro día lo decía Pérez Reverte en El Hormiguero. Hará lo que sea Sánchez por seguir en el Poder. Cargándose a quién sea.

    Post a Reply
    • Lo malo es que va camino de cargarse el país entero.

      Post a Reply
      • La región más barata de España para alquilar un piso en septiembre fue Castilla y León, con el precio medio del metro cuadrado en 4,61 euros.

        Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *