web analytics

Cierran cuatro horas el valle del Clamores por riesgo de desprendimiento

Los bomberos de Segovia forzaron el desprendimiento de una roca de gran tamaño que amenazaba con desprenderse sobre el valle del Clamores, una zona peatonal de ocio y deporte utilizada diariamente por centenares de segovianos, que fue cerrada al paso del público durante las cuatro horas que duró la actuación, entre las 12.00 y las 16.00 horas.

Rocas amontonadas en un lateral del paseo peatonal del Clamores.

Rocas amontonadas en un lateral del paseo peatonal del Clamores.

Los operarios que trabajan en la restauración de los edificios anejos al Alcázar descubrieron este viernes que una gran parte de la roca amenazaba con desprenderse de la pared que forma el valle, por lo que avisaron a la policía local y los bomberos que se desplazaron al lugar para certificar la inestabilidad de la piedra, por lo que decidieron forzar su caída tras acordonar la zona por parte de los agentes policiales, según ha confirmado la concejala de Seguridad ciudadana, Paloma Maroto, que habló de un derribo “preventivo”.

Los bomberos trataron de provocar la caída mediante palancas, aunque el esfuerzo no dio resultados, recurriendo entonces a usar herramientas más especializadas para inyectar una burbuja de aire que por fin causó el derribo.

El material desprendido era “una piedra de gran tamaño”, de acuerdo con la concejala, que explicó que los mismos operarios que realizan la obra recogieron y esparcieron los desechos caídos en la vegetación, cerca del camino del valle, devolviendo la normalidad a la zona, que fue reabierta al paso en torno a las 16.00 horas.

Paredes inestables

La inestabilidad de las paredes del valle del Clamores se ha manifestado con anterioridad en múltiples ocasiones, la última, en diciembre de 2013, cuando una roca de seis metros cúbicos y varias toneladas de peso se desprendió en la misma zona que ahora (bajo la Casa de la Química) y acabó en el camino del paseo, sin que se produjeran daños personales, provocando el cierre de la zona durante varios días. También en noviembre de 2012 se registraron varios incidentes por el mismo motivo. En todos los casos, los técnicos achacaron los sucesos al desgaste provocado sobre la roca caliza por las lluvias estacionales.

En el lado contrario, la Cuesta de los Hoyos llegó a estar cerrada durante meses entre 2003 y 2004 por el desprendimiento de grandes piedras en la carretera y el riesgo de nuevas caídas, hasta que la Junta realizó una serie de obras de consolidación de la pared, que quedó cubierta además con una malla para evitar que otros eventuales desprendimientos pudieran llegar a la carretera. Desde entonces se han producido otras caídas periódicamente, todas ellas, afortunadamente, sin consecuencias sobre las personas.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *