web analytics

Cartelera Segovia: Resucitado

Luis-CallejoResucitado, una producción americana donde tenemos el placer de ver al paisano Luis Callejo (bien es verdad que en funciones de bellaco, en la imagen),  es un film irregular, pero como dijo un amigo a la salida del cine, entretiene, mantiene la atención. No está mal. Nada mal.

La verdad es que el arranque no puede ser mejor. Aunque respira desde el principio una cierta carencia de medios, empieza con pulso, con una carga de las legiones romanas bien documentada, con rigor, pero algo sobria  en cuanto a la ejecución. A continuación nos enfrenta a un misterio apasionante. Estamos en el siglo I, en Israel. El gobernador Pilatos está nervioso por la inminente visita del emperador Tiberio, lo que enciende los ánimos anti-romanos de los judíos. Así las cosas, la muerte de un supuesto profeta en la cruz y la posterior desaparición de su cadáver amenazan con desestabilizar el precario equilibrio, de donde Pilatos encarga al tribuno (Joseph Fiennes) encontrar el cuerpo a la de ya.

Estamos pues ante una original aproximación a la resurrección de Jesús en clave policiaca-bélica. Y hay que decir que durante la primera mitad este planteamiento mantiene de sobras la atención. El atormentado pero racionalista tribuno enfrentado a un misterio cada vez más irresoluble, cada vez más hundido en cuerpos en putrefacción, a cada minuto más y más carente de sentido.

ResucitadoPero llega un punto en que el misterio debe resolverse. Y hablando de la resurrección esa solución pasa por alguna explicación heterodoxa, imanente, a lo Robert Graves en Rey Jesús, o bien entrar de lleno en la cuestión trascendente. Cabía otra opción, dejarlo en tablas, pero eso hubiera precisado un guión portentoso digno de 3 Oscars.

Kevin Reynolds, el director, se abona al final trascendente. El tribuno descubre a Jesús e inicia su  personal itinerario de redención. De manera que lo que era cine policíaco se convierte en cine religioso del antiguo, del que ya no se hace, del tipo Rey de Reyes, La Lanza de Longinos o La Túnica Sagrada. Bienintencionado pero algo viejuno para estos tiempos frívolos que vivimos. Y esta es la cosa. Esta película gustará, y mucho, y se la recomiendo, a todos los católicos, pero bastante menos a los agnósticos. Para los primeros la solución al misterio tiene sentido, es casi un documental; para los segundos en cambio es un hilo argumental fallido, poco o nada sorprendente.

Lo peor no es eso. Resucitado mantiene pero que muy brillantemente el tipo (con algo de carestía de medios, pero solo algo) mientras es cine peplum. Hay acción, tensión dramática, hay una crucifixión que desazona de la burrada de castigo que supone, hay una correctísima ambientación (parcialmente rodada en España), una banda sonora excepcional. Ahora bien, cuando se adentra en el cine religioso parece como si se hubieran acabado definitivamente los  cuartos y el director tirase del recurso de caretos, de primeros planos para intentar traducir los sentimientos encontrados que produce la confrontación iluminadora con el misterio. De esta manera obliga a los actores a sobreactuar de lo lindo. Con todo, ya digo, los pilares de la trama están bien asentados y la documentación histórica es pasmosamente buena. Elementos que la convierten en merecedora de su visionado en el cine. Especialmente en Semana Santa o, ya que no llegó aquí en tiempo y forma, hasta el Corpus.

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *