web analytics

Haciéndose trampas al solitario

Una de las frases más reiteradas en la tribuna del Congreso de los Diputados por parte de los oradores es, “no se hagan ustedes trampas al solitario”. Se utiliza indistintamente por parlamentarios de los diferentes grupos políticos, bien sean éstos de apoyo al Gobierno o de oposición. La cita establece una analogía entre el juego de cartas al solitario y la acción política. Cualquiera que lo haya practicado sabe que, superado un número de envites suficiente sin que la suerte fortuna nos haya sonreído, el jugador tiene tendencia a modificar las reglas del juego para al menos poder ganar. Uno sabe que se auto-engaña para poder ganar, pero con esto libera tensión, tranquiliza su ego e incluso hasta se lo puede hacer creer. Lo mismo ocurre en muchas ocasiones en política, tanto en el Congreso, como en el Gobierno como en las administraciones locales, o en los partidos políticos. La autocomplacencia se convierte así en una máscara para ocultar el propio fracaso, de difícil comprensión, cómo es lógico, por una gran parte del electorado, que lejos de aportar activos resta credibilidad a quien lo practica.

Recientemente hemos podido comprobar como el PP esgrimía cómo una de sus fortalezas un desmesurado número de militantes. Decía tener 865.000 militantes, habiendo crecido en los últimos tres años en 165.000. Ahora resulta que a raíz de sus “primarias” hemos descubierto que no llegan al 7,6 por ciento de lo que decían. En Segovia ocurría lo mismo. Presumían de tener una fortaleza tremenda con más de 2.000 afiliados y un presupuesto anual de 75.000 euros. Sin embargo, hemos podido comprobar que han votado poco más de 200 personas, que deben ser los militantes reales —muy lejos de los 600 militantes de pago del PSOE— y ya comprobaremos en futuras campañas si continúan con la fortaleza del presupuesto que wikileaks asignaba a los populares en Segovia, muy lejos de los 21.000 € del PSOE. Lo veremos, pero durante años han creado ante la opinión pública una imagen de supremacía política. Y son muchos los ciudadanos que siempre prefieren los poderosos a los aparentemente más débiles, aunque ello suponga engaño y desprecio. Las trampas antes o después acaban pasando factura. Los hechos así lo demuestran.

El autoengaño también se manifiesta con intensidad en la Administración Local. Lo hace de muchas formas. Hay quien prefiere mirarse día a día en el espejo y hacerse trampas al solitario en la gestión diaria. La falta de autocrítica y autocomplacencia les lleva a denostar a todos aquellos que les plantean dudas sobre su gestión, aunque sea en privado, y a despreciar cualquier acción alternativa que no venga de ellos o del grupito de confianza. Para ello no hay mejor medicina que rodearse de palmeros y vivir una realidad ajena a la que percibe una parte de la ciudadanía. El realismo en gestión es la mejor inversión en futuro, no sólo para los ciudadanos sino también para los políticos. El engaño siempre es un mal compañero de viaje. Como dice un lema inglés, ‘comforting lies front unpleasant truths’, al menos para quien lo practica.

Las trampas al solitario también se manifiestan a la hora de abordar la respuesta a los problemas. Aquí, en muchos casos, convergen ciudadanos y políticos. Las decisiones complejas y que requieren un determinado sacrificio son siempre más difíciles de aceptar que aquellas que se presentan como simples, pero son equivocadas de raíz. Esta posición entronca con el populismo emergente en lo que se ha denominado la ‘nueva política’. Propuestas, que a todas luces son inverosímiles por su alto gasto o por que conllevan decisiones que han sido imposibles durante muchísimo tiempo, pueden llegar a generar tal entusiasmo y aceptación que su propuesta puede llegar a distorsionar la realidad y generar falsas expectativas. La frustración acabará pasando factura antes o después. A veces la línea recta no es el camino más corto, sobre todo cuando se trata de resolver problemas sociales. Hacer frente a los problemas con realismo y relatar las cosas tal y como son es una forma de evitar hacerse trampas al solitario. Un camino nada desdeñable.

Author: Juan Luis Gordo

Diputado del PSOE en el Congreso por Segovia.

Share This Post On

4 Comments

  1. Sr. Gordo, ya no hace falta que critique lo que hace el PP. Le recuerdo, que están en la oposición. Con mas de 50 diputados que su partido, pero en la oposición, gracias al apoyo de la peor calaña del arco parlamentario (podemitas, proetarras y progolpistas). Y además tiene Usted el “cuajo” de medio-criticar el “populismo emergente”. Es Usted un verdadero artista del sopla-sorbe, Sr. Gordo.
    Aproveche Usted este blog para contarnos algo interesante, y no para escribir cosas que realmente no sabe sobre otro partido.
    Por ejemplo, podía Usted contarnos qué es lo que pasa con la famosa lista de amnistiados ficales, que su jefecito ZPedro decía que iba a publicar si “llegaba al gobierno”. Supongo que es a lo que se refería Usted cuando nos habla del “populismo emergente”.
    ¿Y se ha olvidado Usted de Franco? Le recuerdo que no lo ha citado Usted en todo el artículo.

    Post a Reply
    • Gracias, querido militante del PP. Todo mi respeto para tu militancia. No soy curioso ni cotilla, pero tampoco sectario, lo que permite hablar con todos tus compañeros y actuar como esponja. Si te identificas con nombre y apellidos, y DNI, te puedo contar en privado cosas que te sorprenderían de los tuyos. El PSOE comparado con el PP es un lujo para España. De antiguallas mejor no hablar, a mi me gusta la política.
      Un abrazo

      Post a Reply
      • Mi querido Juan Luis, Don Juan Luis.
        Eso es lo que queremos que Usted nos cuente en este blog, “cosas que nos sorprendan”. De “los míos”, de “los suyos”, y de “los otros”.
        Las cosas “en privado” las cuentan los cotillas, Sr. Gordo. Los Diputados, Sr. Gordo, cuentan las cosas en público, que para eso se les paga, y básicamente porque son servidores públicos, no “servidores privados”.
        Por lo tanto, excepto de lo que se entere Usted en comisiones de “secretos oficiales” ,que no puede Usted contar ni “en privado”, todo lo demás lo puede y debe Usted contar. Si quiere, claro.
        Y respecto a lo del “lujo para España” que dice Usted que es el Psoe, a ver si puede desarrollar un poco el tema, y nos dice concretamente a que tipo de “lujo” se refiere. Que yo recuerde, el Psoe se ha permitido el “lujo” de arruinar España dos veces. No sé si es eso a lo que se refiere, Don Juan Luis.
        No se ponga Usted en ridículo, que mas que “actuar como esponja”, actúa Usted como Bob Esponja.

        Post a Reply
  2. No engañe a los lectores, señor croupier: los 200 del PP que comenta son votantes que han rogado su voto, no el número total de militantes en Segovia.
    Tiene la fea costumbre de comparar churras con merinas, cuando en su todavía partido también tienen muchas vergüenzas que esconder, usted el primero. Que aquí ya nos conocemos todos…
    Cuando habla de trampas al solitario en la admón local, fíjese que se me representa su amiga Luquero, tan ocurrente y pizpireta, tomando por tontos a los segovianos con respuestas que no se las cree ni ella.
    Por cierto, visto lo de superlopez, a usted qué le ha ofrecido Pedro para que le deje su escaño a un afín? Porque a pesar de este penitente cuaderno, se la sigue teniendo jurada, a juzgar por la miradita que le ha echado hoy al subir al estrado del hemiciclo… no le olvida, Sr. Gordo. A ver si hay suerte y le cae una dirección general de algo. Le deseo suerte.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *