web analytics

Diario de la cuarentena: Poder no es deber

Poder no es deber. Una cosa es que se pueda hacer y otra cosa es que se deba. A partir del lunes se puede ir de cañas, se pueden visitar familiares y amigos…. Otra cosa es que sea obligatorio. No, el BOE no dice que hay que  abalanzarse sobre terrazas, montar pajarracas con la cuadrilla y liarla parda solo porque se puede. ¿No hay manera de meter en el magín de la gente que el mogollón mata? ¿Realmente necesitamos que BOE en ristre la policía nos diga qué se puede hacer y qué no porque somos incapaces hasta de protegernos? Miro imágenes de Barceloneta, de Gran Vía, de Valencia… ¿No había otro día? ¿No había otro sitio? ¿Hay que ir forzosamente a los sitios donde sabemos que más gente va y  más probabilidades de contagio se rifan? Pues ojo. La consejera Casado está que no siente ante la posibilidad de que abran Madrid. En Valencia ya se habla de rebrote y con el número reproductivo básico superando el 1. Y cuándo eso pasa es cuestión de tiempo entrar en una dinámica de estallido. Advertidos quedan. El mogollón mata y eso es matemáticamente impepinable.

Toco el pito y muevo la bandera. Pero en fin, qué se le va a hacer. Somos así, para lo bueno y para lo malo un país gregario de pirados donde el borreguismo se festeja y hasta se alienta. Y si es con banderita (no importa el  color) más. Miren los de Vox. Por supuesto, y aunque sea bastante repugnante, tienen todo el derecho a capitalizar la indignación social en aras de la ascensión política del señor Abascal (Sánchez haría lo mismo y Casado se lo está pensando).  Ni te cuento el derecho a protestar aunque no se sepa por qué (sí contra qué). ¿Sabrán los de la bocina que la gestión sanitaria es competencia autonómica? ¿Qué el confinamiento es una medida plenamente apoyada por la Comunidad? Cuando dicen que el Gobierno oculta cifras ¿se referirán a, entre otras, Andalucía y Madrid, que a fecha de hoy -y a diferencia por ejemplo de Castilla y León- siguen sin aportar de manera precisa y clara las muertes en residencias? ¿Tanto mola salir a tocar el pito y a ondear banderas? ¿Eso es patriotismo?

Pedorros y patriotas. Para mí eso es hacer el pedorroPatriotismo es el del bar que a estas horas se afana en desinfectar lo suyo, comprar producto a deuda sin un duro en la cuenta, acojonado porque no sabe dónde se mete. Patriota es el que carga cajas para el banco de alimentos. Patriota es el que deja de hacer cosas que le gustan en aras del interés común. Y sí, puede que alguno estuviera ayer en la manifa. Ahora bien, debe quedar claro que subirte a un coche y ondear banderas mientras tocas el pito es subirte al coche y ondear banderas mientras tocas el pito. Si eso te hace feliz… La única parte interesante es que le han quitado a cierta izquierda el monopolio de la calle. Lo malo es que precisamente llevando lo político al espacio de convivencia algún día saltarán hostias como panes. Y no pocos están esperando justamente eso para medrar. Lo he visto en otros sitios, a 500 kilómetros de aquí. Créanme, no es buena cosa politizar las calles. Las manifas solo sirven para que alguien se te suba a la chepa y llegue más alto. Eso y propagar infecciones (¿eh, amigo Ortega Smith?).

Birrers contra runners ¿Que no les falta razón? Puede (tampoco les sobra). ¿Mata muchos virus  colapsar el centro de las ciudades para ejercer el derecho al pataleo? ¿Sirve de algo? Ya sabemos que para la trayectoria política del señor Abascal sí. Y para aboyar cacerolas. Me reí mucho el otro día con un artículo de Albert Soler donde habla de las contradicciones de estos reglamentos surrealistas de las fases, hechos con el culo y al calor de las votaciones en Cortes. En Segovia, por ejemplo, si eres un runner tienes que cumplir unos horarios, pero si eres un birrer (o sea un pasional consumidor de birras) entonces ya no. Conclusión, los runners deberían cambiar sus mallas de bailarina y demás perengeles del Decathlon por el típico pantalón bermudas y camiseta de manchurrones de salsa. Si la poli te trinca fuera de horario dices que vienes de la terraza, que si andabas corriendo es porque tienes turno en la terraza de Paco’s. De donde al final ¿asistiremos a controles proalcoholemia? Así que viene usted del bar, ¿eh listillo? ¿Y dónde está la tripa? Anda a soplar y ojo que no dé un cero cincuenta tirando bajo o le cae la de 600, por figura…  Soy un ignorante total en esto, pero me da que correr en bermudas guarreadas en lugar de enfundado en  aislamiento inteligente, sin pulsómetro y sin las zapatillas de 300 pavos, como que no tiene gracia. ¿Han visto ustedes lo limpios que lucen los mallots de los runners? No recuerdo yo así mi equipo de gimnasia de la Aneja, que olía a queso revenido y estaba orlado de babas.

No se me amontone. Yo creo que el mogollón mata. Y si te crees que por ir con mascarilla y dentro del coche el virus se hace amigo tuyo, no lo terminas de pillar. Una mascarilla no te libra de contagiarte, un coche que atraviesa miasmas de infectado solo sirve para llevar el virus del punto A al punto B.  En Segovia hay unos 20.000 infectados. Cierto, muchos menos con la carga viral precisa para infectar. Pero por lo bajo son centenares. Llevamos mascarilla en orden a minimizar el espacio de infección en caso de que andemos contagiados (y no lo sepamos, si lo sabemos, toca recluirse en casa). Una vez más, evite aglomeraciones. Eso sí que es patriotismo.

Embozados. El mundo parece una copia cutre de Watchmen o de las pantallas de Assassin’s Creed. ¿Ese de ahí es el tío Eutimio? El otro día veo a una que por la traza se parece a una amiga. Allá que le suelto un vozarrón ¿qué haces tía? No es. Se gira y entiendo: otra cagada social del señor Besa. Salgo como puedo, es decir como un idiota. Yo no me termino de hacer a la dichosa mascarilla. La llevo en el bolsillo para cuando entro en una tienda o tengo que ir a la ciudad. Es incómoda. Todo el rato toqueteándome la cara, ahora para desempañar las gafas, ahora que se me suelta, ahora que se enreda con el cordón de las gafas y toca recomponer, ahora que no encuentro aire. Mal. Me paso el día rociándome con gel. Por lo mismo me resultan heroicas (porque las más son mujeres) las dependientas. Todo el día con el bozal en rostro. El otro día me atendió una tocada con pantalla facial y refugiada tras una mampara. Un comentario suyo me hizo sonreír y ella sonrió a su vez. Aunque yo iba con embozo.  Qué listas son… Menos mal que estamos en buenas manos.

 

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

5 Comments

  1. “Un país gregario de pirados donde el borreguismo se festeja y hasta se alienta”…hay pocas definiciones más ajustadas para lo que es este país.

    Y si es borreguismo de bar, mejor que mejor. Que la mitad de mis últimas propuestas recibidas a la autorizada socializacion del nuevo periodo incluyen….irnos a la primera terraza de bar que podamos !!!!!!!!

    ¿De verdad es tan necesario ir al bar, justo ahora???

    Post a Reply
  2. Los madrileños campando a sus anchas de nuevo por los pueblos segovianos. Sin ir más lejos ayer por la tarde en La Granja, cuando aún no se puede hacer cambios de provincia.

    Luego nos lamentaremos cuando venga un rebrote del virus y vuelta a empezar.

    Post a Reply
  3. Magnífico artículo de opinión, Sr. Besa.

    Comparto su visión del gregarismo de nuestra “moderna” sociedad, demostrado con todos esos ejemplos, aunque también entiendo la manifestación de Vox como una forma de desahogo emocional de la frustración que supone para mucha gente una gestión nacional del estado de alarma que ha dejado mucho que desear en muchos aspectos.

    Veo con agrado que guarda usted buen recuerdo de las clases de gimnasia que nos impartía en la Aneja masculina de Lérida nuestro querido profesor el Sr. Eritja, amable y exigente en su trabajo por igual, bajo su flamante mostacho.

    Post a Reply
    • Me alegro coincidir con un condiscípulo y, efectivamente, recordar a este gran profesor, el “sinyó” Eritja. Que esta estupendo. Hace tres años tuvimos el gran placer de celebrar una cena de quintos y vino junto con otros grandísimos profesionales, Bardají, Benet, Malet, espero no dejar a mencionar a ninguno. Yo entonces no les podía ni ver… pero hoy en día solo siento agradecimiento para con su gran profesionalidad. Respecto a lo que comenta, me resulta también muy interesante porque es muy importante lo que usted comenta para poner en sus justos términos la exitosa convocatoria de Vox.

      Post a Reply
      • Benet, Bardají y Malet, por ese orden, fueron las tres referencias que marcaron gratamente mi educación primaria, entonces EGB. Se me saltan las lágrimas cuando leo sus apellidos… Cuánto deberían de aprender de ellos las nuevas hornadas, como lo hacían las de la “normal” de entonces.
        A ver si nos conocemos cuando vengan a grabar a Segovia “Lleidatans pel món” 🙂

        Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *