web analytics

Fallece Ramón Escobar, alcalde de Segovia entre 1991 y 1999

Ha fallecido en Segovia a los 83 años Ramón Escobar Santiago, que fuera alcalde de Segovia por el PP durante el periodo 1991-1999. Hasta el 10 de julio, la ciudad ha declarado luto oficial, con banderas a media asta y velatorio oficial que se celebra en el antiguo salón de plenos consistorial a partir de las 12 horas de este jueves 9 de julio. En seguimiento de la situación epidémica, el aforo se limitará a 16 personas. El funeral por el ex-alcalde de Segovia se llevará a cabor el 10 de julio, a las 11:30 horas en la iglesia de San Martín.

Nacido en Valencia en 1937, ingeniero técnico agrícola de profesión, llegó a Segovia en 1965 y contrajo matrimonio con Milagros Lago, con la que tuvo 4 hijos. Ingresó en política de la mano de la UCD en 1979 como teniente de alcalde del Ayuntamiento de Segovia y vicepresidente de la Diputación.

Los años siguientes se caracterizaron por la implosión del espacio político de centro  y conservador, con Escobar en el centro de la actividad municipal de las diferentes facciones del espectro en la capital segoviana. Finalmente, en 1991 consigue encabezar la candidatura del PP para la capital siendo el más votado, con 11 concejales, aupándose a la alcaldía con el apoyo de sus ex-compañeros del CDS.  Tras un periodo de gran inestabilidad, Segovia entró con Escobar en una fase de tranquilidad institucional que le permitió poner en marcha proyectos como el cierre del Acueducto, la recuperación de los valles del Eresma y Clamores, la restauración de la casa consistorial, modernización de los accesos y avenidas de Segovia, especialmente Fernández Ladreda, hoy Avenida Acueducto. En 1995 fue reelegido con mayoría absoluta obteniendo el récord de votos y concejales (15) en la historia reciente del municipio.

Escobar marcó una época. Hombre cordial y querido, su etapa se asocia al cierre del tráfico del acueducto, la regeneración urbana de Segovia y el  impulso de las grandes infraestructuras que llegarían con el siglo XXI. El AVE, la autopista a Madrid, la circunvalación. En 1999 volvió a ganar las elecciones con 12 ediles, dependiendo su investidura del CDS, que había obtenido 2. Sin embargo, la mala relación con los antiguos compañeros de la UCD y un cierto ambiente de fin de proyecto motivaron que el PP optara por sacrificar a Escobar para poner al centrista López Arranz al frente de la alcaldía. Escobar aceptó a mala gana pero con discreción este insospechado revés, siguiendo en su escaño de concejal y de diputado provincial desde ya un muy segundo plano. Se retiró de la política en 2003 para centrarse en su trabajo como director de la delegación en Segovia del Instituto Tecnológico Agrario.

Su última aparición pública fue en julio de 2017, con motivo de los actos conmemorativos del cierre del tráfico del Acueducto en 1992, donde la ciudad reconoció su trabajo como renovador del urbanismo segoviano. Un año antes, en 2016,  Escobar había perdido a su mujer Milagros “Chatuqui” Lagos, con la que estaba profundamente unido. Fue un duro golpe que también le paso factura en lo físico. Hace ya unos días Escobar ingresaba en el hospital de Segovia aquejado de una crisis respiratoria de la que fallecería en la madrugada del 9 de julio. Descanse en paz.

Escobar y Luquero en el acto conmemorativo del 25 aniversario del corte del Acueducto.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

4 Comments

  1. Cuando hacer política significaba trabajar por tu ciudad. Nada comparado con los políticos de hoy – perdón, quise decir politicuchos actuales-. Muy criticado por el cierre del tráfico rodado por el acueducto, pero a la larga, una decisión que le honró. DEP

    Post a Reply
  2. Decisiones políticas de calado (como el corte de tráfico, un Plan Verde del que siguen viviendo las Corporaciones siguientes…) que hoy no pasan de no enfadar a los poderes fácticos y en tráfico, de un cortecito el Día Mudial sin coches y con cuidadín, sin mucha vigilancia, no se le enfaden a nuestros gobernantes -por decir algo- los grandes próceres de la restauración segoviana (qué restaurarán, por cierto).

    Post a Reply

Responder a juan@fem.es Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *