web analytics

La exvicepresidenta de la Caja abandonará el Patronato de la Fundación

Elena García, a la izquierda, con la vicepresidenta de la Fundación, Juana Borrego. (Archivo).

La exvicepresidenta de Caja Segovia, Elena García Gil, tiene decidido presentar su dimisión como miembro del patronato de la Fundación Caja Segovia, aunque no la fecha en la que lo hará efectivo, según han confirmado fuentes cercanas a la exdirectiva que explicaron que “sólo está esperando el momento oportuno para hacerlo”.

De acuerdo con las mismas fuentes, García Gil tiene previsto explicar su decisión al resto de patronos en la próxima reunión del organismo, el día 19, aunque no habría decidido aún si será en esa fecha cuando haga efectiva la renuncia mediante un escrito que estaría preparando para acompañar a su marcha.

La presencia de García Gil en el organismo ha sido cuestionada desde distintos ámbitos ante la contradicción que supone que la Fundación, acusación particular ante los tribunales —aunque esa figura se ha puesto en duda en forma de recurso por los representantes legales de la propia exvicepresidenta de la Caja— cuente en su órgano de Gobierno con una persona que resultaría acusada en caso de iniciarse el juicio oral. La propia afectada ha defendido que esa situación sí es compatible ya que durante la discusión de estos asuntos por el Patronato “me salgo de la sala y no intervengo”, según ha explicado en varias ocasiones.

García Gil está encausada en los dos casos judiciales relacionados con la Caja que se pusieron en marcha tras el cierre de la entidad, uno referido a las dotaciones millonarias de las jubilaciones y planes de pensiones de los directivos de la entidad y otro, a la asunción de una deuda tributaria de una empresa participada por la Caja cuya liquidación frente a la Agencia Tributaria llevó a la hipoteca del Torreón de Lozoya y otros bienes de la entidad.

Precisamente, el pago de esa hipoteca pesa ahora sobre la Fundación que, tras cinco años de carencia, deberá afrontar los recibos a partir de este verano, una obligación que constituye una enorme losa sobre las diezmadas arcas de la Fundación heredera de la Caja que pone en riesgo el mantenimiento de la titularidad del monumento.

Negociaciones sin frutos.

La Fundación ha tratado en los últimos meses de negociar con Bankia —con la que se firmó el préstamo hipotecario— la eliminación de esa hipoteca, aunque sin ningún resultado ni respuesta desde la entidad formada precisamente sobre los restos de Caja Segovia y otras como Caja Madrid, por lo que la última esperanza pasa porque sean los tribunales los que aporten una solución que le permita conservar el inmueble. No obstante, una eventual sentencia en ese sentido tardaría aún varios años en producirse.

Como se sabe, la Audiencia provincial ha respaldado en un auto la intención del juez Martínez Puras de abrir juicio oral contra el expresidente, Atilano Soto; los dos exvicepresidentes, Manuel Agudíez y Elena García y una docena de consejeros, mientras que la Fiscalía ha anunciado que no presentará acusaciones al entender que no hay objeto penal mientras que las acusaciones —la propia Fundación, IU y  han de pronunciarse en las próximas semanas.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. El próximo que debe irse, en un momento como este, es el propio Reguera, el presidente, cuya actuación hasta ahora solo ha hecho entorpecerlo todo, manteniendo a Elena García a pesar de estar investigada.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *