web analytics

El temblor de la gelatina

Alguien preguntaba a los periodistas justo tras la última rueda de prensa de la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, si la regidora “está muy nerviosa o es cosa mía”. Lo que respondieron los colegas me comería el espacio pero resumo: la alcaldesa es, hoy día, como un bloque de gelatina en el salpicadero de un coche bajando por el adoquinado de Padre Claret.

Parece lógico el temblor: pasados dos años y medio de mandato, la cuenta de resultados es claramente deficitaria, sin un solo éxito que destacar y con varios estrepitosos fracasos, entre los que ha dejado una herida profunda la inacción en el asunto del Centro Logístico de Defensa, y la marcha, hasta ahora, de dos concejalas, una por peleas internas y la segunda, por una gestión reprobable en materia de contratación con dinero público.

En esas condiciones, no es extraño que afloren los nervios cuando la oposición lanza una andanada con cierto fundamento contra tres concejales socialistas al mismo tiempo —dos de ellos, además, son los buques insignia de su equipo y la tercera, la encargada de buscar y lograr el dinero de las ayudas europeas— acusados todos nada menos que de mentir en sede plenaria. No me creería, pero hay lugares en el mundo en los que la mentira de un cargo público se paga con el cese fulminante.

El asunto de la concejala de Agenda Urbana y Fondos Europeos, Fuencisla Yagüe, es quizá el más claro: En un pleno dijo que no había podido presentar —esperó hasta el último día para hacerlo— una solicitud de ayuda por 200.000 euros por “fallos en la página del Ministerio”. Pareció colar, salvo porque el propio Ministerio, respondiendo a una pregunta en el Senado, negó tajantemente haber tenido fallo alguno en la herramienta informática y proclamó que ninguna ciudad que lo hubiera intentado se había quedado fuera del concurso por este motivo. La concejala mintió en el hemiciclo municipal. No me creería pero hay lugares en el mundo en los que…

Lo mejor de todo es que Luquero ni se molestó en poner excusas a este fiasco. Eludiendo hacerse cómplice de la bola explicó que no tenía ni idea del motivo por el que se había perdido la opción de ayuda y, lo mejor de todo, pidió que se “relativice” la ocasión perdida, que al parecer hay ayudas europeas para dar y tomar y 200.000 eurillos más o menos importan poco. “El Ayuntamiento ha presentado proyectos por más de 20 millones de euros. Este no ha entrado en plazo por el problema que sea, creo que hay que relativizar”, vino a decir evidenciando sin quererlo el concepto que tiene el equipo de Gobierno sobre las ayudas europeas y la ausencia de prioridades de los proyectos que se quiere ejecutar porque al parecer se harán los que vayan cayendo. Supongo que será mejor que no caigan muchos, a ver si nos va a pasar como con 16 millones para inversiones que había en 2021 gracias a los remanentes de los que no se ha ejecutado ni la mitad.

A la de Urbanismo. Es tendencia generalizada en los debates de los plenos municipales, sean del asunto que sean, que los concejales del Gobierno acaben quejándose de lo mal que hace las cosas la Junta para con Segovia. Cierto que la oposición también juega así, pero señalando al Gobierno de España. Este es el nivel.

En ese marco, en los debates sobre Prado del Hoyo la concejala, Clara Martín, no olvida nunca subrayar que la aprobación del Plan Parcial necesita apoyarse en informes sectoriales de distintos departamentos de la Junta que están por llegar. Lo remarca cada vez que se cuestionan los tiempos con los que trabaja su departamento en esta cuestión. Lo que dijo la Dirección General de Urbanismo, a preguntas de Pablo Pérez, es que nadie les ha pedido aún su informe, vinculante y preceptivo, según la Ley de Urbanismo, para la aprobación del Plan Parcial. Un desmentido en toda regla al discurso de la concejala.

Bueno, pues la respuesta de la alcaldesa ha sido de defensa de su escudera —el mundo al revés— el intento de ningunear a una oposición que “no se entera” por no haberse referido a otros informes, como el de Medio Ambiente, que también hacen falta, y tirar del discurso sensiblero y victimista: que si lo de Prado del Hoyo es el futuro más esperanzador que tiene Segovia —siendo importante el proyecto, con poco nos conformamos— que si no hay que poner palos en las ruedas… En los años que lleva como regidora, ninguno de los concejales que han pasado por Urbanismo ha avanzado un milímetro para desarrollar el suelo de Prado del Hoyo y sólo cuando la iniciativa privada se ha puesto en marcha y ha marcado plazos concretos se han puesto a la tarea. Y lo cuenta sin despeinarse: “Tenemos una oportunidad histórica de desarrollo industrial que yo no he visto en años”. Ni siquiera desde la atalaya de la Alcaldía, que es donde se deberían generar las “oportunidades históricas”, añado yo.

Lo del concejal, Miguel Merino, haciéndose aparentemente el remolón para devolver unos mil eurillos cobrados por error, o simplemente demostrando cierto descuido en la vigilancia del saldo de su cuenta corriente, tiene la trascendencia de poder comprobar el desprecio con el que se trata el dinero público y de paso, ver un ejemplo más de que la última línea de defensa del Gobierno municipal consiste en apuntar a “los técnicos” como autores finales de los apuros que puedan pasar los concejales.

A veces, escuchándoles, uno podría llegar a pensar que hay centenares de funcionarios en el Ayuntamiento que en realidad están incapacitados para su trabajo, en algunos casos o, peor aún, están dispuestos a aliarse constantemente para ejecutar boicoteos a Luquero y su equipo, que encima está sometido a la crítica injusta de una oposición que la alcaldesa preferiría que “estuviese mucho tiempo en Madrid”, además de ciudadanos y periodistas.

Así no hay quien reparta progreso.

Author: Fernando Sanjosé

Segovia (1967). Periodista.

Share This Post On

9 Comments

  1. Toda la razón. Dimisión de estos tres pájaros y la joven cita Luquero. El poder corrompe y el poder dictatorial y absoluto de la joven en décadas ha acabado por corromperla absolutamente. A su casa todos ellos. No aportan nada y retrasan a Segovia y a los segovianos, que huyen de la ciudad para vivir en los alrededores.

    Post a Reply
  2. Ese proyecto del Prado del Hoyo, en esa ubicación no es una buena idea. Van a destrozar un paisaje de piedemonte que más valía conservar.

    Post a Reply
    • ¿Y por donde propone usted el crecimiento industrial de Segovia? A mi me parece el sitio ideal: continuación del polígono ya existente, junto a las principales redes de comunicación: autopista, AVE, tren convencional, con propietarios que parece que quieren avanzar con el desarrollo…

      Post a Reply
      • Al piedemonte de la sierra desde luego que no.

        Y antes pienso que habría que utilizar las parcelas que hay vacías en el polígono de Hontoria, que no son pocas.

        Post a Reply
  3. Insisto ante el Cataclismo que se avecina , la oposición municipal debe elaborar un programa de actuaciones, unos proyectos fiables y presupuestados con la financiación adecuada y una lista de personas cabales y comprometidas con ganas de trabajar por esta ciudad que languidece a marchas forzadas.
    Lo de la gelatina es una anécdota.
    Es necesario un compromiso ciudadano y que está empieza por la responsabilidad de la oposición política .
    La cuenta atrás acaba de empezar . Segovia bien lo vale.
    A trabajar.

    Post a Reply
  4. Lo que queda muy claro es que palos para poner en las ruedas tienen todos y que el tú más es el lema político de todos (gobernantes, oposición y los que están de medio lado). Manda carallo que tropa elegimos para gobernar, desgobernar y mirar de soslayo.
    Empiezo a pensar si sirve para algo elegir con mi voto a los que eligen los partidos (elegir, elegir directamente ná de ná) ¡Salud!

    Post a Reply
  5. Excelente análisis, amigo Sanjosé: ha dado usted en el clavo.
    Estamos ante los estertores de un desgobierno municipal cuajado de desgaste, fatiga, desánimo y desidia (Luquero, Torquemada y García), y de unas superlativas competencia e incompetencia (Martín versus Merino), donde la creatividad y la eficacia se suplen con falsedades y chulería barriobajera, mientras el resto de concejales socialistas asisten circunspectos cuales gatos de escayola… un poema.

    Post a Reply
  6. Está claro que la gestión del Ayuntamiento carece de liderazgo, proyecto político y equipo. Una prolongación de lo que ocurre en el psoe segoviano, con un secretario general el frente muy mediocre y encima orgulloso de du ignorancia; me temo que en el PP hay más de lo mismo. El cambio es urgente y necesario, la pregunta es a quien votar. El Psoe no tiene más remedio que cambiar a su candidato, pero carece de gente cualificada en activo; el actual equipo del PP es muy flojo. Todo un dilema. Por supuesto, podemitas, vox y otras huestes descartas por cuestión de higiene democrática y respeto al futuro.

    Post a Reply
  7. Convocatoria de elecciones municipalidades urgente. Que hablen las urnas. No más mentiras ni fraudes administrativos. Luquero tenga vergüenza y dimita. Váyase y no castigue más a los ciudadanos con su incompetencia. Segovia se lo agradecerá.

    Post a Reply

Responder a Migeul Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *