Acueducto2

La Granja: mata a su pareja apuñalándola en plena calle

La Guardia Civil ha mantenido cortada la CL-601 durante buena parte de la mañana. Abajo, establecimiento donde trabajaba la víctima.

Consternación en La Granja. Se llamaba Alina Harja, de 37 años, con un hijo de 16 años. Vígesimo octava víctima de violencia machista en lo que va de año.

Su pareja,  Dan Ciule, de  42 años y al igual que Alina de origen rumano, ha acabado hoy con la vida de la mujer, tras apuñalarla de buena mañana en la carretera de Madrid, la que une La Granja con Valsaín en el Real Sitio de San Ildefonso (Segovia). Tras asesinar a Alina, Dan se infligió diversos cortes en el cuello, heridas de las que posteriormente fallecería en el hospital de Segovia.

Residentes desde hace años en el pueblo ambos, llevaban una vida totalmente normal, trabajador de la construcción él y del sector hostelero ella. Sobre las 9 de la mañana, en una discusión motivada por la separación de la pareja, el hombre ha asestado múltiples puñaladas a la mujer en plena calle de la Carretera de Madrid, en cuyas cercanías vivían.

Rápidamente han acudido los servicios de emergencia y allí mismo y durante casi una hora se ha intentado dar reanimación a la mujer sin resultados. El hombre fue igualmente atendido y trasladado al hospital, donde falleció horas después.

Ensañamiento

Testigos presenciales explican que el asesinato ha revestido una gran violencia. Provisto de un cuchillo de considerables dimensiones, Ciule ha perseguido a Alina, que intentaba huir, asestándola repetidas puñaladas en cuello y costado. Posteriormente el hombre habría empezado a darse cuchilladas con el ánimo de acabar con su vida. Todo a la vista de vecinos que salían a prácticar deporte, de compras… La Granja es un pueblo en estado de shock.

Alina trabajaba de cocinera en un afamado establecimiento del Real Sitio, La Panadería, en el centro de La Granja. Propietarios y trabajadores se intercambiaban la información, incapaces de digerir el salvaje suceso. El establecimiento se preparaba para un sábado normal, muchas reservas y un largo trabajo por delante. No podrá ser, completamente anonadados, los compañeros de la víctima apenas podían proferir palabras. “No me aguantan las piernas”, explicaba un responsable del establecimiento, “hoy no estamos para dar de comer”. Cerrado por violencia de género. Otra compañera, al borde del llanto, facilita la identidad y cuatro datos de la víctima.

Apenas unos metros más abajo, y a primera hora de la mañana y como siempre acostumbraba, la que fuera pareja de Alina, Dan, tomaba su café en una popular churrería granjeña antes de irse a trabajar a un establecimiento de la carretera de Madrid, donde los fines de semana hacía extras de camarero. En la churrería cuentan que “venía cada día, un tipo normal”, explican en la barra. De profesión albañil, echaba una mano en un restaurante cercano donde precisamente se ha producido el asesinato. Nada hacía presagiar lo que iba a pasar. Los testigos explican que presentaba un aspecto normal, sin el menor asomo de nerviosismo o excitación. En el pueblo no consta que hubiera antecedentes de malos tratos, aunque el entorno de Alina revela el temor de la fallecida a sufrir alguna agresión a resultas del proceso de separación y que incluso se estaba planteando denunciar a Dan.

La pareja se encontró por última vez cerca de donde trabajaba Dan, en la carretera de Madrid, a pocos metros de la puerta homónima, punto de entrada al Real Sitio. No está claro el detonante de la agresión, algunos vecinos explican que ambos ya llevaban separados un tiempo, extremo posteriormente confirmado por la subdelegación de Gobierno, que atribuye la condición de ex-pareja al asesino. Eran las 9:15 de la mañana.

Tras la salvaje agresión, los vecinos informaron a  la Guardia Civil, cuyo cuartel está a pocos metros del lugar del crimen. Durante una angustiosa hora, se intentó reanimar a la mujer in situ. Nada que hacer. En paralelo, se atendía al homicida, que se había cortado la garganta.

El despliegue de la Guardia Civil, tanto para facilitar trabajos sanitarios, levantamiento del cadáver e investigación, ha obligado a cortar la CL-601 durante buena parte de la mañana, con retenciones de tráfico y complicados desvíos por la habitualmente tranquila localidad segoviana.

Alina Harja, víctima 28 de violencia de género en España en 2020. Vecina de La Granja. El consistorio ha convocado para el 16 de agosto a las 13 horas una concentración delante de la puerta del Ayuntamiento.

 

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

11 Comments

  1. Pena que no se autolesionara mortalmente antes.

    Post a Reply
    • Si ya tenia miedo ella tenian que haberla protegido mas hijo puta

      Post a Reply
  2. Pena de muerte para los asesinos, ah, que soy un bestia, pues qué menos que cadena perpetua.

    Post a Reply
  3. Leyes muy laxas , así nos va.
    De todas formas estamos fuera de si, estamos perdiendo el sentido común y tener valores que nos precien.
    D.E.P.

    Post a Reply
  4. Descanse en paz la víctima.

    Esperemos que no se repitan nunca más hechos tan lamentables.

    Post a Reply
  5. Como algunos partidos sigan insistiendo con la idea de que esto no existe, darán más pié a que se incrementen estas atrocidades.

    Post a Reply
    • ¿Y según tu, que partidos “insisten” en la idea de que esto no existe?

      Post a Reply
      • En mi humilde opinión no creo yo que esta noticia sea el lugar adecuado para hablar de política.

        Post a Reply
    • Pobrecita dep y el que viva para quexsufra hijo puta

      Post a Reply
  6. Veo en el norte de Castilla la foto del agresor, que ha fallecido junto a su víctima y mujer.

    Me ha parecido repugnante, de rechazo visceral
    Que descanse en paz

    Q

    Post a Reply
  7. El asesino también murió. Sin comentarios

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *