web analytics

La Fiscalía pide 2 años de cárcel por la planta de residuos de Fuentepelayo

El juzgado de instrucción de Cuéllar ha dictado auto de procesamiento contra la empresa Agramán (Agrogestión y Aplicaciones Ambientales SL) y su administrador único, Francisco Cárdaba, por un delito contra el medio ambiente, instando la apertura de juicio oral por procedimiento abreviado.

Incendio de un pajar en Fuentepelayo.

La fiscalía pide para Juan Francisco Cárdaba dos años de prisión y multa de 3.650€, así como la inhabilitación para administrar empresas de transformación de residuos.  La acusación pública se basa, fundamentalmente, en media docena de denuncias del Seprona relativas a  entre 2010 y 2016. En 2010, y con anterioridad a la aparición de la plataforma No Más Mierda, agentes de la Guardia Civil interceptaron vehículos que transportaban subproductos animales de manera irregular. Pero es a partir de las denuncias de No Más Mierda en 2015, que vinieron acompañadas de una espiral de actos vandálicos contra los principales activistas contrarios a Agramán, cuando aumenta la presión del Seprona. Así, en inspecciones realizadas en diciembre de 2015 y enero de 2016, se detectaron residuos deficientemente compostados así como residuos no orgáncios (vidrios, plásticos o envoltorios).  Una inspección a la planta, también en enero de 2016, desveló anomalías como “boxes encharcados y llenos”, y balsas externas sí como encharcamientos de lixiviados en diversas zonas de la planta.

Filtraciones al Malucas

Por último, en marzo una nueva revisión del Seprona detecta filtraciones de lixiviado de la planta en una cacera que desemboca en el Malucas. La policía de aguas de la CHD comprobó que las cuatro balsas de recepción de líquidos de la planta, aunque tenían el suelo y las paredes de hormigón, habían sido recrecidas en unos 30 cm con un bloque de termoarcilla que daba lugar a un rejuntado imperfecto, y que al encontrarse totalmente llenas, no impedían el escurrimiento de aguas sucias procedentes de Agramán a la acequia y de ahí al río Malucas”.

El fiscal considera que tales hechos son constitutivos de “un delito contra el medioambiente de valorización y transformación de residuos”.

Personados ayuntamiento y Ecologistas

Residuos mal compostados en los alrededores de la planta.

No son las únicas imputaciones a las que se verán confrontados Agramán y Cárdaba. Ecologistas en Acción de Castilla y León se persona en la causa y pide 15 meses de prisión para Cárdaba y multa de 5.475€, así como otra multa de 7.300€ (12 meses  de multa a razón de 20€ diarios) para Agramán, además de la clausura durante las instalaciones por dos años e inhabilitación por otros cinco para obtener ayudas públicas. Los ecologistas también reclaman que los dos acusados asuman los costes de limpieza de las parcelas en que se depositaron los residuos.

También ha sido admitida la denuncia del Ayuntamiento de Fuentepelayo de 25 de abril de 2018, que pide 20 meses de prisión para Cárdaba y multa de 12€ por 14 meses, así como 14 Meses de Multa con una cuota diaria de 20 euros; e Inhabilitación para dedicarse a la gestión de residuos por un tiempo de 20 Meses, a la empresa.

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *