web analytics

Víctimas de las encuestas

EncuestaPPSeg2015Pintan bastos para IU y UPyD. Según datos parciales extraídos de la encuesta interna del PP, ninguna de las dos formaciones estará en el pleno del Ayuntamiento de Segovia. Todo un mazazo para dos formaciones que, una en el campo de la movilización social, y la otra en el de la regeneración política, han trabajado sin comparación posible con cualquier otra. Por si esto fuera poco, y hurgando en la herida, resulta que UPyD no ha encontrado gente para una plaza tan emblemática como Cuéllar. En tanto IU no estará en el ayuntamiento de Palazuelos, uno de los pocos en Castilla y Leon en el que ha llegado a gobernar.

Si movilizar la calle sirviera para ganar alcaldías, Ángel Galindo sería, fijo, el relevo de Luquero. Son incontables las manifestaciones, concentraciones, marchas y protestas dinamizadas por la gente de IU y los que van en su lista. Por lo mismo, hay que decir que de todo el vergonzoso asunto del fin de Caja Segovia no sabríamos nada sin el tesón y esfuerzo de Luciana de Miguel y Andrés Herzog. Más digo;  muy probablemente, sin la presión de  UPyD montando el Cristo en los tribunales, todos estos jubilados de pensión mileurista que sin comerlo ni beberlo vieron transmutados en chicharros de Bankia sus ahorros –el sudor de toda una vida- no habrían recuperado ni un duro.

Pero del mismo modo que más de un ladrón saldrá de rositas del caso, difícilmente UPyD e IU obtendrán premio por sus esfuerzos. Enormes, considerando la precariedad de medios en que se mueven y la poca gente que son, a la hora de la verdad. La vida –y la política menos- no es justa.

Explicar porqué, y salvo vuelco en las urnas, ambas formaciones parecen condenadas al underground es fácil. Y ojalá me equivoque.

UPyD-Luciana-corruptos1(p)A UPyD le pasa factura la distancia entre lo que es y lo que dice ser.  Se presentó como el adalid de la regeneración; como una metodología de purga del sistema dentro del sistema.  Transparencia. Democracia interna, jaleaban con las caras rosadas de ilusión. Sin embargo, llegado el caso, su jefa, Rosa Diez, y su cúpula, se ha comportado como cualquier caciquillo de aparato provincial.  ¿Democracia interna? ¡Faltaría mas! Me reúno con el comité que yo mismo he nombrado y allí me lo guiso y allí me lo ratificó: soy cojonudo, soy el number one. Y para general pasmo, la gente de UPyD, en lugar de echarles a patadas, se ha expulsado a si misma.

Al final, los partidos –todos-  son lo que son, meras herramientas para la consecución del poder. Y hete aquí que unos advenedizos, Ciudadanos, montando en tres minutos listas y llenándolas como sea y con quien sea, amenazan seriamente con borrarles del mapa. Por no hablar de otros engendros localistas, al servicio de egos despechados y a la caza del voto tontaina.

GalindoIULe pasa lo mismo a IU.  Ha aparecido en la arena política una nueva generación. Gentes de 30 años a quienes la política aparatocrática había cerrado las puerta (simplemente no hay cama para tanta gente).  Creo que inicialmente IU se sintió cómoda con Podemos, y por eso no lo vio venir. Chicos que llegado el momento nos votarán. Pero estos chicos ya no hablan el mismo idioma.

¿Qué idioma hablan?  Confían en el poder regenerador de los círculos y las redes, pero ya no esperan nada del sistema.  Es un lenguaje en construcción, cabalístico y mítico todavía. Pero les creo cuando dicen que el cambio real exige un nuevo sistema.

Creo que se lo creen, claro. En realidad “fuera del sistema” no existe. La democracia, en el fondo y en la forma, es un blindaje jurídico  contra la tiranía. Un mecanismo de participación del pueblo en la elección del príncipe. De este modo, y precisamente,  se estabiliza el sistema y se blinda contra los procesos revolucionarios.  Puro y duro statu quo.

A medida que cala esta realidad, a medida que  la asamblea se vuelve más taciturna, cansina y aburrida, más se quema el personal y más se pregunta ¿soy yo el que cambia el sistema o es el sistema el que me está cambiando a mí?

Lo único antisistémico que puede haber en democracia es el totalitarismo. Pero me consta que esa lección, tan evidente si acudes a los libros de historia, no queda bien en Twitter y se aprende mejor sufriéndola en carnes.

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *