web analytics

De supuesto maltratador a traficante de hachís

Esto empieza con una bronca dentro de un coche de una pareja de jóvenes, presenciada por la policía de Segovia. Sospechando de un posible caso de maltrato, la policía localizó al hombre y contactó telefónicamente con la mujer, que dijo que la discusión era por una “cuestión de pareja”,  que no había ninguna agresión ni nada que denunciar. Pero mientras se conversaba con la joven los agentes que custodiaban a su pareja notaron una actitud sospechosa en el “supuesto maltratador”. “Mantenía una actitud nerviosa e introducía constantemente la mano en un bolsillo del pantalón”, explica la nota de prensa emitida por la policía segoviana. Los agentes realizaron entonces un cacheo preventivo y comprobaron que en el bolsillo del pantalón tenía quince envoltorios con una sustancia vegetal prensada, al parecer hachís.

Los policías detuvieron entonces al hombre por presunta comisión de un delito contra la salud pública, dado que la disposición en la que se encontraba la sustancia intervenida indicaba que estaba destinada a su venta al por menor. Además, eso cita la nota de prensa, se le intervino un papel con distintas anotaciones (¿la contabilidad? ¿la lista de la compra?).

Y Azor “caza” otros tres kilos de hachís en Yanguas

No ha sido una buena semana para los narcos. También en los últimos días, el perro Azor se anotaba otros tres kilos de hachís en ya su larga trayectoria contra el crimen. Esta vez fue en Yanguas de Eresma, cuando agentes de la Guardia Civil de Cuéllar realizaban un dispositivo de seguridad de tráfico en la A-601. Pararon un turismo que estaba ocupado únicamente por su conductor, quien también mostró un gran nerviosismo cuando se le pidió la documentación para su identificación.

Los agentes realizaron un registro superficial de sus pertenencias, entre las que se encontraron dos teléfonos móviles y una considerable cantidad de dinero en efectivo, sin que el conductor pudiera dar una explicación verosímil acerca de su pertenencia.

El guía canino con su can Azor efectuó un reconocimiento del vehículo y localizó, oculto en la carrocería, un paquete que contenía una sustancia de color marrón, que una vez analizada resulto ser hachís, con un peso de 3,1 kilos. El hombre fue detenido como presunto autor de un delito contra la salud pública en su modalidad de tráfico de drogas.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *