web analytics

Tenemos lo que tenemos

Bajo el lema “estado autoritario”, alrededor de 12 personas, algunas más en otras provincias de Castilla y León, quisieron desafiar el primer día de toque de queda en nuestra Comunidad. No voy a entrar en el desconocimiento de convocantes, que no saben distinguir entre políticas autonómicas y estatales, pero sí en el trasfondo de las diferentes convocatorias donde subyace una aparente defensa de la “libertad”.

Y de nuevo nos tenemos que remitir a unas palabras de la dirigente alemana, Angela Merkel, que decía que la “libertad no es hacer lo que cada uno quiera. La libertad, en estos momentos, es responsabilidad. Hacia ustedes, hacia sus propias familias y hacia todos nosotros”.

Decía Igea que ojalá tuviera una Merkel o un Macron, pero que él tenía lo que tenía. Y comparto sus palabras, nosotros tenemos lo que tenemos, le tenemos a él y al presidente Mañueco, que se ha paseado durante toda esta semana por varios medios de comunicación nacionales, sin que nadie le preguntara por una sola medida propositiva, ni ahora ni durante el verano, que no tuviera que ver con confinamientos ni restricciones.

Nadie le ha preguntado, por qué mientras este mismo mes se anunciaba una nueva subvención de 3,12M€ para Renault, una más, se permitía 20 días después el despido de 300 trabajadores de la fábrica de Palencia.

Nadie le ha preguntado, por qué durante el verano con aumentos de población que se duplicaban y triplicaban en nuestros pueblos ha mantenido las consultas cerradas. Tampoco por qué no se ha reforzado de manera adecuada nuestra Sanidad.

Tampoco le han preguntado por qué decenas de centros educativos todavía están esperando refuerzos de profesorado y de espacios para que puedan impartir las clases con todas las medidas de seguridad. Ni tampoco por qué decenas de equipos directivos quisieron dimitir ante la falta de previsión de la Junta de Castilla y León.

Y tampoco nadie le pregunta por qué nuestros mayores, nuestros niños, nuestros jóvenes, y en general toda la población sigue sin un plan de ocio alternativo seguro, y solo se encuentran en el camino restricciones y eliminación de actividades.

El problema, es que esta falta de acción por parte de todas las administraciones, aunque la autonómica sea la principal gestora de los servicios públicos en nuestra Comunidad, unida a la crispación política, la falta de propuestas y el tacticismo en busca de votos, genera un peligroso y tergiversado discurso en la sociedad sobre la “libertad”.

Detrás de la palabra “libertad” que sale de la boca de muchos dirigentes, y manifestantes, en contra de las medidas restrictivas, se esconde un peligroso discurso individualista, que de nuevo, como hiciera la crisis de 2008 trata de culpabilizar al más débil y trata de imponer la ley del más fuerte. Y no quiero decir con esto que las restricciones sean correctas, sino que son inservibles si no van acompañadas de otras medidas.

Sirva como ejemplo bastante ilustrativo las declaraciones de la patronal de Valladolid en mayo de 2020, cuando pedía a la Junta de Castilla y León más celeridad en el paso de fase, sin importarle las personas mayores ya que “no eran una sociedad productiva”.

Y es que ese es nuestro verdadero problema, que no tenemos ni un concepto de sociedad y que nuestra vida se nos plantea como meros seres productivos, y donde incluidos los cuidados, en todos los aspectos de la vida, han quedado relegados a meras transacciones económicas que solo buscan un beneficio.

Parece que las Administraciones Públicas no han aprendido nada de esta pandemia, repitiendo durante los pocos meses de respiro las mismas políticas realizadas hasta el momento que hicieron colapsar el sistema individualista creado durante años: privatizaciones de servicios públicos, hormigón, paguitas millonarias a empresas que reparten dividendos y una gran apuesta a un sector precario e inestable como es el turismo. Políticas fallidas que nos vuelven a poner en una situación de riesgo, en la casilla de salida.


Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Ex-procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

3 Comments

  1. Tú comunismo de Secta sí que está fallido. Tenemos lo que tenemos porque muchos ignorantes votaron al Psoe-Potemos-Erc-Bildu/Eta. A Irene Montero, la cajera que despide a Teresa Rodríguez, estando de Maternidad. Gente sin escrúpulos, sin experiencia, indignos de cualquier sociedad democrática avanzada. Eso lo hace Amancio Ortega y le quemáis la empresa. Señora, el trabajo lo crean las empresas, los autónomos y los demás trabajadores, no unos majaderos trincones metidos a políticos. Ahora vais a darnos cachos de pan y una cartilla de racionamiento para poder ser Venezuela o la Urss?. Esa es la Igualdad? , matarnos de hambre?, ahora que nos vais a subir los impuestos, repartiréis la pobreza entre todos? ,excepto vosotros que casi os subís el sueldo de Diputados. Eso es lo que os gustaría, además de odiar la DEMOCRACIA (6 meses suspendido el Parlamento) y la LIBERTAD, que es lo que más odia un Comunista. En qué parte del Planeta ha gestionado bien algo un Comunista?. Yo se lo digo: En Suiza, en sus cuentas corrientes.

    Post a Reply
  2. Diga que sí Señora Natalia, una reunión de 12 sin banderas ni capuchas, que al pedir los datos se los ofrezcas a la policía sin agredirles y no quemando contenedores, no es una manifa en condiciones!!

    Post a Reply
  3. Natalia, las manifestaciones para “salvar vallecas@” las defensas con ímpetu,aun siendo tan absurdas como estás…eso no es hipocresía y sectarismo???..piensa un poquito por ti misma..que pareces inteligente..

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *