web analytics

Feria día 7: Duelo de gigantes por Julio Michel

El momento emotivo de las fiestas de Segovia lo depararon este año los gigantes y cabezudos, desfilando el día de San Pedro con un pañuelo negro anudado al cuello en duelo por el prematuro fallecimiento de Julio Michel, gran valedor del teatro de calle y los títeres, que abandonó el guiñol del mundo justo por San Juan.

Tras el recorrido por la calle Real, y coincidiendo aquí y allá con una más animada que de costumbre Tajada de San Andrés (para solaz de autóctonos y de turistas, sumados a un improvisado San Fermín mesetario) los gigantes desarrollaron su trabajo barriendo niños y en llegando a la plaza, plantados firmes para escuchar una emotiva Entradilla en honor al titiritero muerto.

Con emoción, Clara Luquero recordó al fundador de Titirimundi, aseguró que el festival continuará para acabar como el mismo Michel diría, con un la “fiesta debe continuar”. Con buen criterio el consistorio ha pospuesto para mejor ocasión el merecido homenaje a Michel, poniéndose a disposicíón de la familia.

La fiesta debe continuar, aunque la lluvia tiene sus planes. El tiempo respetó el taller de yoga a orillas del Eresma, con una sesentena de yoguis, y casi se carga -como ya se cargó el concurso de recortes- la corrida grande de los festejos taurinos, a pesar de lucir la mejor entrada en muchos años. Corrida saldada con ovación y dos orejas para Castella, tres orejas para López Simón, pundonorosa y bregador. Menos suerte para Michelito, silencio y oreja. Fenomenal juego el deparado por los toros de Loreto Charo.

Rebeca Jiménez demostró que está falta de suerte. A poco de empezar su esperado concierto en San Martín un chubasco corto pero recio lo dejó todo hecho unos zorros. Hubo que suspender. El mal fario siguió con la inauguración de FolkSegovia, el tradicional concierto del Nuevo Mester de Juglaria en el Azoguejo. Cientos de segovianos y foráneos estuvieron esperando en la plaza para si en el último momento el tiempo daba una tregua. Dejó de llover pero el responsable de seguridad de los festejos dijo que desaconsejaba el concierto.

Con mucha tristeza Fernando Ortiz, Luis Martín -en un año muy especial para él- y el resto de juglares subieron al empapado escenario para comunicar que por causas ajenas a la empresa este año no se canta. ¡Habrá más días!

No se mojan los fuegos de artificio, que los hubo y buenos, ni la verbena de cierre en la plaza. Para hoy, con todo el pescado vendido, ofrenda floral, homenaje a la ópera en la plaza con retransmisión de Madame Buterfly, rock de la cárcel y concierto final. Ver programa.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Pues nada, el próximo año más… de lo mismo. Imaginación que no falte 😉

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *