web analytics

Cien años después, Clara Luquero recibe a Antonio Machado… ¡y se acabó!

“La alcaldesa de Segovia recibirá al poeta Antonio Machado“, les juro que así reza la nota oficial facilitada por los servicios de comunicación del consistorio. Eso será el 25 de noviembre a las 18:30 en la Casa de la Lectura en razón de que hace un siglo, el Machado de verdad desembarcó en la estación de Segovia para tomar plaza de cátedro de francés en el hoy Mariano Quintanilla, colofón de los actos que desde 2017 se vienen celebrando como “Constelación Machado”.  El broche final.

A tal hora, la alcaldesa “recibirá al profesor en la Casa de la Lectura-Biblioteca Municipal de Segovia, en una fiesta de la palabra que servirá como cierre del proyecto de conmemoración. Posteriormente se procederá a la lectura de textos del autor. Por un lado los leerán los participantes en el taller Viaje y conversación con Machado que imparte la ganadora de la Beca SxS Antonio Machado, Sara Rosenberg.  Se podrán unir los asistentes del público que lo deseen, que podrán llevar los textos que hayan elegido”, sigue. Pero yo me quedo, destaco y recalcó, la palabra mágica, broche final.

Toca pasar balance.  Personalmente yo he quedado tan saturado de machadismo y “fiestas de la palabra” que me he ganado a pulso no volver ni a escuchar poemas del andaluz hasta 2031, en que mucho me temo que volverá Machado por mor del centenario de la República, pero lo mismo no estoy o cuando menos ya no me pilla de periodista (con suerte). Fiestas de la palabra, fiestas de la palabra… Ya puestos yo  estoy por fiestorros de verdad, y no estos kermeses que me inducen Machadofobia severa,  que han dejado mis codos asolados de psoriasis (mi médico dice que no, que eso viene de ser Autónomo, pero yo sigo en la idea que es Machado).

¿Por qué Machado me da psoriasis? Después de todo es un gran poeta. Realmente lo que me carga es ese tono hagiográfico, ese hooliganismo machadista que traspira la cultura oficial. La cultura institucional. La cultura que se hace para optimizar batallas culturales ideológicas. Para hipnotizar niños y leerles catecismos en clase. (Amén para dar de comer a todo un personal que lo mismo monta, hoy, exposiciones de víctimas del franquismo, que mañana, no lo quiera Dios tampoco, de los de Paracuellos, pero siempre los mismos).

Hay que hacer cultura. Vale. ¿Pero tiene que ser siempre así? ¿Y por qué siempre de poetas y políticos? ¿No se podría hacer de algo mucho más necesario (habida cuenta el nivel del paisanaje) como física o matemáticas o informática? Pues no. Que si el comunero, que si el patúm que si el patám. Y siempre, y eso es lo que jode, acríticamente. Soltar Machado, ese grandísimo putero (que lo fue, como casi todos en la época), y ya te han quitado del pincho institucional para los restos.

Bueno. Esa es mi opinión personal. A la hora de la verdad tengo que reconocer que estas cosas se mueven trincando fondos de aquí y allí. Por cierto, que no estaría de más contar con pelos y señales cuánto ha costado la fiesta. Al ministerio de Cultura le gusta apostar por “tematizaciones”, a la Junta también. Como hay que vender la burra, pues me imagino a Clara Luquero actuando ante la camarilla ministerial y soltando cosas tal que “es que no saben ustedes lo que gusta Machado en Segovia, es el acabose, la gente se deja barriga para parecerse a Machado, les pone a las hijas Guiomar, y si no comen menú machadiano martes y jueves como que no les cunde… una locura”. Como el picoleto de Amanece que no es poco… “con lo que gusta a Faulkner en el pueblo”. Estas cosas habría que grabarlas.

Pero sí. Estoy fijo que para trincar duretes hay que “tematizar”. No vale con decir es que el paisanaje está muy mal de cuentas y les vamos a dar clases, no, hay que vestir al muñeco, y a poder ser, en inglés. Es triste pero es así. Es lo que pasa con las competencias impropias. O se hacen así, o no se hacen (que tampoco pasaría nada, oigan, pues no hay parné, pues no hay Macahdo, y a otra cosa). Y ya puestos, pasas el cazo para todo el bienio… De guerra hay que dar siempre la justa.

Luego está la cuestión de la red de ciudades machadianas y estos inventos que, a todo lo más, son para sacar un reportaje en late show en la tele pública. Pero también visten y los concejales viajan. Vale, se entiende, me rindo…  Todo tiene su explicación.  ¿Pero siempre hay que ser tan cargante? ¿No habrá algún hijoputa segoviano históricamente contrastado, algún torpe, algún cafre que nos permita, al menos, echar unas risas a su costa? Tiene que haber… Los niños de las escuelas se lo pasarían mejor, mirad niños, que hijoputa era ese… Santos, siempre santos, ya de los de verdad ya de los laicos… Como si se eso de la santidad obrara por contagio.

 

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

5 Comments

  1. ¿Pero no estaba en el Equipo de desGobierno del Ayto con la Zambrano y las empoderadas? 😉

    Post a Reply
  2. Con el manejo que hace el psoe de su pasado y del futuro, yo sí me creo que la alcaldesa reciba a Machado, otra cosa será que Machado vaya.

    Post a Reply
  3. Sin el aura republicano con que aderezan al personaje, no daba ni para una charla de sobremesa.

    Post a Reply
  4. Excelente artículo, ya era hora de decir lo que se piensa aunque sea políticamente y “progresivamente” incorrecto.
    Clarita, recibe el día después a los ciudadanos de Segovia y escucha lo que necesitan, que a lo mejor no es tanta cultureta ni siquiera ascensores!!!

    Post a Reply
  5. …Y después al camello de los 19.000 euros de la cabalgata.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *