web analytics

Un ‘thriller’ briquero: la gacería entra en la novela

“Por fin el rodoso llegaba a la Plaza de la Jaima del vilorio de destino. Ya eran arba los días trascurridos desde que partieron del Vilorio Sierte.” Así empieza Una gacería de verano, un thriller briquero escrito por Mauro Enrique Martín de Lucas y que, como particularidad usa el tradicional argot de Cantalejo, la gacería. Por así decir, la primera novela que usa ampliamente la germanía local.  Más ejemplos. “Como cada brejé -y ya había perdido la cuenta de cuántos fueron- en la mañana de San Marcos, Fausto y su familia tomaban la polvorosa con rumbo a los vilaches, donde vender los chiflos fabricados en el otoño y el invierno pasados, como hicieron sus sievos y los sievos de sus sievos durante generaciones”.

La novela nos traslada a los tiempos en que no pocos vecinos de Cantalejo se ganaban la vida fabricando trillos, para venderlos pueblo a pueblo. Fausto, Juana, Laura, Joaquín y Marían Luisa son una familia de trilleros que, como cada año, llegan a un pueblo de Toledo para vender sus cribas, trillos y demás. Un luctuoso suceso, la muerte de un pastor, romperá la rutina del viaje.

“En la novela encontrarás vocablos y frasens en gacería, tal y como yo las escuchaba cuando era pequeño, allá por los sesenta y los setenta”, explica Mauro. La gacería no es un idioma, es un argot, quiere decirse que lo que realmente le da el toque al texto en la continua referencia a palabras briqueras, tanto en las conversaciones como en las explicaciones del narrador. Que se sepa, es la primera vez que se emplea la gacería como herramienta creativa. El argot de los trileros, exclusivo de Cantalejo y filtrado al habla popular de los vecinos y hoy en declive, ha sido pormenorizadamente estudiado, compendiado, grabado y publicado diálogos, pero nunca antes utilizado de modo sistemático como lengua narrativa. El autor mantiene un blog, Hablando en gacería, donde se abunda en más aspectos de la novela y la etnografía de Cantalejo, por supuesto, en gacería.

Author: Cultura

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *