web analytics

Economía: subimos bajando

Estatuaecuestre¿Estamos mejor? ¿Estamos peor?  Los sindicatos segovianos se descuelgan avanzando que desde 2010 los salarios en la provincia han perdido un 13%. Peor, el mismo puesto cinco años después registra una remuneración un 30% menor de media. Pero mientras los sindicatos convocan manifestación para el 1 de marzo, por el otro lado manda la realidad de la recuperación. “Ya no está tan oscuro”, advertía Pedro Palomo en el balance del año de la FES (que, como ya no está “tan oscuro”, vuelve a pedir el cansino parking de Los Tilos, sobre el cual ya me despaché a gusto en la jeremiada anterior).

Y es que la vez que los sindicatos nos informaban de la incuestionable realidad -más autónomos precarios, menos sueldos-, el presidente Rajoy, en el debate de la Nación, se jactaba de los 480.000 puestos de trabajo creados en 2014, el PIB de 2014 creció el doble de lo previsto. No pasa lo mismo en otras partes de la UE, esa es la verdad. Por más que Sánchez se empeñe, el mensaje de la recuperación cala y, Gürtel mediante, quienes no creímos en las posibilidades de Rajoy a año vista empezamos a dar por bueno que hasta es capaz de ganar las elecciones (que forme Gobierno, eso ya…).

En conclusión, subimos bajando o bajamos subiendo, que no es lo mismo que decir que estamos quietos, que para algo el presidente es de Pontevedra.

Subimos: parece incuestionable que la reforma laboral ha inyectado dinamismo en el mercado de trabajo y es evidente que hoy se contrata más que hace cuatro años, cuando lo único que crecía era la cola del INEM. Bajamos: dicho dinamismo tiene mucho que ver con una redistribución del menor trabajo disponible en función de salarios más bajos y más precariedad. Subimos: pero el consumo de las familias crece. Bajamos: en Segovia no crece. Subimos: el Gobierno baja el IRPF y anuncia alguna alegría gallega contenida -ponerle tocino a las gachas-. Bajamos: sanidad y educación han padecido los recortes derivados de la pérdida de plantilla funcionarial y el sector público es hoy peor. Subimos: en Segovia eso se ha notado poco, la verdad.

Y así podríamos seguir, subibajando o bajasubiendo, con una realidad de fondo: al menos subibajamos, cuando hace tres años bajábamos a todo leche por la pendiente del empobrecimiento.

Quizá es lo que nos toca. El auge económico del arranque del siglo XXI tuvo mucho que ver con el endeudamiento.  Por así decir, la economía se vio favorecida porque las familias concentraron en pocos años el gasto de varios lustros. Y vivir del crédito es lo que tiene, tarde o temprano se pagan los pufos y entonces nos encontramos con la necesidad de ajustar gasto. Vivir con menos, y lo que conlleva.

Buen ejemplo lo tienen en La Granja. Se tira más el brazo que la manga, al final las urgencias -la luz, la caldera, los libros de los niños- pueden más que los planes maximalistas a largo plazo. Y se impone ir al montepío a empeñar las joyas de la abuela -los terrenos municipales-; malvendiendo 7.000 metros para recuperar 12.ooo con los que hacer caja…

Crecemos, pero empobrecidos. Y con tarea por hacer. Reglamentar el abuso de los becarios, con salarios mínimos para becados ni que sean de 300€. Subir el salario base interprofesional. Buscar espacios de recolocación para todos estos cuarentones en paro, demasiado viejo para el rock&roll, demasiado joven para morir.

 

 

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

1 Comment

  1. Lo que tiene que hacer usted, que no tie nidea de periodismo, es buscar la información fiable: ¡¡¡llame a la Merkel!!! señor Besa, esa sí que sabe 😉 Ahora en serio, es la que dicta los discursos de nuestros gobernantes 😉

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *