web analytics

La barbarie golpea Barcelona

La Rambla, sembrada de personas en el suelo.

El zarpazo terrorista del extremismo islámico de Daesh golpeó Cataluña este 17 de agosto con sendos atentados, primero, a las 17.00 horas, en Barcelona donde una el conductor de una furgoneta alquilada entraba a toda velocidad y haciendo eses en la Rambla matando a 13 personas e hiriendo en torno a un centenar más. Ocho horas después en la ciudad turística de Cambrils (Tarragona), un grupo de cinco hombres trataba de reproducir la masacre también con un coche de la marca Audi con el que trataron de acceder al paseo marítimo consiguiendo herir a siete personas antes de ser abatidos por los disparos de la policía catalana que acabaron con la vida de cuatro terroristas e hiriendo a un quinto, que falleció posteriormente.

Antes incluso de conocerse los sucesos en Cambrils el Gobierno ya había decretado tres días de luto en todo el país durante los que las banderas ondearán a media asta en los edificios oficiales. Además, la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) ha convocado concentraciones ciudadanas ante los consistorios para las 12.00 horas de este 18 de agosto en las que se mantendrán cinco minutos de silencio.

En Segovia, el Ayuntamiento lanzaba la convocatoria a primera hora de la noche mientras que fuentes oficiales de la Diputación provincial han confirmado que sus representantes se sumarán a la concentración convocada en la plaza Mayor. Ni la subdelegación del Gobierno ni la Junta han realizado convocatoria alguna por lo que se desconoce si sus representantes acudirán también a la plaza Mayor u optarán, como ha ocurrido en otras ocasiones, por reunirse ante sus propias sedes. Desde el obispado de Segovia se ha emitido un comunicado de condena insistiendo en que “el terrorismo es  una práctica intrínsecamente perversa, del todo incompatible con una visión moral de la vida, justa y razonable”.

Mensajes tranquilizadores en Facebook.

Las dos ciudades golpeadas por el terrorismo registran en estos días de agosto una elevada presencia de turistas y visitantes, entre ellos también segovianos que en algunos casos optaron por publicar en las redes sociales mensajes tranquilizadores sobre su estado de salud.

Es el caso del hostelero, Gustavo Gómez, gerente del popular Gin Club Menorá, que se encontraba haciendo turismo en Barcelona junto a su familia cuando ocurrió el atentado aunque afortunadamente, en ese momento se encontraban a algo menos de un kilómetro de la zona del atentado, suficiente para presenciar “el gran movimiento de vehículos policiales y de emergencia”, según relató a acueducto2.com desde su hotel.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *