web analytics

Escepticismo y dudas de la hostelería ante el plan de reapertura, el PP pide más apoyo

El plan de desconfinamiento gradual anunciado por el Gobierno no convence ni a la oposición municiapl ni al sector hostelero. Para estos el principal problema son los ERTES. Actualmente, la inmensa mayoría del sector se ha acogido a los ERTEs “por causa mayor” habilitados por el Estado de Alarma. Presentan importantes ventajas, por un lado, no deben asumir las nóminas de los trabajadores, que reciben el subsidio de desempleo pero sin restar los días de prestación que previamente tuviera reconocidos el trabajador. Además, a diferencia del ERTE estándar “por causas organizativas”, la empresa se ve exonerada del pago de las cuotas a la Seguridad Social.

La otra cara es que al tramitar este tipo de ERTEs la empresa se compromete a asumir íntegramente a la plantilla una vez decida retomar la actividad. Es decir, debe reabrir con la totalidad de la plantilla sin posibilidad de despidos. El problema ahora es que una empresa que abra estará durante al menos dos meses trabajando por debajo del 50% del aforo en el mejor de los casos, con importantes trabas al turismo (cierre de fronteras) y a años luz de la situación que tenían previamente al estallido de la epidemia. En cambio sus costes laborales serán exactamente los mismos que los que tenía antes del Covid19. No es asumible. De manera que los hosteleros fijan en un 30% el porcentaje de establecimientos que cerrará y piden flexibilidad a esa restricción al despido para adaptarse a la “nueva normalidad“.

Establecimiento de Segovia cerrado.

A ello hay que añadir las demandas de exenciones fiscales y de tasas municipales, además de las líneas de financiación.  Por otro lado las dudas sobre las medidas de protección, “no disponemos aún de una guía que permita aplicar las medidas higiénico sanitarias, las cuales desconocemos. Además, solicitamos al Gobierno disponer de los EPIS e hidrogeles necesarios para que los más de 300.000 establecimientos de hostelería puedan retomar la actividad a partir del 4 de mayo”, explican en un comunicado nacional asumido por la AIHS.

En el ámbito local el grupo municipal del PP en Segovia insistía en que el Ayuntamiento debe poner en marcha medidas inmediatas que permitan el inicio de las fases de desescalada con seguridad tanto para los vecinos como para las empresas que poco a poco van a comenzar su actividad. “Hay que ir mucho más allá de las campañas para incentivar la compra”, explican en un comunicado.

Los populares ya apuntaron en su día la necesidad de repartir mascarillas y guantes entre la población y entre los trabajadores que inician su actividad. También acometer test masivos, así como que se pongan en marcha y de manera inmediata por parte del Ayuntamiento medidas como la instalación de dispensadores de gel desinfectante, la limpieza diaria de zonas de paso y de espera, un protocolo para el transporte público o la concreción de medidas en relación a la instalación de las terrazas, entre otras cosas. “En estos momentos tanto la población como los empresarios tienen muchas preguntas y dudas y necesitan respuestas claras y concisas”, explican en una nota, en la que insisten en la necesidad de acompañar estas “medidas inmediatas” como otras complementarias que permitan la continuidad de los negocios y la reactivación económica.

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *