web analytics

Emprendedores en tiempos del covid

La AIHS calcula que la crisis desatada por el covid19 se llevará por delante a entre el 10 y el 30% de la hostelería segoviana. Tres meses de confinamiento y otros tres de “nueva normalidad”, con limitaciones de todo signo y el estigma de ser vector de transmisión pesando como una losa, son más de lo que puedan soportar pequeños negocios. Alquileres, seguros, impuestos y con el cajón seco.

Con todo, hay esperanzadoras noticias. En una semana en Segovia han abierto dos bares nuevos, y otros dos se aprestan a hacerlo. Abrir en tiempos imposibles no ha arredrado a Roberto Correia y Gabriel Fernández a refundar, y con gran éxito, un nuevo Alma Nostra. Tras varios años levantando un exitoso bar frente a la Academia, la presión vecinal obligó a la pareja en 2019 a cerrar el original. “Desde el primer momento teníamos claro que íbamos a volver, lo que pensábamos hacerlo en algo más pequeño”, explica Gabriel. En parte han tenido suerte. Se han librado de la travesía por el desierto de los meses duros de confinamiento y una ocasión llamaba a su puerta, regentar la parte hostelera del nuevo hotel del palacio de la Floresta, una vez completada la tramitación de licencias del establecimiento.

Gabriel en la barra. Arriba, acceso por la calle Zuloagas.

El jueves abría Alma Nostra y lo hacía a lo grande, con colas para entrar hasta el punto de no poder atender a la gran respuesta suscitada. Y eso que el nuevo bar tiene poco que ver con el anterior. Más enfocado a la restauración, son varios comedores, amplios y perfectamente decorados. “Somos nueve trabajadores pero el lunes vienen dos más, once en total”, explica. En la carta, tostas, raciones, hamburguesas de una impresionante relación calidad/precio, y también carnes y pescados de más enjundia, alguno con un toque portugués.

Tampoco va nada mal el arranque del Bicicafé Marán, regentado por el ex-ciclista profesional, ex-seleccionador nacional  y actual Presidente de Asociación Española de Ciclistas Profesionales, José Luis de Santos. Está en la urbanización Parque Robledo, a pie de lo que viene siendo este velódromo en linea en que se ha convertido el tramo de la Cl-601 de Segovia a La Granja. “Ví la idea en otras partes y me gustó. En mi caso el covid19 no ha influido tanto, hemos ido algo más lentos, eso sí”, explica De Santos. ¿Qué es un bici café? Pues algo más que un sitio en el que paran los ciclistas a tomar la consabida cerveza de vuelta de sus particulares tour. “Aquí se puede limpiar la bici, hacer pequeñas reparaciones, cambiar la llanta, comprar recambios… La idea es añadir un pequeño taller de reparaciones y también reforzar la tienda”, explica.

Y hay más aperturas en ciernes. En Santa Columba, en Somorrostro… En estos casos, sin embargo, suelen ser traspasos. Locales que cerraron durante la epidemia y que, con nuevos propietarios, vuelven ahora a la carga.

Y también panaderías-pastelerías. También con una semana de vida, El fogón de Leña, en avenida Constitución “es una aventura”, como explica Judi, junto con Jorge, propietaria de la tahona. A destacar que junto a los pasteles más tradicionales (el ponche que hacen es de los mejores de Segovia) hay una completa variedad de postres americanos. Por ejemplo bizcochos de zanahoria, de maíz, de plátano. Un nuevo y dulce acento.

En tiempos de coronavirus estos negocios son canela en rama. Su suerte será la nuestra.

Jorge, en la nueva pastelería de Avd. Constitución. Arriba, bicicafé en Parque Robledo (Palazuelos).

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

5 Comments

  1. Una errata. La panadería-pasteleria El Fogón de Leña, no está en la avenida del Acueducto, su ubicación correcta está en la avenida de la Constitución.

    Post a Reply
    • Gracias. Lo hemos corregido.

      Post a Reply
  2. Les deseo lo mejor a estos valientes EMPRESARIOS. Lo de “emprendedores” no es más que una nueva palabreja progre para enmascarar lo que realmente son esos valientes, ante los que hay que quitarse el sombrero.
    Lo que tienen en común todos ellos sin miedo a errar es, que ninguno es podemita ni nada que se le parezca.

    Post a Reply
  3. Poco se dice a la gente de la floresta que echaron que estaban trabajando allí antes … en vez de seguir con ellos…

    Post a Reply
  4. Hay mas bares que han abierto en esta epoca incluso siendo peor la situacion como es el caso del bar LaLastra situado en conde sepulda, lleva ya un mes abierto y luchando contra la adversidad ya que el local llevaba 2 años cerrado.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *