web analytics

C’s expedienta a los militantes que cuestionaron el pacto con el PSOE

La Comisión de Régimen Disciplinario de Ciudadanos ha expedientado a los cinco militantes que el pasado mes de febrero hicieron público su desacuerdo con el pacto firmado con el PSOE por el que la formación naranja permitió, con su abstención, la aprobación del presupuesto municipal en el Ayuntamiento de Segovia. La comunicación de la apertura del proceso sancionador se produjo sólo cinco días antes de convocarse las elecciones para la renovación de la Junta directiva de la agrupación de Segovia, finalmente suspendido por haberse presentado sólo una lista, “oficialista”, que ha sido ratificada directamente.

Parte del staff de C’s en la presentación del acuerdo para aprobar el presupuesto de Segovia.

Nadie parece saber a ciencia cierta cuántos afiliados tiene Ciudadanos en Segovia. La última cifra “aproximada” la ofreció a este periódico hace unos días el hasta entonces coordinador provincial —ahora secretario— Alfonso Martín que habló de “unos 60 afiliados”. Dando credibilidad a esa aproximación resulta que la formación tiene en este momento en situación de expedientados al 8 por ciento de sus bases, ya que la Comisión de Régimen Disciplinario ha comunicado esta situación a cinco de sus miembros, “históricos” de la formación, no obstante enormemente alejados de la dirección del partido al que dicen que les cuesta reconocer.

Dos de los cinco expedientados, Isaac Toranzo y Jesús Alfredo Alonso han sido además suspendidos cautelarmente de su militancia, mientras que José María Muñoz, Juan Zamorano y Filippo Buscaglia mantienen aún sus carnés, aunque se les atribuye una falta “muy grave”, sancionable desde la amonestación hasta la expulsión pasando por la inhabilitación para ejercer cargos orgánicos.

Aunque la comunicación de la apertura del expediente les llegó el pasado 12 de mayo, cinco días antes de abrirse el plazo para renovar la directiva de Segovia, los hechos se remontan al pasado 2 de febrero, cuando los ahora expedientados, además del exconcejal en Segovia, Juan Alcalde, también expulsado de Ciudadanos, hacían público su malestar porque los responsables del partido hubieran decidido pactar con el PSOE la aprobación de los presupuestos municipales de la capital sin tener en cuenta la opinión de los afiliados.

Según la Comisión disciplinaria, aquel escrito puede constituir falta grave por ser “manifestaciones públicas proferidas en grave menoscabo del buen nombre del partido”; no “acatar y cumplir los acuerdos válidamente adoptados por los órganos del partido” y no “respetar públicamente la imagen de C’s y sus órganos”.

Los expedientados niegan la mayor y afirman que en su comunicación pública no hay menoscabo a los directivos de Ciudadanos ya que ni siquiera cuestionaron la decisión —pese a que hasta pocas horas antes de firmarse en el partido se sostenía que el presupuesto era “malo” y no debía permitirse su aprobación— sino el hecho de que no se consultara con las bases tal acuerdo, decidido unilateralmente por la dirección.

De este modo, en su escrito de alegaciones, José María Muñoz expone, entre otras cosas, las contradicciones entre la transparencia que predica el partido y el oscurantismo interno; la constante apelación de las concejalas en Segovia a la participación ciudadana frente a la ausencia de participación interna; o la censura a la crítica de sus afiliados. “Sólo he criticado la incoherencia de unas actuaciones entre o que se dice y se hace, lo cual también menoscaba la imagen y el espíritu del partido. Difícilmente se puede mantener una referencia ideológica al liberalismo y tramitar este expediente, mucho mas cercano a la inquisición ideológica”, se lee en el texto, al que ha tenido acceso acueducto2.com.

Las concejalas del Ciudadanos en el Ayuntamiento de Segovia presentan el acuerdo con el PSOE.

Otro expedientado, Juan Zamorano, ha remitido un texto de respuesta a la Comisión en el que manifiesta su “decepción” por la evolución de Ciudadanos desde su creación, una transformación que considera que ha estado presidida por la “zafiedad, falta de ética y el ocultismo”, poniendo como ejemplo el hecho de que “nadie quiera decir el número de afiliados porque posiblemente sólo sea ese grupete que ocupa la dirección y alguno más a los que encima están tratando de echar”.

Los expedientados se muestran sumamente duros hacia sus representantes municipales de las que consideran que “las contradicciones entre lo que se predica y lo que se hace son tan evidentes que no me parece a mi que en tal escenario vayamos a tener mucha fortuna”, según la crítica de Muñoz, aumentada severamente por Zamorano que califica la actuación de las ediles como “ridícula y patética”.

Designación directa de la nueva Junta directiva, con escasa renovación.

El riesgo de inhabilitación para cargos orgánicos que pesa sobre los expedientados puede haber influido en el hecho de que la convocatoria de elecciones para renovar la Junta Directiva de la agrupación de Segovia haya tenido como respuesta la presentación de una sola lista, de carácter oficialista, y que gracias a esa singularidad esa nómina haya sido ratificada directamente para formar el organismo sin necesidad de celebrar las elecciones que estaban previstas para el próximo día 31 que han quedado anuladas, según ha comunicado la Secretaría de Organización de C’s.

En el organismo recién designado hay escasas novedades en cuanto a sus componentes, siendo la principal novedad el intercambio de papeles entre Alfonso Martín —hasta ahora coordinador y ahora secretario— y Víctor Manuel Alvarado, que sigue el camino inverso, desde la Secretaría hasta el puesto de coordinador. Luis Mariano Ortiz, hasta ahora vocal, es el nuevo responsable de Logística; al igual que Yolanda Puente, al frente de Relaciones con las asociaciones en la nueva directiva; Luis Peromingo estará al frente de redes y comunicación (Redic) y la novedad es la incorporación del doctor Juan Ignacio Bermejo como responsable de Ciudadanía y Movilidad.

Aún queda pendiente el nombramiento del enlace del grupo municipal, un cargo que sólo pueden desempeñar alguna de las dos concejalas en la capital, María José García o Miriam Sanz.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Pero, como se suele decir ‘¡Qué quieres Nicomedes!’. Militan (o militaban) ustedes en un partido personalista que estará siempre al sol que más caliente… que más caliente, al paganini sostenedor y encargado de turno de la provincia o pueblín con representación de C´s.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *