web analytics

Fiestas (I): Todos muy majos

Es cita obligada para comenzar el verano. Se coge uno a la familia al completo si los hijos son menores —si son adolescentes es uno de esos días en los que el vástago se va con los amigos y “sale” hasta horas casi nunca autorizadas antes— y se planta en la plaza Oriental a mirar el espectáculo del inicio de las Fiestas de la ciudad.

Se vitorea a esa muchacha del barrio que este año es la dama y vestida de segoviana pasea por el escenario junto a la Corporación, se aplaude con ganas al personaje que ejerce de pregonero —si, como Samantha Vallejo Nájera te suelta de entrada un “¿Qué pasa majas, qué pasa majos?” ya te tiene en el bolsillo— se mira al cielo iluminado con la primera pirotecnia del ciclo lanzada desde el cementerio y se escucha con más o menos atención, siempre en modo segoviano —pie quieto, algún canturreo de acompañamiento a la canción del repertorio que te suena y pose de entendido en arte observando un cuadro— y a casa unos o a “La Plaza” otros, que hay verbena. No hay sorpresas y nadie las espera. Los rituales lo son por mantener esquemas fijos.

Ni siquiera se salió del esquema Vallejo Nájera: recuerdos de una niñez segoviana, referencias a la gastronomía local, guiño a los contratadores municipales en forma de elogio a citas culturales del año —Titirimundi, Folk Segovia, la programación de actividades en La Cárcel…— e invitación final a tomar las calles hasta que San Pedro lance la última traca. El texto satisfizo al personal después de una tarde en la que la famosa televisiva también quiso ser maja y se dejó querer por todo el que se la acercaba a las inmediaciones del restaurante Cándido donde pasó la espera junto a su familia.

Tampoco la cantante, Diana Navarro, que al final de su concierto —”Volver” era el tema de cierre antes de los bises— declaró llevarse “un recuerdo inolvidable de Segovia” desde el escenario separado varios metros del Acueducto, aunque desde la visión del público no se notaba y los arcos seguían siendo “un marco incomparable” para la sobria actuación ajena a efectos exagerados para no distraer la atención más allá de la artista, todo un chorro de voz.

Por cierto, Navarro tiene en la Corporación una seguidora de las de verdad, que la concejala de Centrados, Esther Bermejo, tarareaba cada tema. “Me los conozco todos. Voy a sus conciertos” declaraba mientras se hacía la remolona cuando, al sexto tema, la Corporación y las Damas abandonaban el corralito acotado ante el escenario para buscar acomodo y refrigerio en casa del mesonero.

Para entonces la plaza Oriental ya iba mostrando calvas y el personal —este año parecía ser menos que en otras ediciones y eso que el espacio era más reducido con San Juan cortado— se iba retirando, eso si, con paradas en los bares, mientras en la plaza Mayor la orquesta Dragón iba calentado motores para darlo todo en la primera verbena del ciclo, prolongada hasta muy, muy tarde.

Una voluntaria ofrece el vaso reciclable desde un puesto en la plaza Mayor.

De los objetos añadidos hay que hablar del éxito del pañuelo de fiestas y la escasa atención al puesto colocado justo al quiosco para ofrecer los vasos reciclables atendido por dos voluntariosos voluntarios que ponían cara de “poca cosa” cuando se les preguntaba por la marcha de la noche y lo convertían en nerviosos “va bien pero no llevamos contabilidad de los que se han llevado” cuando el redactor repetía la pregunta identificándose como periodista. Habrá que insistir en la campaña que los residuos del botellón, bastante más recogidos que otros años en grupos de bolsas, quedaron a la vista tras la larga noche.

La plaza Mayor, durante la primera verbena de estas Fiestas.

Fin del aperitivo mientras se calienta el primer plato fuerte del programa, la noche de este 23 de junio en honor a San Juan que es el tiempo en el que habitualmente se toma la calle masivamente, especialmente la plaza Mayor, la de San Nicolás y las adyacentes. Hay hoguera, teatro, concierto de la Pegatina, marcha nocturna —un poco cara, 8 euros, pero es para fines benéficos— y la oportunidad de ver salir el sol dando vueltas, muchos incluso sin acercarse siquiera a Juarrillos.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *