web analytics

La conductora del bus de Vía Roma denuncia represalias de la empresa

Estado en que quedó el parabrisas.

A demanda de la interesada, el nombre de la conductora del autobús 2839 que el pasado 14 de agosto arrollaba a 9 vehículos dejando cinco heridos en Vía Roma, en el centro de Segovia, no aparecerá en este artículo. Es una mujer de mediana edad, vecina de Segovia, y con varios años de experiencia en la conducción de autobuses de pasajeros. Ya en 2017 estuvo contratada por la empresa concesionaria del servicio municipal de transporte, Urbanos de Segovia, y a primeros de julio de 2018 fue contratada nuevamente para cubrir la temporada de verano, hasta el 15 de octubre.

Despedida “por error” y vuelta a despedir

Pero no llegará a octubre. Tras un primer despido, “por error” según la empresa, en las horas posteriores al accidente, Urbanos de Segovia le ha comunicado que su contrato finaliza el 15 de septiembre. “Según lo que me dijeron inicialmente, debía estar hasta el 15 de octubre”, explica, y culpa a la empresa y al Ayuntamiento de Segovia de ponerla como chivo expiatorio ante la opinión pública y también civilmente ante la ley. Denuncia que empresa y consistorio están confabulados para ocultar las averías que sufría el vehículo siniestrado, achacar todo la responsabilidad al fallo humano, y minimizar perjuicios a sus expensas.

Sobre el despido explica que pocas horas después del accidente recibió un SMS de la Seguridad Social informándole de que había sido dada de baja. “Llamé a la empresa pidiendo explicaciones, y al día siguiente me dijeron que se trataba de un error, se conoce que se lo repensaron. Pero luego me dijeron que el 15 de septiembre finalizaba el contrato, cuando la verdad es que el acuerdo era hasta el 15 de octubre”, explica.

La versión de la conductora

Básicamente, el relato de la conductora coincide con el publicado el 27 de agosto por acueducto2.com. Hubo una cadena de fallos, según la conductora imputables al mal estado del vehículo, que ya salió de cocheras con diversas averías. Según su relato durante todo su turno estuvo saltando un chivato informando de anomalías en la mecánica. Finalmente, y siguiendo los protocolos, llamó al mecánico de guardia, quien la instó a efectuar una parada y resetear desde un cuadro de mando exterior. “En todo momento yo mantuve el vehículo con el freno eléctrico en posición neutra, salí por mi puerta, cosa que si hubiera estado en condiciones el autobús no se hubiera podido hacer sin echar, además, el freno manual. Reseteé, tal como me dijeron, y entonces el autobús se puso en movimiento. Tampoco funcionaron los bloqueos hidráulicos de seguridad. El autobús estaba “capado” de todas esas medidas de seguridad”, acusa.

El autobús en la cochera, cómo se ve, sin precintar. Precinto posterior en la fotografía inferior

Niega que el reseteo tenga porqué suponer la desactivación del freno eléctrico pero reconoce que no estaba echado el freno manual. “Es nuestra rutina, casi nunca utilizamos el manual y utilizamos fundamentalmente el freno eléctrico, estamos continuamente parando y frenando, y se precisa suavidad. Además, existen mecanismos alternativos de emergencia que tampoco funcionaron. Nada de eso me dijo el mecánico. Solo baja y resetea”, sostiene.

Ya con el autobús precipitándose hacia el desastre, la conductora, de baja estatura, intentó subir en marcha y frenar desde fuera. “Lo intenté por dos veces, a diferencia de un vehículo normal el freno está en el lado de la ventanilla, en el izquierdo. La puerta estaba abierta, y daba golpes, de primeras me volvió a tirar para atrás, volví a subir, a la segunda casi lo consigo, casi, pero otra vez la puerta me mandó para fuera. Entonces me caí al asfalto de espaldas. Recuerdo que caí a pocos metros de un BMW o un AUDI negro que venía directa a mí, me encogí y me dije, adiós, de esta no sales. Cuando abrí los ojos estaba viva”, recuerda y refiere a diversas lesiones en la espalda de la que fue atendida.

Pero lo peor son las secuelas psicológicas. “Desde entonces estoy con ataques de ansiedad, no puedo dormir, estoy de baja, pero lo que más me indigna es que desde el Ayuntamiento y la empresa, y también desde ASETRA (en referencia a unas declaraciones del presidente de la entidad al Norte de Castilla, culpando exclusivamente a la conductora), solo me culpan a mí, cuando es claro que el autobús venía mal y no funcionaron todos los dispositivos de seguridad. Me están difamando, no estoy dispuesta a comerme el marrón”.

Precintado 40 horas después del accidente

La conductora va más allá. Acusa también a la Policía Local y a la empresa de romper deliberadamente la cadena de custodia de manera que los informes periciales están viciados. “El autobús tenía todo el frontal roto, no se puede conducir así por el medio de la ciudad además, está prohibido, el reglamento indica que un vehículo en esas condiciones debe ser conducido, a remolque o en grúa, al depósito municipal y precintado. Lo que pasó es que inmediatamente después del accidente vino el inspector de la empresa. Él en persona y mientas hablaba continuamente por teléfono, arrancó el autobús y escoltado por la policía lo condujo a las cocheras de la empresa. Nadie le dijo nada. Allí estuvo el autobús durante 40 horas, no una ni dos, cuarenta horas, antes de ser precintado, y eso lo puedo probar, porque, entre otras cosas, hay fotografías. Y posteriormente, los precintos se rompieron. La cadena de custodia se rompió incomprensiblemente, de manera que encargar una investigación externa, como dice la alcaldesa, carece de sentido. ¿Investigar qué? ¿Un autobús que ha estado cuarenta horas en manos de los mecánicos de la empresa?”, se pregunta al tiempo que insiste en que “de todo lo que digo tengo pruebas”.

Entrevista con Luquero

Para la conductora, y tras la reacción tanto de Clara Luquero, descartando de buenas a primeras cualquier avería, como de los responsables de la empresa, que en llamadas personales le achacaron la total responsabilidad del siniestro, “no cabe duda de que hay una conspiración para que ellos no tengan que dar la cara y echarme la culpa solo a mí. Pero yo no estoy dispuesta”.

La conductora solicitó una entrevista con Clara Luquero, que se celebró el lunes 27 de agosto. “Lo que yo quería era exponerle todos los datos que tengo y solicitarle que se echara atrás, que rectificase públicamente ni que fuera admitiendo que hay que esperar a tener los datos de la investigación antes de dar una versión oficial”. Ella dice que no es posible, que no lo puede hacer.  Simplemente quiere cargar sobre la parte la culpa que tenga, pero yo voy a luchar para que esto no pase y voy a defenderme”, concluye la conductora.

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

15 Comments

  1. La cadena siempre se rompe por el eslabón más débil… son varios los casos que se pueden encontrar a lo largo de la historia municipal segoviana de la última década y pico. En una sociedad, permítanme decirlo, pseudopueblerina y caciquil, el encumbrado-poderoso se saldrá con la suya y sus ’empleados-asesores’ y personal indirecto, en general (funcionarial, empresas contratadas, periodisticas, asociacionismo…), serán los que penen las dejadeces, ciutas personales, soberbias y demás frustracciones de los mandamases… de lo que andamos sobrados. Buen maestro han tenido algunos; y algunas, faltaría.

    Post a Reply
  2. Olé por la conductora! Y otra garrulada más de Luquero, no queriendo rectificar sus declaraciones… En este artículo se puede ver la “pequeña mafia” que hay en Segovia…

    Acuérdense de todas estas cosas cuando vayan a votar… Acuérdense!

    Post a Reply
  3. Exactamente tal y como dice la conductora hay una consecución de fallos.
    1° Salir el bus de las cocheras averiado
    2° No funcionar el bloqueo del bus de puertas abiertas.(pero esto no es un freno de estacionamiento)
    3°Bajarse la conductora del bus sin poner el freno de mano o freno de estacionamiento, eso siempre hay que hacerlo, y más aún sabiendo que el bloqueo de puertas abiertas no funciona, pero aunque funcione hay que poner siempre que se abandone el puesto de conducción el freno de mano o estacionamiento.
    4°Si se estación un vehículo pesado en cuesta abajo siempre hay que dejar las ruedas giradas contra la acera para que esta haga de calzo.

    Sobre la custodia policial y precinto y declaraciones del presidente de asetra, mejor no hablar porque es todo patético

    Post a Reply
  4. ¿Dónde está la solidaridad entre mujeres que tanto pregona el feminismo imperante en nuestra sociedad y los políticos y políticas de hoy en día?

    Ah, claro, cuando te juegas el puesto se acaba la solidaridad feminista y prefieres que la corten el pescuezo a la vecina. Patético .

    Aquí da la sensación de que la responsabilidad no recáe en una sóla persona. Ya veremos al final quien paga el pato.

    Post a Reply
  5. Ya vale de mentiras , me consta q la conductora tiene más q aún no ha sacado y q retrata tanto , a la empresa , como a la alcaldía , como a más funcionarios , sin olvidarnos del presidente de Asetra , esto creo q es el principio de un proceso para quitar la careta a todos y cada uno de ellos .
    OLÉ TUS COJONES , CONDUCTORA , PLANTANDO CARA A ESTA PANDA DE MORUGOS PREPOTENTES Q OCUPAN ( q no es lo mismo q trabajar ) UN CARGO YA SEA EN LA EMPRESA PRIVADA COMO EN EL AYUNTAMIENTO PUBLICO , NO TE RINDAS , SEGOVIA ESTA CONTIGO .Y SIGAN ACO ACOBARDADOS SIN DAR LA CARA , POR Q NO TIENEN EL VALOR NI LA CATEGORÍA QUE DEMUESTRA LA CONDUCTORA ; Q SE JUGO LA VIDA POR SALVAR A LOS HERIDOS Y A LOS TRES PASAJEROS , OLE , OLE Y OLE , MIENTRAS Q LA EMPRESA Y EL AYUNTAMIENTO SE QUEDAN MIRANDO COMO LAS VACAS AL TREN.

    Post a Reply
  6. Tristemente señora conductora cuando uno se cruza contra esta escoria de políticos que solo quieren llevarse medallitas y no miran ni por la sociedad ni por nadie, simplemente miran como hacer chanchullos para llevarse la pasta y mantenerse en el poder pisen a quien pisen, y casi siempre tristemnete a la trabajadora honrrada y seguro muy buena conductora, que la obligan a conducir un autobús averiado porque a la señora alcaldesa no tiene dinero para arreglarlos, pero si para sus cañas y tapas que se toma después de los plenos con los concejales, titirimundis, hay festivals y demás chorradas. Pero tristemente no hay nada que hacer mientras sigan en el poder gentuza, solo te queda amiga conductora resignarte y mantener la cabeza bien alta pues ser horrado a la larga en la vida es más valioso que el poder y la sobervia que estos alcaldes/as del tres al cuarto tienen. Es mejor estar tranquilo con uno mismo, asique recupérate y la vida sigue hay muchos otros sitios donde trabajar. De está gente tóxica es mejor estar lejos. Saludos amiga y un fuerte abrazo.

    Post a Reply
  7. Una sola pregunta,
    La conductora puso el freno de mano al bajar del autobús o no?
    Si es que no, entonces no hay más que decir.

    Post a Reply
    • Si que hay mucho que decir. La conductora reconoce que no puso el freno de mano (hay otros mecanismos alternativos de rutina)pero lo cierto es que no lo puso. Ahora bien, como se explica, y dado que es una situación en absoluto extraña, un autobus viene dotado de toda una serie de dispositivos para evitar eso que no funcionaron. Además de toda la caza de brujas exculpatoria y de lo impresantable de revisar luego el autobús la empresa a su gusto y antojo.

      Post a Reply
      • ¿Porque se hizo cargo de un autobús que estaba averiado según afirma saber tal hecho? ¿Por qué no puso el freno de mano sabiendo que otros sistemas no funcionaban? ¿Porque no ha sacado antes todos esos documentos que dice tener que manifiestan las negligencias de la empresa, incluso antes del accidente? …

        Post a Reply
        • Te voy a contestar Stark.

          1.- Si se niega a coger el autobus, seguramente la despidan por no querer hacer su trabajo.
          2.- Eso fue un error, debería haber puesto el freno de mano, pero el resto de mecanismos de protección, tampoco funcionaron, debido al nulo mantenimiento del autobus.
          3.- Normalmente, cuando trabajas para una empresa, que te está pagando, no sacas “la mierda” relucir, por lo mismo, porque te pueden poner de patitas en la calle y cerrarte muchas puertas.

          En esta ciudad hay muchas “mafias”, que “coaccionan” a la gente, como le puede haber sucedido a esta trabajadora. Entiende por coaccionar, el decir a la trabajadora que no va a volver a conducir en Segovia, nada que no sea su propio utilitario (esto, es un supuesto, que quede claro).

          Todos cometemos errores, pero de ahí, a que tu error se convierta en el colchón de los caciques, para salvar su culo… ¿Lo entiendes, verdad Stark?

          Post a Reply
  8. Ole por la conductora y ojalá que entre muchos podamos desenmascarar a esta GENTUZA,empezando por esta señora, naturalmente no me refiero a la conductora, cuyo “modus operandi” SIEMPRE ES EL MISMO. Al menos a usted la recibió; yo aún estoy esperando esa conversación a la que como ciudadana tengo derecho.
    Conmigo hicieron lo mismo empresa/alcalde y concejala entonces de cultura.
    Yo no tuve ocasión de defenderme pero NO OLVIDARÉ su RASTRERA CONDUCTA para lavarse las manos cual Pilatos cuando tanto ESTA SEÑORA COMO LA EMPRESA salvaron su puesto y su contrato a costa de UN DESPIDO IMPROCEDENTE intentando, por si fuese poco, ahorrarse una indemnización que no llegaba a un sueldo base.
    Los más avezados admitieron que fue una cuestión política.
    Ahora voy entendiendo mejor las MALAS ARTES que utiliza esta “señora”.

    Post a Reply
    • Qué te pasó gretellita???

      Post a Reply
  9. Pésima gestión de la alcaldesa y su equipo de gobierno socialista. Se está enemistando con todos los sectores sociales. Primero con la Policía Municipal, después con los autobuseros, seguidamente con la hostelería, la cultura está que trina con la ineptitud y el egocentrismo de Marifé Santiago… si no hay relevo en las filas socialistas, las proximas elecciones las ganará otro partido más pendiente de Segovia y sus ciudadanos. ¿Qué hará Juan Luis Gordo como Secretario General? ¿Sabrá escoger a personas más cualificadas?

    Post a Reply
  10. De momento hay dos cosas claras:

    1.- La conductora olvidó poner el freno de mano antes de bajarse del autobús. Tiene tela.

    2.- La alcaldesa es experta en despejar balones. Lástima para ella que aquí la Junta de Castilla y León ni pincha ni corta.

    Post a Reply

Responder a Stark Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *