web analytics

El urbano de los ojos de chino

 

Una mujer trata de leer los horarios en la parte baja de un poste. (Foto: Isabel Bueno)

Los horarios de los nuevos autobuses urbanos son de lo más leído del día. Bueno, el que tenga buena vista que ahí va la primera y más habitual de las quejas escuchadas este 1 de abril: los que se han colocado en las marquesinas y postes están hechos para águilas imperiales de menos de dos años —que dicen que tienen buena vista— por el tamaño de su letra. Los usuarios ponen “ojos de chino” para forzar la vista y tratar de distinguir los números y preguntan al de al lado, igual de desorientado si “eso es un 3 ó un 8” cuando en realidad era un nueve. Eso, o tirar del zoom de la cámara del móvil. “Es provisional y es porque el Ayuntamiento nos ha pedido cambios a última hora” se apresuraba a explicar, no con demasiada veracidad, un empleado de la concesionaria, Avanza, en una de las paradas de la plaza Oriental en medio de un corrillo de usuarios. Poco podía decir el informador —sumamente amable y paciente, eso si— sobre los horarios que se han situado a cinco centímetros del suelo. Alguien no ha pensado suficientemente pero “es una cosa de los primeros días que se corregirá”, improvisaba.

La concesionaria ha tenido meses para prever los nuevos postes informativos y marquesinas y a pesar de ello los operarios seguían corriendo este lunes en el montaje de las instalaciones. Valga como ejemplo la marquesina (y la parada como tal) de Correos, en la plaza de San Facundo, desaparecida totalmente en una imagen inédita en décadas. Tampoco había rastro de los paneles informativos —esos que darán cuenta “del tiempo de espera al siguiente, el siguiente y el siguiente (tres en total)” autobús de la misma línea, mientras que tratar de recibir información a través de la APP presentaba un buen número de fallos y anuncios de servicios aún inactivos y como quiera que las guías en papel se agotaron en la mayoría de los autobuses antes del medio día…

Un empleado de Avanza explica los cambios en los recorridos a un grupo de usuarios.

Que los autobuses nuevos gustan es una verdad innegable. A nadie le puede disgustar entra en un vehículo reluciente con su característico olor a nuevo —¿los perfumarán a posta en las fábricas?— y la ausencia de vibraciones en sus desplazamientos. Los usuarios destacaban además la mejora en la comodidad de los asientos (ojo, son de telilla y ya hay quien alerta que eso “empapa”) y alguno hasta trataba de probar a cargar su móvil. Nuevo autobús, sonrisa abierta del usuario.

Demasiado tiempo

Pero parece que eso no es suficiente. Aunque los horarios ya fueron esbozados hace meses, cuando se falló el concurso, lo cierto es que cuando ha llegado la práctica no se puede decir que satisfagan a todos. Los listados de horas y frecuencias generan comentarios airados, por ejemplo, entre los de la línea 5 (Nueva Segovia) que eso de los 19 minutos de recorrido y a horas “no en punto” se convierte en pérdidas de tiempo insalvables para los que tienen jornada partida en comercios y oficinas que ahora ven limitado su tiempo de ocio a la hora de comer para pasar más tiempo en el autobús. “Y no me vale que pase el 4 entre medias, que yo voy a Colón, no a la parada de Vía Roma y tengo el tiempo justo” se quejaba una usuaria jaleada por un corrillo.

Tampoco gustan las horas de paso en varias líneas en las primeras horas del día. Al parecer no cuadran con los horarios de institutos y trabajos. O se coge antes el autobús (o sea, se acabaron los “cinco minutitos más” entre sábanas) o no se llega. “¿Pero quién ha pensado esto?” lamentaba un estudiante de bachillerato procedente de Hontoria recién bajado del bus de la línea 8, que como el de Zamarramala, obliga a los estudiantes a coger el primer servicio en torno a las 7.30, llegando a las paradas más cercanas a los institutos con casi 40 minutos de antelación sobre la hora de inicio de las clases… Eso, o esperar al de las 8.30 y “fumarse” la primera hora.

Los autobuses “viejos” han incorporado los accesorios interiores que llevan los nuevos.

Son decenas los “peros” de este tipo plasmados en las tertulias de parada o en las quejas recibidas en la oficina de atención al público que se pueden resumir en una frase general: “Usar el nuevo transporte público obliga, en muchos casos, a disponer de más tiempo dedicado al desplazamiento de lo que se necesitaba antes”. Poco operativo.

Y eso que no hemos llegado al fin de semana, cuando el recinto histórico requiere que los usuarios locales dejen sus coches en casa y usen el transporte público y así evitar las congestiones, que bastante hay con los turistas. Pues precisamente las líneas más usadas (4 y 5) verán disminuidas sus frecuencias respecto al sistema antiguo con pasos de autobuses cada 40 minutos, “como en la época de los de Gila”, volvía a quejarse un hombre dispuesto a “no volver a tomar nunca más el chato de los domingos en la plaza” o incluso peor: “lo haré subiendo en coche”.

Hay residentes contentos. No crea. Los usuarios de las líneas 1, 2 y 3 (San José, San Lorenzo y El Carmen) son de los que menos quejas expresan, quizá porque apenas hay cambios en sus recorridos y frecuencias. Los de la línea 10, del casco histórico, no se sabe. Esta redacción no ha conseguido encontrar un sólo viajero a bordo en toda la mañana y eso que sí hemos sido capaces, no sin esfuerzo, de localizar la nueva parada en la plaza Mayor, ante la oficina de Turismo de la Junta. En los del AVE… hay errores de imprenta y “ya se verá si de coordinación con los trenes”, apuntan recelosos algunos usuarios preguntados a los que, eso sí, les gustan los nuevos vehículos destinados a este servicio.

Autobús del casco antiguo, en su nueva parada de la plaza Mayor.

Author: Fernando Sanjosé

Segovia (1967). Periodista.

Share This Post On

5 Comments

  1. He utilizado la linea 10 y quería bajar en la Plaza de la Merced pero para hacerlo tenia que esperar dentro del bus 10 minutos parado en la Plaza Mayor. No lo entiendo.

    Post a Reply
  2. Vaya cachondeo!! Tanta prisa Oda ganar unos votos y no han supervisado nada, y si lo han hecho, pues es que no tienen ni idea estos socialistas…. menos mal que les queda solo un par de meses

    Post a Reply
  3. Hay cosas que se pueden solventar como es el caso de los anuncios de horario, pero 4 mandatos socialistas (16 años) hablando de poner autobuses más acordes con el casco antiguo (los que tuvieran que subir) y cada vez son más grandes (quede constancia de los tapizados poco higiénicos de los asientos y de lo poco que ‘humillan’. donde no hay plataforma de espera, mal se sube). Tienen que esperar en la curva de ‘San Juan’ si se cruzan con otro coche. En el primer tramo de ‘Padre Claret’, tienen que apurar pues los retrovisores quedan a milímetros. Y para colmo, quitan la parada de ‘San Facundo’ (en vez de reurbanizar la zona y dejar la parada final ahí que, además contaba con marquesina) y siguen dando la vuelta a ‘Serafín-Colón’, parada en la que no hay refugio, salvo el escalón de la puerta de Hacienda, con el consiguiente estorbo en horas de trabajo. Tomen nota los próximos y quizá no encuentren tan descabellado esta idea [ si es por seguir metiendo coches particulares no residentes en el casco antiguo, los aparcamientos suprimidos en ‘San Facundo’ los pueden poner en ‘Colón’ que hay sitio 😉 ]

    Post a Reply
  4. Este Ayuntamiento va de mal en peor. Menos mal que ya están cantando el “me voy pal pueblo” y nunca mejor dicho! Solo deseo que La Luquero que ya no va a tener chófer, tire de autobús para ir a La Lastrilla y viva en sus propias carnes la tortura de los horarios ilegibles y las rutas interminables. Y que sufraaa cada vez que se suba a un bus.

    Post a Reply
  5. Leo con asombro que los usuarios de la línea 3 estamos contentos. Pues no señor, soy usuaria habitual de esta línea, y no puedo estar más en contra del cambio de horario con la supresión del primer autobús que pasaba a las 7:15h. Alguien debe haber pensado que no importa que gracias a este cambio de horario, todas las mañanas llegué tarde a mi trabajo. Por cierto, el número de teléfono que aparece en los horarios para poder presentar quejas y reclamaciones no funciona. Los cambios siempre se tienen que hacer para mejorar, no para empeorar ni perjudicar a los usuarios. Espero que se reconsidere este cambio de horarios, y se vuelva a poner en vigor los horarios anteriores, que eran muchísimo mejores.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *