web analytics

Un socavón por la riada del Clamores obliga a desalojar un edificio

Dos edificios de la plaza Aurelio Hernández, en San Millán, fueron desalojados durante la noche del 26 de agosto a consecuencias de un enorme socavón, colindante a las casas como consecuencia de las tormentas. La medida ha afectado a 15 vecinos, realojados momentaneamente en casas de familiares o por cuenta de los servicios sociales del Ayuntamiento de Segovia.

Por esa zona discurre canalizado subterráneamente el Clamores, que actúa como desagüe de aguas pluviales de gran parte del casco urbano de Segovia. La súbita avenida fluvial multiplicó por diez en apenas unos minutos el caudal medio del río lo colapso y reventó un tramo crítico del colector, justamente bajo la plaza, donde el colector traza una curva para embocar su salida en Sancti Spiritu. El agua saliendo a presión erosionó el subsuelo dejando sin sustentación el asfalto. Se produjo un enorme agujero que literalmente se tragó un vehículo aparcado justo encima, y poco después una furgoneta. Movilizada policía local y bomberos, y ante el temor que la erosión hubiera dañado la estabilidad de los edificios, se optó por su desalojo preventivo.

Ha sido el suceso más grave del episodio tormentoso, que de un modo u otro ha afectado en la provincia. En la capital, donde se registraron 35l/m², también ha reventado el colector de aguas residuales que conecta la conducción general a la depuradora, a la altura del Molino de los Señores, en el Eresma a pocos metros del Arco de la Fuencisla.  ,Hay decenas de bajos y subterráneos inundados. Igualmente se han registrado múltiples casos de obturamiento de colectores, uno de los más graves, en el Santuario de la Fuencisla. Ha sido un fenómenos de «avenida súbita», mucha agua afluyendo a ríos y arroyos en apenas unos minutos. Para hacerse una idea, y según datos de la Confederación, el Ciguiñuela pasó de llevar apenas 0,3m³ a más de 10.

Sin luz en Sacramenia

En lo concerniente al tráfico, las situaciones más peliagudas se han vivido en la comunidad de Villa y Tierra de Fuentidueña, donde ya en la mañana del 27 de agosto, la Diputación de Segovia se afanaba en allanar boquetes y desprendimientos en diversas carreteras. En Sacramenia, Fuentidueña y  los Valles estuvieron sin luz ni teléfono desde las 7 hasta pasada la medianoche. «Las carreteras están embarradas, llenas de lodo y guijarros. Un paisaje fantasmagórico desde Fuentidueña a Sacramenia con la niebla producida por la evaporación. Estuvimos con velas y menos mal que tenemos dos pequeñas lámparas solares», explicaba un vecino.

Las carreteras más afectadas son la Fuentidueña y Sacramenia (SG-V-2425), tramo que ha tenido que ser cortado para proceder a realizar estos trabajos de limpieza, así como el comprendido entre Burgomillodo y San Miguel de Bernuy de la SG-V-2411.

Tramo cortado entre Sacramenia y Fuentidueña.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *