web analytics

El Unami planta cara durante 66 minutos al Alavés (0-3) en un partido histórico

Seis categorías separan al Unami CD, de la Primera Regional Preferente, de todo un primera como el Deportivo Alavés, el “Glorioso”, una distancia sideral que invitaba a pensar en una suerte de partido de exhibición, donde para los locales el solo hecho de medirse con un primera era suficiente premio. Para Javi Calleja, míster de los vitorianos, día de dar una oportunidad a los suplentes y plantear un encuentro ofensivo a sabiendas que a los locales no les quedaría otra que defender.

Pero pasaban los minutos y el partido de exhibición empezaba a parecerse a una excursión muy cuesta arriba; al Glorioso  le costaba forzar el dispositivo defensivo del Unami, con unos centrales simplemente soberbios bien asistidos por el resto del equipo. Y cuando se llegaba, otro en estado de Gracia, el portero Chema, sacando un recital de paradas. Y algo de suerte, remates que salían lamiendo la portería, un palo… Y sin renunciar a enseñar los dientes, que cuando podían se iban con descaro al ataque. Increíble.

Total que con cero a cero la grada ya entonaba el sí se puede y a Javi Calleja le debía empezar a entrar el sudor frío. La principal duda era si el Unami podría aguantar el enorme desgaste físico que suponía seguir jugando tan bien, con las líneas juntas en un increíble ejercicio solidario del equipo. Y aquí la lógica jugó del lado de los favoritos. Se aguantó hasta el minuto 66, cuando una internada de Luis Rioja sirvió un pase a Guidetti para romper la magia. La grada, 1.200 asistentes, reclamó fuera de juego.

Todo pundonor, el Unami siguió luchando contra la lógica, tratando de mantener el marcador para abonarse a la heroica en un golpe de foruna. Y cuando ya el partido entraba en la recta final, un golazo de primera a cargo de Mamadou Sylla mataba el encuentro. 0-2 y la suerte estaba echada, lo que no quitó para que recurriendo a unos últimos gramos de fuerza los locales se plantaran ante el área rival buscando el del honor, dejando eso sí amplios espacios atrás que aprovechó Rioja para marcar un 0-3. Un marcador demasiado abultado  que empaña un tanto el mérito de los segovianos.

En cualquier caso un día histórico para un club que lleva por nombre el acrónimo de Unión de Amigos, fundado en 1983 en un bar del barrio del Carmen, dos temporadas en Tercera y que por primera vez se medía en competición ante un primera. Lo hizo de fábula.

Fotos: CD Alavés.

Fiasco del alumbrado de alquiler

Desde luego, el que no estuvo a la altura del encuentro fue el campo. Después de la traída y llevada polémica por la falta de alumbrado en un campo que dentro de 24 horas acoge otro encuentro copero; después de que el Ayuntamiento, titular del campo, accediera no sin resistencia a alquilar iluminación añadida, después de todo eso, va y se funden los focos de una de las torres. De chiste. Esperemos que Segoviana y Mallorca tengan, este miércoles a partir de las 19:00, la luz que merecen, que bien cara que está.


Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *