web analytics

Aullidos estivales

El verano siempre es una época propicia para difundir mensajes y buscar notoriedad en las propuestas políticas. El descanso genera una mayor avidez por la información y esta se digiere de una forma más sosegada y crítica. Las fuentes de información primarias se reducen considerablemente y se multiplica la actividad en las redes. Todo ello crea un clima propicio para que los políticos y formaciones más inquietas se lancen a la conquista de lectores, oyentes y televidentes. El problema radica en que en muchos casos lo único que estos perciben son aullidos estivales, sin más,  que lejos de persuadir a sus receptores les alejan aún más de quienes los emiten.

Este último verano está siendo paradigmático en aullidos, o si lo prefieren en la trasmisión de sandeces y tonterías poco meditadas que en términos netos no aporta nada más que ruido. Creo que no hay ni una sola formación política de ámbito nacional que pueda salirse de este espectro. Todos compiten por aparecer en los medios día tras día para ganar notoriedad, aprovechando que la competencia en principio no tiene una mayor barbaridad que aportar que la propia. Si se carece de una propuesta o contenido consistente, da igual; se da a la máquina de pensar excentricidades. Hay que tener en cuenta que para que la propuesta informativa tenga éxito ha de ser singular, debe diferenciarse claramente del contario y propagarse en los medios como si se tratarse de una epidemia, y a su vez complementarla en las redes sociales.

El alcalde de Sabadell ha sido uno de los que nos ha deleitado con las mayores ocurrencias de verano. Ha llegado a contratar una consultora para ilustrarnos a todos los españoles con sus finezas. Ahora resulta que todos los grandes autores de la literatura española, entre ellos Machado, son sospechosos de formar parte de una cultura españolista anticatalana. Claro que otras han abogado por pedir el auxilio a la ONU ante una potencial aplicación de un precepto constitucional en Cataluña. Está claro que el denominado procés parece estar inoculando un virus maligno que altera el equilibrio neuronal. Lo hemos visto estos días con el desgraciado atentado de las Ramblas. El presidente de la Generalitat con el consejero de interior y el Mayor de los Mossos d’ Esquadra se han lanzado a instrumentalizar la seguridad ciudadana en una campaña para demostrar la consistencia de un hipotético futuro estado catalán. Se han prodigado en todos los medios de comunicación, en lugares emblemáticos, como el Nou Camp con traje de campaña, y han intentado monopolizar toda la información y acaparar el protagonismo de su actuación. Por cierto, no exenta de polémica a nada que se analice con espíritu crítico su actuación. Sólo el shock provocado por el trágico suceso de la Rambla y la necesaria unidad en la lucha antiterrorista puede explicar el pacto de silencio político y mediático. Tomemos nota para el futuro.

Venezuela nos ha dejado alguna de las momentos más notables de este esperpento de verano. Hemos podido oír y ver como el dictador Maduro era presentado por la vanguardia pseudoprogresista de este país, integrada por Podemos e IU, con voces de Echenique y Garzón, como el adalid de la izquierda ortodoxa. Claro, que poco afortunado ha estado otra vez el alcalde de Valladolid sacando la cara por el régimen venezolano y culpando de la situación a todos los venezolanos. No le ha faltado tiempo al ideólogo en la sombra del nuevo PSOE para recordar que uno puede ser alcalde de su ciudad, pero no alcalde del mundo; al menos así lo ven desde Cataluña, a la vez que intenta sacarle del sopor que le produce el tema catalán al ocurrente alcalde vallisoletano. El verano también nos ha recordado que Madrid puede convertirse en una nación –oportunidad única, sin duda-, y que la Guardia Civil cuando actúa bajo órdenes puede convertirse en esquiroles del poder. Interesantes reflexiones para no echar en olvido.

Hay quienes han utilizado el verano para esconderse y evitar que hablen de ellos. Y si no que se lo pregunten al ministro de Justicia. Entre tanta majadería, él y otras como la ministra de Trabajo, han tenido un verano jamás soñado: ¿Quién se acuerda ya de sus tropelías? O el propio Rajoy, que siempre aprovecha la falta de marcaje para potenciar su presencia de hombre de Estado. Van a tener la oportunidad de comprobarlo en su comparecencia ante el pleno para recordarle su responsabilidad política en el caso Gürtel. Se escabullirá, una vez más, y acabará recordando e instrumentalizando la actuación del Gobierno en la crisis catalana y el atentado, y recordará uno a uno los aullidos de verano. Tiempo al tiempo.

El verano es una magnífica oportunidad para hacer llegar propuestas y mensajes consistentes. Algunos lo sabemos bien por experiencia. Pero para ello ha de existir una base sustantiva y nunca improvisada. La información sin fundamento no sólo se convierte en ruido sino que al final se vuelve como un boomerang. El populismo es pan para hoy y hambre para mañana. Aprender de los errores siempre es una gran inversión de futuro. Esperemos que el próximo verano ofrezca más consistencia informativa y menos ruido. Por el bien de todos.

 

Author: Juan Luis Gordo

Diputado del PSOE en el Congreso por Segovia.

Share This Post On

4 Comments

  1. Por favor Sr Gordo deje de adoctrinarnos que ya vamos teniendo una edad para saber cada uno por donde anda y más vale que usted se hubiera dedicado este verano aullarnos las noticias que desde su partido nos han llegado y ninguno de ustedes nos han explicado. De por que usted lo deja, de como se han quedado las relaciones de usted con su partido, de como se va ha desarrollar su sucesión.
    Que nos habla de cosas de Venezuela, de Cataluña y algo más que de verdad no creo no que a los segovianos en esta época estival nos llame la atención

    Post a Reply
  2. Me parece, José Luis que se te ha olvidado otros aullidos y los hemos tenido muy cerca, me refiero a los múltiples incendios forestales. Que desidia la de esta comunidad que ve esto como algo irremediable.con un consejero detrás de los incendios de una manera patética.y pensar que esto estaba cantado y anunciado¿ Pero qué hacemos?.

    Post a Reply
  3. Ahora que acaba ya el verano esperamos se le vea trabajar para los que representa, que no pueden corformarse con este artículo que nos señala lo que todos ya hemos visto.

    Post a Reply
  4. Sin duda Señor Gordo,cada dia nos sorprende mas,o mejor dicho,no deja de sorprendernos.
    La verdad pura y dura es que Ud esta donde esta gracias a los votantes del PSOE,esos a los que Ud traiciono
    absteniendose en la proclamacion de Rajoy como presidente (algun dia nos contara por que) y los que con su voto a Pedro Sanchez le dijero alto y claro que se marchara,que se marchara para siempre y a poder ser que se llevara consigo a sus pupilos,palmeros y estomagos agradecidos…
    Y ahora va y para ir cerrando capitulos dispara contra todo y contra todos,sea “buen futbolista” y despidase de la aficion como dios manda Carajo,que lo de hablar mal de los compañeros a demas de ser muy feo esta mal visto en este negocio de la politica y tarde o temprano pasara factura…
    Ya sabe que algunos de su partido dicen aquello de que valen mas por lo que callan que por lo que cuentan.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *