web analytics

El juzgado confirma la adjudicación irregular del contrato del Festival de Cine

Representantes del Grupo popular, ante el juzgado.

El Juzgado de lo contencioso administrativo número 1 de Segovia ha declarado “no ajustado a derecho” el contrato que la Concejalía de Cultura firmó con la asociación cultural Trípode para la dirección del festival de cine, Se_Cine. Además, se imputan al Ayuntamiento las costas, aunque reducidas a 750 euros, mientras que la sentencia “no es susceptible de recurso“. El PP ha anunciado una rueda de prensa para este viernes mientras que aún no se ha producido ninguna reacción desde el Gobierno de la ciudad.

En el contundente fallo judicial, que estima la totalidad del recurso presentado por el Grupo municipal popular, se apunta que la contratación se realizó sin que se hubieran aportado los correspondientes informes relevantes que exige la Ley y que no estaba acreditado tampoco que Trípode tuviera “capacidad de obrar y habilitación profesional” para poder desarrollar el trabajo que se le estaba encargando. Según el texto, no se justificó adecuadamente la contratación, no se comprobó la solvencia profesional y técnica de la asociación contratada y ni siquiera se hicieron valoraciones de los precios de mercado para los servicios contratados.

La demanda impugnaba el decreto de Alcaldía del 18 de agosto pasado por el que se aprobaba el contrato menor a la asociación cultural Muces por 14.999 euros, un acuerdo que el PP denunció por considerar que la resolución administrativa no se ajustaba a derecho, ni en el procedimiento establecido para los contratos menores —este lo era por estar cuantificado un euro por debajo del límite— ni por el hecho de haberse producido el fraccionamiento de los contratos menores “con el fin de eludir la transparencia y publicidad” y otras garantías de los contratos menores.

En su argumentación, el juez apunta a la existencia de defectos del procedimiento en diferentes aspectos como la prueba de solvencia capacidad de los beneficiarios del contrato y señala que “tanto por las declaraciones del coordinador de Cultura como por la ausencia de cumplimiento de la habilitación profesional podemos entender que se ha incumplido la obligación de la administración demandada de justificar que la adjudicataria tenía habilitación profesional para la contratación del Festival de Cine europeo.” El juez afirma taxativamente que “no existe constancia de la habilitación profesional de la asociación adjudicataria”.

Gina Aguiar y Clara Luquero.

El juez cree que no se cumplen los requisitos en la exigencia legal de adjuntar una justificación motivada que explique las razones por las que se entiende que en el contrato no se están alterando su objeto. “Y esta parte del informe del Coordinador cultural no cumple con los requisitos de motivación necesarios, dado que usa una fórmula estereotipada, que impide un adecuado control de las razones que a su juicio existen para entender que otros contratos menores tienen sustantividad propia que no son complementarias del contrato de dirección”.

El titular del juzgado reprocha que en la contratación no se haya sido “especialmente celoso” en este aspecto pese a que la adjudicación se hizo a la asociación Trípode Cultural “y al mismo tiempo se adjudican dos contratos menores a dos de sus integrantes (M.M. y C.B) y que algunos de los elementos del contrato son coincidentes” en aspectos como la coordinación general o la gestión de contenidos y la gestión de invitados, reflejada tanto en el contrato general como en los parciales.

“A ello, ha de añadirse que no se explica adecuadamente, ni en el expediente administrativo, ni en la declaración testifical del coordinador cultural, el contenido prestacional del contrato de dirección, dado que al haberse seguido las pautas de la anterior dirección, esta comprendía el alojamiento, manutención y transporte y ahora es objeto separado del contrato de dirección y siendo este una parte importante del precio de la anterior dirección, por importes de 12.000 y 15000 euros. En segundo lugar, que eliminada la partida de alojamiento, transporte y manutención, que actividad se desplegaba diferente a la señalada en la anterior dirección”, añade.

La lista de reproches se completa haciendo constar que en este caso “no ha existido informe jurídico alguno y si un “informe con connotaciones jurídicas” que requeriría capacitación profesional con estudios de Derecho que no consta que tenga el coordinador cultural.

La decisión judicial no puede recurrirse, obligará al Ayuntamiento a pagar 750 euros de costas y deberá tener “los efectos inherentes a dicha declaración”.

Las claves del proceso

En su revisión del fondo del asunto, el juez pone en orden los hechos recordando que la muestra de cine, Muces —a la que se pretende dar continuidad bajo nuevo modelo con los contratos cuestionados— comprende diversos contratos por un valor total de 114.551,30 euros que incluyen todos los aspectos del festival, también la dirección, que es a lo que se refiere el contrato menor que se ha recurrido. Igualmente, recuerda que Trípode Cultural se dio de alta el 22 de octubre de 2020 y está compuesta “al menos por tres personas físicas”, mientras que, a la vez que el contrato con la asociación se celebraron otros dos contratos menores con dos de esos miembros (M.M. y C.B.) por 6.000 euros cada uno por diferentes conceptos organizativos. Continúa la revisión asegurándose que para fijar los precios del contrato presentado por Trípode  “no se realizó valoración de mercado“, mientras que la asociación se presentó como tres personas físicas y “no se comprobó solvencia profesional y económica, ni estatutos de la asociación”, que se remarca que como tal “no había dirigido ni coordinado festival, pero si tenían experiencia sus miembros”.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

13 Comments

  1. Para cuando las dimisiones de Gina Aguilar y Luquero?. Basta ya. Ésto parece la Mafia napolitana.

    Post a Reply
    • Calabresa, más que napolitana je je je

      Post a Reply
  2. Dimisión de la concejala, ya!!!!

    Post a Reply
  3. Quien es el coordinador cultural????..como llego al puesto???

    Post a Reply
  4. ¿Qué más tiene que ocurrir para que la alcaldesa Luquero presente su dimisión?

    Post a Reply
  5. Es lamentable lo que está pasando en la concejalía. No son profesionales.

    Post a Reply
  6. Simplemente, alucinante.
    Menuda caterva de personajes que anidan en el ayuntamiento, tan crecidos y soberbios que creían que esta sentenciada irregularidad nepotista, que ya veremos si no acaba en delito, iba a colar. Después de los escándalos del CAT y del PCMASA, para ellos esta nimiedad no es nada, claro. Todo por el pesebre.

    Post a Reply
  7. Como no se puede comentar (no sé si por ahora y por después) en la noticia posterior sobre este caso (“enmienda del Ayto al Juez”), lo hago aquí en dos palabras: Podeborroca aguiariana 😉

    Post a Reply
  8. Basta ya de que nos sigan engañando!!!! Es vergonzoso… Entre el CAT, los festivalitos variopintos y titiriteros… nos estamos quedando a la cola. Eso sí, PAN y CIRCO

    Post a Reply
  9. El ayuntamiento de Segovia nos trata como si fuéramos ignorantes. Adjudican contratos fragmentados a sus amiguetes. Adjudican dinero público de los segovianos a una asociación afín a la concejala de cultura para hacer un festival de cine en un año en el que los cines estaban cerrados. Huele muy mal.
    El Juez les dice que no cumplen la ley y la alcaldesa y la concejala, en lugar de reconocer su error, siguen justificándolo. ¡Señoras, que nos están costando mucho dinero a los segovianos!

    Post a Reply
  10. O la alcaldesa suelta lastre o caerá con la concejala.

    Post a Reply
  11. Llevan 3 lustros apesebrando a dedo a los de siempre, la Concejalía de Cultura fue convertida por Luquero en las auténticas cloacas municipales.
    Deben dimitir Aguiar y, también Luquero que lleva usando artimañas como esta más de una década. Y mientras tanto Segovia está peor que hace 20 años,menos industria, menos inversión, más trabas urbanísticas, más trabas al tráfico rodado, obras nefastas como el CAT, oportunidades perdidas como el Centro Logístico del Ejército, imposible el desarrollo de Planes Parciales ambiciosos, subida y creación de nuevas tasas municipales y en definitiva pérdida de población.

    Éso sí, el himno a Arahuetes… digo a Segovia que no falte en cada pleno (viajar cura estas cursilerías).

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *