web analytics

El PP prohíbe la caza

De un tiempo a esta parte, Castilla y León está siendo foco de noticias a nivel estatal (qué pena que se haya tenido que llegar a este punto de decadencia política para ponernos en el mapa) tanto por los líos internos de algunos partidos, como por la diferentes sentencias judiciales que están poniendo en jaque la gestión de la Junta de Castilla y León, como por ejemplo la prohibición de la caza en nuestra Comunidad.

Lo primero y principal, es saber que esta prohibición viene derivada de varias sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, que suspendieron cautelarmente varias órdenes de la Consejería, entre ellas, la de caza anual, y cabe matizar, que según la propia nota de prensa enviada por el Tribunal, esta suspensión “no impide que la Consejería adopte medidas en situaciones puntuales frente a plagas o sobrepoblación de especies”.

Por supuesto que es una situación grave, pero con un único responsable, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suarez Quiñones, que ha cometido una negligencia de dimensiones mayúsculas (y no es la única durante esta legislatura) y por la cual, nadie parece estar pidiendo su cabeza.  Desde que esto ocurriera, varios han sido los escenarios que se han planteado, todos ellos con claro afán partidista y ninguno con una solución.

La Junta de Castilla y León ha creado un problema, y en vez de asumir las consecuencias, que parte por la dimisión del consejero, insisto, se ha trabajado en el blanqueamiento de una mala gestión política, con la complacencia de otros grupos parlamentarios, por cierto enfadados porque no han salido suficiente en los medios con esta noticia (para que veamos de qué va el asunto en realidad).

El pasado miércoles, el candidato a la presidencia de la Junta del PP, Fernández Mañueco, en una de las pocas intervenciones que ha realizado durante esta legislatura, defendía vehementemente la caza con un “¡viva la caza!”, sin retórica política ni jurídica, sin autocrítica, sin pedir dimisiones, con una mentira como el “blindaje de la caza” y con el único argumento de acusar a una minoría de querer “imponer”.

Sin retórica política ni jurídica, porque lo que pretendía esta iniciativa traída en el tiempo de descuento no era blindar la caza, ya que es más que probable que más pronto que tarde nos encontremos en la misma situación actual, en un dejavú. Tampoco jurídica, porque traerlo al Parlamento lo único que pretendía era saltarse la tutela judicial de las sentencias dictadas, es decir, saltarse el derecho legítimo de las minorías, como dice el candidato, a poder acudir a la justicia que para eso está. Sin autocrítica, porque vuelvo a repetir, el único responsable ha sido el consejero de Fomento y Medio Ambiente, quizá más preocupado por parecer “La Administración” -como le decía telefónicamente al de momento investigado en la Operación Enredadera, José Luis Ulibarri– que de ejercerla.

Con una mentira, porque no es cierto, como han tratado de vender que la caza esté “blindada” con esta proposición de ley, se trata de un mero parche, que es más que probable vuelva a ser tumbada en los tribunales, pero esta vez por inconstitucional.
Y arremetiendo contra las minorías, algo bastante antidemocrático. Porque si algo garantiza el Estado de Derecho del que tanto se llenan la boca un día sí y otro también, aunque solo para Cataluña, es la protección de las minorías. ¿Acaso la ciudadanía no tiene derecho a acudir a los tribunales cuando ve sus derechos vulnerados? Aunque, por otro lado, tampoco debemos de olvidar que el Partido Popular siempre ha gobernado para las minorías, para las minorías multimillonarias. Pero es que este argumento es falaz, no ha sido una minoría, ha sido la justicia, quien ha parado los pies a la Consejería porque no ha cumplido, ni la normativa estatal, ni la normativa europea.

Es curioso además, como este “viva” a la caza, no se repitió después en otro debate fundamental, el de la carrera profesional de los empleados públicos, ahí no le oímos decir “viva los servicios públicos” “viva Castilla” o “viva León”. Porque en realidad el lío que se ha montado con todo esto, le importa más bien poco a muchos partidos, mientras sigan “cazando” votos a costa de mentiras.

Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Ex-procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

8 Comments

  1. Pues que siga prohibida.
    Así el resto de las personas podremos salir a pasear al campo sin miedo a que nos metan un tiro.

    Post a Reply
  2. Por dónde paseas tu Rosa para que te puedan dar un giro? Vas al Bronx o algún barrio chino? Madre mía qué piel más fina… Aviso a navegantes id poniendo los seguros a todo riesgo de los vehículos, o al menos la cobertura en caso de accidente contra especies cinegéticas porque van a aumentar de lo lindo las colisiones

    Post a Reply
    • *obviamente es un tiro no un giro. Perverso corrector…

      Post a Reply
  3. Gran artículo el de Natalia Del Barrio donde se explica y analiza la situación que padece Castilla y León entorno a la caza. También puedes ustedes ver el vídeo del parlamento autonómico donde el procurador José Sarrión les da un repaso del análisis objetivo del asunto, sin demagogias y palabras propias de hinchas de fútbol como utiliza el portavoz del PP. Los únicos culpables de esta situación es la incompetencia de los dirigentes de la Consejería de Medio Ambiente https://youtu.be/q3hV6iMd-El

    Post a Reply
  4. Maria Eugenia…. Me has alegrado el día. Leerte algo así como “gran artículo el de Natalia del Barrio…” Eso es como un chiste de Jaimito. Se sabe que es una chorrada pero no por eso deja de dar vergüenza ajena.

    Post a Reply
  5. Vaya mitin de podemos este artículo, pero no pasa nada ya sabe todo el mundo quien está en contra de la caza y del medio rural en general, ecolojetas de ciudad que les gusta que el campo sea para ellos para ir al campo a pasear cuando les apetece menospreciando el modo de vida de la gente que vive en el que son los que lo mantienen

    Post a Reply
    • Hace mucho tiempo que la caza dejó de ser modo de vida, en todo caso una manera de que algunos consigan unos euros a costa de que otros no puedan ir seguros por el campo.

      Post a Reply
    • Pero que leches de mundo rural ni tonterías de este tipo. Demuéstreme que la caza da empleo y qué tipo de empleo. Demuéstreme de manera estadística y exacta el dinero que genera y a quien. Demuéstreme en que influye ese dinero para evitar la degradación de la población en el mundo rural. Y si tiene agallas demuéstreme que lo que se caza es lo que biológicamente se cría en Castilla y León. Y si no sabe torear pa que se mete

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *